El verano, tiempo para resituarse

Mons. Sebastià Taltavull              Organizar la vida, el tiempo, el trabajo, los compromisos, las horas de ocio, el descanso, el deporte, las obligaciones…, no siempre resulta fácil. Muchos manifiestan sufrir una asfixiante saturación, hacen muchas cosas pero digieren pocas. Hay quien sabe compaginar tiempo y tiempo, aunque dicen que sin demasiado ton ni son; mientras que otros prefieren definir prioridades, humanizar actividades e ir poco a poco. El verano puede ser un buen momento para resituarse, para tomar una cierta distancia y ver cuál es el grado de calidad de cada cosa que hacemos.

Aun así, quién sabe si esta es una mezcla de todo un poco, como tantas veces nos pasa. Cuando solo hacemos cosas y sufrimos el estrés del activismo, no quedamos satisfechos: un cierto remordimiento nos dice que tenemos que poner un poco más de orden en la vida y en medio de tanta actividad recolocar cada cosa en el lugar que le corresponde, y lo que es totalmente accidental pase a segundo término y lo esencial pase a primero.

Es curioso que en el momento en que los apóstoles se reúnen con Jesús y le hablan de su actividad, de todo lo que han hecho y enseñado, Jesús les dice: «Venid vosotros solos a un sitio tranquilo a reposad algo» ( Mc 6,31). El descanso, pues, es necesario. Jesús lo aconseja.

Poner prioridades y/o preferencias es un buen principio de organización. Eso sí, con un referente bien definido que marque el valor que cada cosa tiene o le queramos dar. Aun así, todavía deberíamos concretar esta medida: quiero sugerir, en un primer intento, que la medida sea la voluntad de servir a las personas con el fin de procurar su bien y el de todos, siempre con preferencia de servicio a los más débiles. La primera preocupación no será, pues, dar cosas, sino darse uno mismo, ofreciendo tiempo, medios, calidad y esfuerzo.

Ciertamente, estamos ante la alternativa o bien de organizarnos la vida pensando solo en uno mismo o bien intentando pensar y servir mejor a los demás. Conviene tomar postura. De la decisión que se tome vendrá la calidad de los resultados.

+ Sebastià Taltavull Anglada

Obispo de Mallorca

Mons. Sebastià Taltavull Anglada
Acerca de Mons. Sebastià Taltavull Anglada 98 Articles
Mons. D. Sebastià Taltavull nace en Ciutadella de Menorca (Baleares), el 28 de enero de 1948. Después de los primeros estudios en la Compañía de Maria y en el Colegio salesiano, el año 1959 ingresa en el Seminario diocesano de Menorca y cursa los estudios de Humanidades, Filosofía y Teología. El 23 de septiembre de 1972 recibe la ordenación sacerdotal en la Catedral de Menorca, después de cursar estudios en la Facultad de Teología de Cataluña y obtener la Licenciatura en Teología dogmática. CARGOS PASTORALES El mismo día de la ordenación sacerdotal es nombrado Director de la Casa diocesana de Espiritualidad de Monte-Toro (1972-1984) y Delegado diocesano de Juventud (1972-1989). Dos años después, Rector del Santuario Diocesano de la Virgen de Monte-Toro, Patrona de Menorca (1975-1984). Es elegido Secretario del primer Consejo Diocesano de Pastoral (1973-1977) y Secretario del Consejo del Presbiterio y Colegio de Consultores (1983-1989). Fue Consiliario del Movimiento de Jóvenes Cristianos, de grupos de Revisión de Vida del MUEC y de Escultismo entre 1977 y 1989. Recibe el encargo de Formador (1977-1984) y Profesor de Teología dogmática (1977-1994) del Seminario y del Instituto Diocesano de Teología. Fue Rector del Seminario Diocesano de 1995 a 2002. El año 1984 es nombrado Párroco de San Rafael de Ciutadella, cargo que ejerce hasta 1992, año en que es nombrado Consiliario del Centro Catequístico de San Miguel (1992-2005). El 23 de septiembre de 1989 es nombrado Vicario General de la Diócesis de Menorca y Moderador de la Curia, cargos que ejerce hasta el año 2002, año en que es nombrado Párroco de Ntra. Sra. del Rosario de la Catedral y de San Francisco de Asís de Ciutadella y elegido Deán-Presidente del Cabildo y Penitenciario de la Catedral (2002-2005). Le es asignada la tarea de Moderador de la Asamblea Diocesana de Menorca celebrada entre los años 1996-1998. Además de trabajar en el Secretariado Diocesano de Catequesis en los Departamentos de Catequesis de adolescentes y jóvenes (1973-1995) es nombrado Delegado Diocesano de Catequesis (1989-1995) y forma parte del Secretariado Interdiocesano de Catequesis de Cataluña y Baleares (SIC), dedicándose especialmente a la catequesis de adolescentes, jóvenes y catequesis familiar. Como Consiliario ha trabajado en los Equipos de Matrimonios de Nuestra Señora (1988-2005) y se ha dedicado a la preparación y formación de catequistas (1973-1998) y de los matrimonios-catequistas de grupos de Catequesis familiar (1998-2005). Para los años 2002-2005 fue nombrado Delegado Diocesano de Medios de Comunicación Social y para las Relaciones Institucionales. Fue nombrado Obispo Auxiliar de Barcelona por Benedicto XVI el 28 de enero de 2009 y recibió la Ordenación episcopal el 21 de marzo de 2009. Es administrador apostólico de Mallorca desde el 8 de septiembre de 2016. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social y Pastoral Social. Anteriormente, fue miembro del Consejo Asesor de la Subcomisión de Catequesis y desde junio de 2005 Director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Pastoral de la Conferencia Episcopal Española hasta su nombramiento como Obispo. Desde 2009 hasta 2011 fue miembro de dicha comisión. En 2011, fue elegido Presidente de dicha Comisión.