Tiempos nuevos, nuevas iniciativas

Mons. Sebastià Taltavull             Cuando nos decidimos a ser una «Iglesia en salida», con el encargo de Jesús de ir a todos los pueblos y hacerlos discípulos suyos (Mt 28,19), existe la previsión de nuevos escenarios para la evangelización y nuevas iniciativas como respuesta a los desafíos que el momento actual nos presenta. Jesús nos pide a cada cristiano y a cada comunidad «salir de la propia comodidad y atrevernos a llegar a todas las periferias que necesitan la luz del Evangelio» (EG 20).

Nos lo dice así el Papa Francisco: «Fiel al modelo del Maestro, es vital que hoy la Iglesia salga a anunciar el Evangelio a todos, en todos los lugares, en todas las ocasiones, sin demoras, sin asco y sin miedo. La alegría del Evangelio es para todo el pueblo, no puede excluir a nadie.» (EG 23). Si los tiempos nuevos que vivimos piden un también planteamiento nuevo de las estructuras eclesiales, tenemos que hacer lo posible para que no condicionen el dinamismo evangelizador que ponemos. Al contrario, que tengan vida nueva y auténtico espíritu evangélico. Cuando esto no existe —dice Francisco— cualquier estructura nueva se corrompe en poco tiempo.

Tanto el nuevo planteamiento territorial —pasamos de once arciprestazgos a seis—,  como todo lo que se piense, se programe y se realice desde las vicarías y delegaciones episcopales junto con los servicios que ofrezcan, queremos que tengan la dinámica de la sinodalidad, es decir, el estilo de caminar juntos, trabajar en red y actuar bien complementados y coordinados. Entre todos, hacemos el esfuerzo y rezamos para que sea así. Es un gesto de conversión personal y pastoral. Los nuevos tiempos requieren nuevas iniciativas que nos lleven a atender nuevos escenarios. Debemos confiar en el Señor y no tener miedo.

Ser una «Iglesia en salida», que va a lo esencial, pide actitudes valientes de comunión y tener muy clara y definida la misión. Por ello, debemos pensar no solo en ser una Iglesia que se construye desde dentro, sino en ser la que sale a la intemperie a dialogar con las nuevas culturas y compartir las alegrías y esperanzas, las tristezas y angustias que encontramos.

+ Sebastià Taltavull

Obispo de Mallorca

Mons. Sebastià Taltavull Anglada
Acerca de Mons. Sebastià Taltavull Anglada 98 Articles
Mons. D. Sebastià Taltavull nace en Ciutadella de Menorca (Baleares), el 28 de enero de 1948. Después de los primeros estudios en la Compañía de Maria y en el Colegio salesiano, el año 1959 ingresa en el Seminario diocesano de Menorca y cursa los estudios de Humanidades, Filosofía y Teología. El 23 de septiembre de 1972 recibe la ordenación sacerdotal en la Catedral de Menorca, después de cursar estudios en la Facultad de Teología de Cataluña y obtener la Licenciatura en Teología dogmática. CARGOS PASTORALES El mismo día de la ordenación sacerdotal es nombrado Director de la Casa diocesana de Espiritualidad de Monte-Toro (1972-1984) y Delegado diocesano de Juventud (1972-1989). Dos años después, Rector del Santuario Diocesano de la Virgen de Monte-Toro, Patrona de Menorca (1975-1984). Es elegido Secretario del primer Consejo Diocesano de Pastoral (1973-1977) y Secretario del Consejo del Presbiterio y Colegio de Consultores (1983-1989). Fue Consiliario del Movimiento de Jóvenes Cristianos, de grupos de Revisión de Vida del MUEC y de Escultismo entre 1977 y 1989. Recibe el encargo de Formador (1977-1984) y Profesor de Teología dogmática (1977-1994) del Seminario y del Instituto Diocesano de Teología. Fue Rector del Seminario Diocesano de 1995 a 2002. El año 1984 es nombrado Párroco de San Rafael de Ciutadella, cargo que ejerce hasta 1992, año en que es nombrado Consiliario del Centro Catequístico de San Miguel (1992-2005). El 23 de septiembre de 1989 es nombrado Vicario General de la Diócesis de Menorca y Moderador de la Curia, cargos que ejerce hasta el año 2002, año en que es nombrado Párroco de Ntra. Sra. del Rosario de la Catedral y de San Francisco de Asís de Ciutadella y elegido Deán-Presidente del Cabildo y Penitenciario de la Catedral (2002-2005). Le es asignada la tarea de Moderador de la Asamblea Diocesana de Menorca celebrada entre los años 1996-1998. Además de trabajar en el Secretariado Diocesano de Catequesis en los Departamentos de Catequesis de adolescentes y jóvenes (1973-1995) es nombrado Delegado Diocesano de Catequesis (1989-1995) y forma parte del Secretariado Interdiocesano de Catequesis de Cataluña y Baleares (SIC), dedicándose especialmente a la catequesis de adolescentes, jóvenes y catequesis familiar. Como Consiliario ha trabajado en los Equipos de Matrimonios de Nuestra Señora (1988-2005) y se ha dedicado a la preparación y formación de catequistas (1973-1998) y de los matrimonios-catequistas de grupos de Catequesis familiar (1998-2005). Para los años 2002-2005 fue nombrado Delegado Diocesano de Medios de Comunicación Social y para las Relaciones Institucionales. Fue nombrado Obispo Auxiliar de Barcelona por Benedicto XVI el 28 de enero de 2009 y recibió la Ordenación episcopal el 21 de marzo de 2009. Es administrador apostólico de Mallorca desde el 8 de septiembre de 2016. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social y Pastoral Social. Anteriormente, fue miembro del Consejo Asesor de la Subcomisión de Catequesis y desde junio de 2005 Director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Pastoral de la Conferencia Episcopal Española hasta su nombramiento como Obispo. Desde 2009 hasta 2011 fue miembro de dicha comisión. En 2011, fue elegido Presidente de dicha Comisión.