¡Nos ha elegido para que seamos santos!

Mons. Sebastià Taltavull               La elección que Dios hace de cada uno de nosotros es un misterio de su amor. Nos lo dice la Palabra de Dios: nos eligió en Cristo antes de crear el mundo, para ser santos e irreprochables a sus ojos. Él nos destina a ser sus hijos por Jesucristo. Elección, santidad y amor. Aquí se condensa lo que Dios ha proyectado sobre nuestra vida para llenarla de sentido. Fijémonos: El origen, Dios que nos ama; el centro, Cristo; y la meta, la santidad en el amor. Para nosotros, esto es hoy de tanta actualidad como lo fue para las primeras comunidades cristianas, hasta hacer de ello celebración y vida.

Los profetas, en el Antiguo Testamento; los apóstoles, en el paso al Nuevo Testamento; y nosotros, elegidos desde el bautismo para llevar a cabo la misma misión, ahora la de anunciar a Jesús y el Evangelio. «Cada santo es una misión nos —dice el papa Francisco—, es un proyecto del Padre para reflejar y encarnar, en un momento determinado de la historia, un aspecto del Evangelio». Esta convicción de que marca nuestra identidad cristiana nos abre de nuevo los ojos a la forma de vivir nuestra vocación. En ella, cualquiera que sea dentro de la Iglesia, hay una intervención de Dios.

Al igual que Jesús, que llama a los doce apóstoles y los envía de dos en dos, también nosotros, aquí, en Mallorca, somos enviados en equipo, en comunidad, a hacer realidad la misma misión entre nuestra buena gente. Es el trabajo apostólico de cada uno y de cada comunidad parroquial y educativa, grupo de fe, asociación, cofradía y movimiento apostólico. Nos preparamos para unas orientaciones pastorales que juntos iniciaremos en comunión y en misión.

En este momento de nuestra Iglesia, Jesús nos propone una opción de mayoría de edad: quiere que nos dejemos acompañar y que acompañamos, quiere que escuchemos su enseñanza, que nos fijemos en sus obras y tomemos la decisión de actuar. Nos llama a ser santos asumiendo e introduciendo entre nosotros su estilo de vida junto con los valores evangélicos que hacemos nuestros cada día en la oración y en la meditación de su Palabra.

+ Sebastià Taltavull Anglada

Obispo de Mallorca

Mons. Sebastià Taltavull Anglada
Acerca de Mons. Sebastià Taltavull Anglada 98 Articles
Mons. D. Sebastià Taltavull nace en Ciutadella de Menorca (Baleares), el 28 de enero de 1948. Después de los primeros estudios en la Compañía de Maria y en el Colegio salesiano, el año 1959 ingresa en el Seminario diocesano de Menorca y cursa los estudios de Humanidades, Filosofía y Teología. El 23 de septiembre de 1972 recibe la ordenación sacerdotal en la Catedral de Menorca, después de cursar estudios en la Facultad de Teología de Cataluña y obtener la Licenciatura en Teología dogmática. CARGOS PASTORALES El mismo día de la ordenación sacerdotal es nombrado Director de la Casa diocesana de Espiritualidad de Monte-Toro (1972-1984) y Delegado diocesano de Juventud (1972-1989). Dos años después, Rector del Santuario Diocesano de la Virgen de Monte-Toro, Patrona de Menorca (1975-1984). Es elegido Secretario del primer Consejo Diocesano de Pastoral (1973-1977) y Secretario del Consejo del Presbiterio y Colegio de Consultores (1983-1989). Fue Consiliario del Movimiento de Jóvenes Cristianos, de grupos de Revisión de Vida del MUEC y de Escultismo entre 1977 y 1989. Recibe el encargo de Formador (1977-1984) y Profesor de Teología dogmática (1977-1994) del Seminario y del Instituto Diocesano de Teología. Fue Rector del Seminario Diocesano de 1995 a 2002. El año 1984 es nombrado Párroco de San Rafael de Ciutadella, cargo que ejerce hasta 1992, año en que es nombrado Consiliario del Centro Catequístico de San Miguel (1992-2005). El 23 de septiembre de 1989 es nombrado Vicario General de la Diócesis de Menorca y Moderador de la Curia, cargos que ejerce hasta el año 2002, año en que es nombrado Párroco de Ntra. Sra. del Rosario de la Catedral y de San Francisco de Asís de Ciutadella y elegido Deán-Presidente del Cabildo y Penitenciario de la Catedral (2002-2005). Le es asignada la tarea de Moderador de la Asamblea Diocesana de Menorca celebrada entre los años 1996-1998. Además de trabajar en el Secretariado Diocesano de Catequesis en los Departamentos de Catequesis de adolescentes y jóvenes (1973-1995) es nombrado Delegado Diocesano de Catequesis (1989-1995) y forma parte del Secretariado Interdiocesano de Catequesis de Cataluña y Baleares (SIC), dedicándose especialmente a la catequesis de adolescentes, jóvenes y catequesis familiar. Como Consiliario ha trabajado en los Equipos de Matrimonios de Nuestra Señora (1988-2005) y se ha dedicado a la preparación y formación de catequistas (1973-1998) y de los matrimonios-catequistas de grupos de Catequesis familiar (1998-2005). Para los años 2002-2005 fue nombrado Delegado Diocesano de Medios de Comunicación Social y para las Relaciones Institucionales. Fue nombrado Obispo Auxiliar de Barcelona por Benedicto XVI el 28 de enero de 2009 y recibió la Ordenación episcopal el 21 de marzo de 2009. Es administrador apostólico de Mallorca desde el 8 de septiembre de 2016. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social y Pastoral Social. Anteriormente, fue miembro del Consejo Asesor de la Subcomisión de Catequesis y desde junio de 2005 Director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Pastoral de la Conferencia Episcopal Española hasta su nombramiento como Obispo. Desde 2009 hasta 2011 fue miembro de dicha comisión. En 2011, fue elegido Presidente de dicha Comisión.