Condenado un arzobispo australiano por no haber denunciado abusos

El arzobispo Wilson deja la Corte de Newcastle (ANSA)

El arzobispo de Adelaide, Mons. Philip Wilson, en los años ’70 era un sacerdote de la diócesis de Maitland-Newcastle y trabajaba con un sacerdote que terminó en la cárcel por abusos a menores. Los jueces han establecido que el prelado conocía los hechos y no ha informado a las autoridades civiles

En Australia, el arzobispo de Adelaide, Philip Wilson, de 67 años, ha sido condenado a 12 meses de reclusión por no haber denunciado un sacerdote, James Fletcher, que ha abusado de menores en los años ’70 y con quien colaboraba en la diócesis de Maitland-Newcastle. El sacerdote falleció en el 2006 en la cárcel, después de casi un año de detención, a la edad de 65 años. A mitad de agosto los jueces decidirán si conceder la detención domiciliaria a Mons. Wilson por motivos de salud.

En un comunicado los obispos australianos esperan que esta condena pueda dar “un sentido de paz y de curación a quienes han sido abusados por el fallecido sacerdote”, aunque reconocen que “los efectos de un abuso sexual pueden durar para toda la vida”. “Se necesita un gran coraje – afirman los prelados – para que los sobrevivientes se expongan para relatar sus historias. Los sobrevivientes han sido fundamentales en ayudarnos a aprender la lección de nuestra vergonzosa historia de abusos y ocultamientos”, sacada a la luz por la relación de la Comisión real de investigación.

Desde entonces – subrayan – la Iglesia australiana “ha realizado cambios sustanciales para asegurar que el abuso y el encubrimiento no sean más parte de la vida católica y que los niños estén al seguro en nuestras comunidades”. Los obispos concluyen confirmando su empeño para trabajar con quienes, en la Iglesia y en la sociedad, están buscando de “ejercer fuertes y coherentes estándares de salvaguardia” en Australia.

(Ciudad del Vaticano, vaticannews.va)

 

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 44850 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).