Cuatro nuevos sacerdotes para la diócesis de Coria-Cáceres


El próximo viernes 29 de junio recibirán el sacramento del Orden en el grado de presbítero, de manos del obispo Mons. Francisco Cerro Chaves, los cuatro nuevos sacerdotes de la diócesis de Coria-Cáceres

En la Concatedral de Santa María de Cáceres, con motivo de la solemnidad de San Pedro y San Pablo, y por la tarde a las 19:00 horas, recibirán el sacramento sacerdotal José Luis Suela Gil, Carlos Piñero Medina, Flores Hisado Becerra Robert Muthini Mutisya.

José Luis Suela Gil. Lema sacerdotal: “Totus tuus María et Iesu”.

¿Cómo te sientes ante el día de tu ordenación?

Emocionado, por el don recibido; un don totalmente gratuito e inmerecido, por esa llamada del Señor: “Ven y sígueme” y temor por fallarle ante esta nueva responsabilidad; pero sobre todo estoy sorprendido por valerse de una persona imperfecta, limitada y pecadora.

¿Qué pasaje del Evangelio o cita tienes en mente en este momento tan importante en tu vida?

Del texto de Jeremías: Me sedujiste Señor y me dejé seducir; dejarse moldear por Dios, como arcilla en sus manos. Como el final de las letanías al Sagrado Corazón: Jesús manso y humilde de corazón, haz nuestro corazón semejante al tuyo. El texto de Mateo 20: Cuando el propietario sale a buscar obreros a diferentes horas del día y a todos les paga lo mismo, aunque hayan ido a diferentes horas del día. El texto de san Juan donde se narra la vocación de Santiago y de Juan, donde preguntan al Señor dónde vive y Él responde “venid y lo veréis”.

¿Cuál quieres que sea tu estilo como sacerdote, cómo te gustaría que se refirieran a tu ministerio?

En estos momentos difíciles para la Iglesia y el mundo, me gustaría ser testigo, que mi sacerdocio fuese un sacerdocio de entrega a las personas, de gastarse y desgastarse por Cristo y sobre todo, que fuese un abandono total al Dios Trinitario. Ser sacerdote de todos, sin excepción, pero sobre todo de los más necesitados, de los que no cuentan, de los que están en las periferias. El texto del Buen Pastor debe ser el centro de mi vida sacerdotal: amor incondicional a Dios Trinidad, llevar las almas a Dios y darlo todo por Él.

Carlos Piñero. Lema sacerdotal: “Señor, Tú lo sabes todo; Tú sabes que te quiero”… Le dice Jesús: “Apacienta mis ovejas… Sígueme”. Juan 21:15-19.

¿Cómo te sientes ante el día de tu ordenación?

Me encuentro asombrado y con ilusión. Asombrado de lo generoso que ha sido Dios y su Iglesia conmigo, e ilusionado porque con Dios se puede todo, y esto te anima a vivir el ministerio con mucha esperanza y confianza.

¿Qué pasaje del Evangelio o cita tienes en mente en este momento tan importante en tu vida?

Juan 21:15-19: “Simón de Juan, ¿me amas más que estos?”… “Apacienta mis corderos… ¿me amas?… Pastorea mis ovejas… ¿me quieres?”… “Señor, Tú lo sabes todo; Tú sabes que te quiero”… Le dice Jesús: “Apacienta mis ovejas… Sígueme”.

¿Cuál quieres que sea tu estilo como sacerdote, cómo te gustaría que se refirieran a tu ministerio?

Cercano, entregado, alegre y misericordioso. Mi vocación ha sido fruto del testimonio, oración y vida de muchos de los que me rodean, que se han cruzado en mi vida y me han ayudado a que pueda hacer lo que Dios quiere para mi vida. ¡Quiero agradecer a tantas personas! Son un verdadero Don de Dios, que me acompañado durante estos buenos años del seminario.

Flores Hisado. Lema sacerdotal: “…en tu nombre echaré las redes”. lc 5, 5.

¿Cómo te sientes ante el día de tu ordenación?

En estos momentos lo vivo con asombro agradecido. Por un lado el Señor me da un gran don sin mérito alguno por mi parte y, segundo, muy agradecido por lo que el Señor ha obrado en mí y sigue haciendo.

¿Qué pasaje del Evangelio o cita tienes en mente en este momento tan importante en tu vida?

El pasaje del Evangelio que tengo en mente es más de uno. Uno de ellos es el Magníficat, donde la Virgen canta las obras que el Señor hace en ella, y el otro son las palabras de San Pedro en la pesca milagrosa: “En tu nombre echaré las redes”. Ante el don de Dios uno se lanza confiado a la tarea que el don conlleva

¿Cuál quieres que sea tu estilo como sacerdote, cómo te gustaría que se refirieran a tu ministerio?

En cuanto a qué tipo de sacerdote o cómo me gustaría que se me viera, me gustaría ser el hombre que ha conjugado con coherencia de vida los verbos ser y estar. Me explico, con el verbo ser me refiero a lo más interno, a mi identidad como presbítero, bien enraizada en la relación con Cristo y por ello puede no solo estar, sino saber estar allí donde el señor me envíe, acompañando a su pueblo en sus sufrimientos y soledades y también en sus gozos y esperanzas

Robert Muthini. Lema sacerdotal: “Haced lo que Él os diga” Jn 2, 5.

¿Cómo te sientes ante el día de tu ordenación?

Contentísimo aunque un poco nervioso. Me siento además, amado por el Señor, agraciado y sobre todo agradecido a Él, por este don inmerecido que ha dignado concederme. Cuento siempre con su gracia y misericordia para la misión que Él me confiará.

¿Qué pasaje del Evangelio o cita tienes en mente en este momento tan importante en tu vida?

El pasaje de las bodas de Caná, lema de mi ordenación sacerdotal, “Haced lo que Él os diga” Jn 2, 5. Me encanta este pasaje por dos detalles que aparecen: primero, ¿Quién son los quienes se han enterado del milagro? ¿Los comensales? ¿Los novios? Ninguno de ellos, sino los pobres sirvientes. Segundo, ¿Cuándo se produce el milagro? Cuando ellos humildemente obedecen a María y a Jesús, “haced lo que Él os diga”. Los testigos de los milagros de Jesús en toda la historia de salvación han sido los humildes y, los milagros solo se producen cuando uno obedece.

¿Cuál quieres que sea tu estilo como sacerdote, cómo te gustaría que se refirieran a tu ministerio?

Me gustaría ser quien he sido desde siempre, ser natural. Atender a las personas y acciones encomendadas como si Jesús me hubiera mandado con su propia boca y estuviera a mi lado mirándome como lo hago, es decir, con alma, vida y corazón. Apasionado con este don de ministerio, entregándome incasablemente al pueblo de Dios con preferencia a los pobres y todo desde la alegría, el amor y total confianza a Dios porque aunque camine por cañadas oscuras, nada temo, porque Tú vas conmigo, tu vara y tu cayado me dan seguridad.

(Iglesia en Coria-Cáceres)

imprimir

bookmark icon

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies