Parroquias en Facebook: un púlpito online con numerosas ventajas

Noticias, avisos y eventos son las publicaciones que mayoritariamente comparten varias parroquias. Analizamos la presencia en Facebook de algunas comunidades de la diócesis.

Las nuevas tecnologías y las redes sociales han abierto un amplio abanico de posibilidades para la comunicación. Bien lo saben las empresas, los medios de comunicación, las agencias de publicidad… e incluso las parroquias, que han descubierto en ellas un nuevo púlpito digital con el que multiplicar sus mensajes en el mundo online. Además de la propia diócesis y otros organismos de la pastoral sectorial, en los últimos años son varias las comunidades parroquiales que han abierto perfiles en Facebook con intenciones bien distintas, desde anunciar cambios en los horarios de misas a informaciones sobre actividades, celebraciones e, incluso, funerales. Todo, destinado tanto a los propios feligreses como a las gentes del entorno donde se realiza la acción pastoral.

Es el caso de la parroquia de Salas de los Infantes, que dio el salto a Facebook hace apenas unos meses, después de contar con el visto bueno del consejo pastoral parroquial y tras descubrir cómo otras parroquias de la provincia disfrutaban de las ventajas de la red social. El diácono Isaac Hernando es el encargado de gestionar la cuenta –un perfil como amigo, en este caso–, con la que pretenden «dar a conocer lo que hacemos tanto a nivel parroquial como arciprestal. También compartimos publicaciones de otras parroquias, de la diócesis y de otros organismos eclesiales que ofrecen formación, sin olvidar las noticias que se publican sobre Salas de los Infantes». Para Hernando es importante contar «lo que se está cociendo dentro de la parroquia» y constata que, desde que abrieran su perfil en Facebook el pasado mes de diciembre, el mensaje «llega más allá de los límites parroquiales» y «muchas personas agradecen el trabajo realizado porque ven cómo llevamos el anuncio del evangelio a través de estas actividades de apostolado».

Y es que, aunque pueda parecer extraño, la red social creada por Mark Zuckerberg se ha convertido en una gran aliada, sobre todo, de las parroquias rurales. De los perfiles localizados de comunidades diocesanas, las parroquias rurales llevan la delantera a las de la capital, sin olvidar otras cuentas de tono arciprestal. La Unidad de Atención Pastoral de Villarcayo, y las parroquias de Medina de Pomar, Espinosa de los Monteros o la ya mencionada de Salas son algunas de las cuentas más activas y con mayor número de seguidores.

«Queremos compartir y dar a conocer lo que se hace en la parroquia y de estar enredados con otros en la evangelización».

La parroquia de Santa Cruz de Medina de Pomar fue una de las primeras de la diócesis en saltar a esta red social. Lo hizo hace cinco años porque podían «llegar a más personas y contactar de forma especial con un público más joven» anunciando las actividades organizadas y publicando fotografías una vez desarrollado el evento. Según su párroco, Julio Alonso, también era una manera de «compartir y dar a conocer lo que se hace en la parroquia y de estar enredados con otros en la evangelización».

Aunque asegura que la interacción con el público que sigue la página es bastante limitada -básicamente se reduce a pulsar «me gusta» y dejan pocos comentarios- sí notan que la presencia en la red social hace que la información sobrepase los límites geográficos de la parroquia: «Te encuentras con alguna persona y te comenta que nos sigue desde Bilbao o desde Madrid o de Burgos porque tiene o ha tenido alguna relación con Medina y sigue de cerca lo que se hace en la parroquia».

Información y evangelización

También algunas parroquias de las grandes poblaciones de la provincia se han sumado a esta red social. En Miranda de Ebro, por ejemplo, las de San Nicolás de Bari (que también gestiona cuentas en otras redes sociales), el Buen Pastor o Santa Casilda mantienen perfiles bien activos. No sucede lo mismo en el caso de Aranda, donde solo tiene perfil la parroquia de la Vera Cruz y sí existe, sin embargo, una página arciprestal, aunque bastante desactualizada. Carlos Azcona es el responsable de comunicación en el arciprestazgo de Miranda y gestiona, además, la cuenta de Facebook de la parroquia del Buen Pastor, de la que es vicario. Están en esta red social desde noviembre de 2006 y, con el paso de los años, han saltado también a Twitter e Instagram. Asegura que estas plataformas les permiten «estar donde está la gente y hacernos presentes en sus vidas». Además, se inclinaron por las redes sociales porque era el mejor canal que les permitía comunicar con «su público», más que un blog o una página web.

En su caso, Facebook les permite también contactar con gente que ni siquiera va a la iglesia pero decide seguir a la parroquia en las plataformas online: «Nos piden amistad y luego interactúan con nosotros», asegura sorprendido. Además de publicar anuncios y álbumes de fotos de las actividades que realizan, utilizan la plataforma para hacer un anuncio más explícito del evangelio: «De manera esporádica, colgamos un breve comentario sobre el evangelio de cada domingo», una iniciativa que esperan regularizar durante el próximo curso pastoral.

En la capital, algunas parroquias también se han adentrado a comunicar en Facebook. Entre ellas, destacan como las más activas las de San Pedro y San Felices, San Martín de Porres, Nuestra Señora del Rosario, San Cosme y San Damián, San Josemaría, Hermano San Rafael o San Juan Evangelista.

(Archidiócesis de Burgos)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40702 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).