Gaudete et Exsultate

Mons. Luis Quinteiro           El 19 de marzo pasado, fiesta de San José, el Papa Francisco firmaba en Roma la Exhortación Apostólica “ Gaudete et Exsultate” sobre la llamada a la santidad en el mundo
actual.

Al comienzo de la Exhortación nos revela el Papa cual es la intención de este documento pontificio: “ hacer resonar una vez más la llamada a la santidad, procurando encarnar la en el contexto actual, con sus riesgos, desafíos y oportunidades”.

El mundo de hoy tiene la esperanza y el derecho de recibir de la Iglesia de Jesucristo muchos dones y la ayuda que Jesucristo prometió a su Iglesia y al mundo. Entre todas esas ayudas, el acompañamiento espiritual que todos necesitamos es una tarea a la que la Iglesia ha de dedicar lo mejor de sí misma.

Todos valoramos la extraordinaria personalidad del Papa Francisco. El mundo de
nuestro tiempo está impactado por la capacidad del Papa para hacer frente a los más difíciles retos que se le plantean a nuestra sociedad. Sin duda que el perfil que todos perciben del Papa al instante es el de un líder espiritual. El Papa Francisco es un hombre de Dios, no un estadista de mayor o menor envergadura.

Una de las dimensiones fundamentales de la personalidad del papa Francisco es la de maestro de espiritualidad. El papa Francisco es por vocación y por formación un maestro de espiritualidad que ha dedicado gran parte de su vida al discernimiento y al acompañamiento espiritual.

Hoy necesitamos maestros de espiritualidad, hombres y mujeres de oración y con las cualidades necesarias para acompañar a otros en su vida espiritual. Todos los sacerdotes, en su condición de pastores del pueblo de Dios, están llamados a desarrollar prioritariamente esta misión.

Esta Exhortación Apostólica está dirigida a todo el pueblo de Dios. El Papa lo subraya con gran fuerza , citando el Concilio Vaticano II : “ fue voluntad de Dios el santificar y salvar a los hombres, no aisladamente, sin conexión alguna de unos con otros, sino constituyendo un pueblo, que le confesara en verdad y le sirviera santamente” ( L.G.,9 ).

Subraya el Papa en este documento que hoy en día el hábito del discernimiento se ha vuelto particularmente necesario. Con frecuencia impedimos que el soplo del Espíritu actúe en nuestras vidas y es necesario que ejercitemos la libertad que el Señor nos dio para que, habiendo examinado nuestro corazón y los signos de los tiempos, podamos recorrer los caminos de la libertad plena en el seguimiento de Dios.

Os pido a todas las personas creyentes de nuestra Diócesis que acojáis con intensa
devoción esta extraordinaria exhortación del papa Francisco que nos llama a ser santos y santas en medio del mundo de hoy.

Especialmente encomiendo a nuestros sacerdotes la tarea de despertar y cuidar la
vocación a la santidad que surge por todas partes en medio de nuestras comunidades.

Con profundo afecto

+ Luis Quinteiro Fiuza
Obispo de Tui-Vigo

 

 

Mons. Luis Quinteiro
Acerca de Mons. Luis Quinteiro 55 Articles
Don Luis Quinteiro Fiuza, nace en Sabrexo (Vila de Cruces-Pontevedra) en el año 1947. Ingresa en el Seminario Menor de Belvís de Santiago de Compostela en 1958. Unos años después, en 1966, siendo seminarista mayor, comienza sus estudios teológicos en la Pontificia Universidad de Comillas (Santander) y, trasladada esta universidad a Madrid, obtiene el grado de Licenciado en Teología y realiza los cursos de doctorado. En Junio de 1971 es ordenado presbítero en Madrid, en la Iglesia de I.C.A.I. de los Padres Jesuitas. En 1978 va a Roma para ampliar estudios en la Pontificia Universidad Gregoriana. Durante esta estancia en la Ciudad Eterna, se especializa en Filosofía Contemporánea y realiza varios cursos y seminarios sobre el estudio y pensamiento de Karl Marx En 1981 asiste en Alemania a unos cursos da Hochschule für Philosophie de Munich. Es Doctor en Filosofía por la Pontificia Universidade Gregoriana de Roma, con una tesis sobre el Realismo Transcendental, en la que obtiene la cualificación de Summa cum laude. En su diócesis de origen ha desarrollado una intensa labor pastoral e intelectual: coadjutor de la Parroquia de San Juan, Director de la Residencia Universitaria “Burgo de las Naciones”, Formador y Profesor del Seminario Menor y Capellán de de la Residencia Universitaria “Padre Míguez” de las religiosas Calasancias de la Divina Pastora. En el año 1982 es nombrado Profesor del Instituto Teológico Compostelano y director del Centro de Formación Teológica de Seglares de la Archidiócesis. En el año 1992 será Director del Instituto Teológico Compostelano y en 1997, Rector del Seminario Mayor de Santiago de Compostela. En 1999 el Papa Juan Pablo II le nombra Obispo titular de Fuerteventura y Auxiliar de Santiago de Compostela, siendo ordenado el 19 de junio siguiente. Su lema episcopal “Beati Misericordes” (Mt 5,7), recoge una de las Bienaventuranzas, en la cual el Señor invita a sus discípulos a recorrer el camino de la misericordia que tiene su punto de partida en la misericordia de Dios manifestada en su Hijo Jesucristo. En el año 2002 se le designa Obispo de Ourense, diócesis en la que ha permanecido siete años. Pertenece en la Conferencia Episcopal Española a la Comisión Episcopal de la Doctrina de la Fe y a la de Migraciones; siendo en esta última el Obispo Promotor del Apostolado del Mar. El 28 de enero del presente año se hizo público su nombramiento como Obispo de Tui-Vigo. En la Santa Iglesia Catedral de Tui, toma posesión el día 24 de abril de 2010; y en el día siguiente realiza la entrada en la Con-Catedral de Vigo.