La escucha, el requisito de la comunicación con los jóvenes

Leticia Soberon en compañía de Joaquim Freitas

Leticia Soberón Mainero, del Dicasterio para la Comunicación de la Santa Sede, recientemente creado por el papa Francisco, dijo ayer a la Agencia Ecclesia de Portugal, que la relación de la Iglesia católica con los más jóvenes exige la disposición de “escuchar” a la juventud.

Tenemos que migrar de nuestro egocentrismo, de nuestra forma de entender, para ponernos al servicio, a la escucha de las personas”, apuntó la psicóloga Leticia Soberón, que ha participado en Portugal como ponente invitada en el Encuentro ibérico de las Comisiones episcopales de las Comunicaciones Sociales 2018,

Esta reunión anual entre los obispos españoles y portugueses responsables de la comunicación de la Iglesia, con la participación de expertos y profesionales, tiene lugar esta vez en la ciudad de Maia, de la diócesis de Oporto, y transcurre hasta este miércoles 4 de julio bajo el tema ‘La Iglesia católica y los jóvenes: entre la relación personal y la comunicación institucional’.

Para la consultora del antiguo Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales, que se integró en la Secretaría para la Comunicación de la Santa Sede y ahora convertido en Dicasterio, es necesario transmitir el mensaje con “nuevas formas, nuevas categorías, nuevos lenguajes”.

“Es necesario adaptar todo nuestro planteamiento, colocándonos en el lugar de las personas que van a consumir, elaborar y procesar el mensaje”, señaló Leticia Soberón. Una de las medidas “indispensables” para esa comunicación, añadió, es poner a los propios jóvenes a producir contenidos.

Para la experta, el próximo Sínodo de los Obispos sobre los jóvenes, que se celebrará en Roma el mes de octubre, es una oportunidad “estupenda” que abre el camino para que las nuevas generaciones tengan un espacio donde hablar “a su manera”. “Tienen mucho que decirnos”, concluyó.

Los obispos católicos de España y Portugal que pastoralmente siguen el ámbito de las comunicaciones escucharon también a Joaquim Freitas, director nacional adjunto del “Cuerpo Nacional de Escucha” (CNE), quien subrayó  la necesidad de realizar un “ejercicio de confianza” con los jóvenes, ya que “son lo suficientemente responsables” como para producir y compartir contenidos.

Los jóvenes, observó, deben ser “protagonistas en el ejercicio de la comunicación” de la Iglesia católica, a quienes toca formar dotándolos de conocimientos e instrumentos para mejorarla, creando en ellos la “conciencia” de que la capacidad de la tecnología no es buena ni mala en sí misma.

“La tecnología está para servirnos de ella tanto como se pueda”, precisó. Joaquim Freitas subrayó la importancia de encontrar el modo en el que el mensaje cristiano no se pierda “ni en el ruido ni en la complejidad del lenguaje”.

El conferenciante calificó de “hermosa lección” la experiencia del equipo de comunicación en el último campamento nacional del CNE. “Mejor que nadie, el propio joven es el más capacitado para comunicarse con otro joven”, sostuvo.

En Portugal la Comisión Episcopal de Cultura, Bienes Culturales y Comunicaciones Sociales está compuesta por los monseñores João Lavrador, Pio Alves, Nuno Brás y Amandio Thomas. El secretario de esta Comisión es Dr. Paulo Rocha, también director de la Agencia Ecclesia, mientras que el P. Américo Aguiar es el director del Secretariado Nacional de las Comunicaciones Sociales.

Procedentes de España, en este Encuentro anual participan también Mons. Ginés García Beltrán, obispo de Getafe y presidente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS), que estuvo acompañado por el obispo de Mallorca, Mons. Sebastià Taltavull Anglada, también miembro de la CEMCS, junto con el  director del Secretariado de esta Comisión, Rvdo. José Gabriel Vera Beorlegui.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37933 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).