A Cáritas Diocesana: con gratitud – CORPUS CHRISTI 2018

Mons. Jesús Murgui                Con motivo de la Solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo, Día de Caridad, tengo ante mí la Memoria de actividades de Cáritas Diocesana de Orihuela-Alicante 2017. Al analizar su enorme labor expresada en datos, es preciso recordar que detrás de las cifras está la vida de tantas personas a las que Cáritas ha servido y acompañado este año, así como la acción de tantas personas –sacerdotes y diáconos, directivos, voluntarios y profesionales- que han hecho realidad ese servicio y acompañamiento.

Todo el conjunto de datos y de actividades es reflejo, débil reflejo, del sentir solidario y comprometido de nuestra Iglesia con los más desfavorecidos. Una Iglesia, entre nosotros, que actúa con ellos, además de por Cáritas, por medio de Asti (Secretariado de Migraciones), Pastoral Penitenciaria, S. José Obrero, Manos Unidas, Casa Véritas,… y un conjunto de servicios e instituciones. Iglesia profundamente afectada, positivamente, por el iluminador magisterio de Papa Francisco, quien invita constantemente a recuperar la frescura original del Evangelio, encontrando nuevos caminos para llegar al ser humano necesitado y, siempre, sin encerrar al Señor en nuestros esquemas y nuestras paredes, incapaces de contener la fuerza del amor y de la luz que nos regala su Espíritu.

El individualismo, el relativismo hecho doctrina absoluta, la divinización del dinero, del placer y del poder a costa de lo que sea, el mal uso y reparto de los bienes, el ninguneo de la Creación constantemente maltratada, piden nuevos acentos y nuevos modos en la evangelización. Por eso nos recuerda el Papa que en un mundo plagado de iniquidad es necesaria la misericordia; en un mundo cargado de individualismo es necesaria la solidaridad; y que en la cultura del descarte busquemos la dignidad de la persona.

Haciéndome eco de sus enseñanzas, y mirándoos a cuantos dais vida diariamente a la acción de Cáritas, y a los otros servicios diocesanos a las distintas pobrezas, os recuerdo que él nos anima a todos a ser evangelizadores con Espíritu; en esa línea os aconsejo que leáis su última Exhortación, “Gaudete et exultate”, sobre la llamada a la santidad en el mundo actual. Así os deseo a vosotros, que os movéis entre tantos problemas y tocáis tantas necesidades, que no os dejéis vencer por el desánimo, ni por las tentaciones: como la pérdida de comunión eclesial, la crisis de identidad o la caída del fervor para servir, antes venced todo pesimismo estéril y sed signos de esperanza y testigos constantes de la misericordia de Dios.

A todos, incluidos los fieles de nuestras parroquias y comunidades que os sostienen y a quienes representáis, mi gratitud.

Os deseo una feliz celebración del Corpus, que es día de Caridad ante la máxima expresión de la caridad del Señor hacia nosotros, que es habernos regalado en la Eucaristía, con su presencia, el memorial de su amor, y el alimento que nos sostiene en el camino hacia la vida eterna.

A todos mi saludo, con mi afecto y bendición

 

+ Jesús Murgui Soriano

Obispo de Orihuela-Alicante

Mons. Casimiro Lopez Llorente
Acerca de Mons. Casimiro Lopez Llorente 415 Articles
Nació en el Burgo de Osma (Soria) el 10 de noviembre de 1950. Cursó los estudios clásicos y de filosofía en el Seminario Diocesano de Osma-Soria. Fue ordenado sacerdote en la Catedral de El Burgo de Osma el 6 de abril de 1975. En 1973 obtuvo la Licenciatura en Teología por la Universidad Pontificia de Salamanca y en 1979 la Licenciatura en Derecho Canónico en el Kanonistisches Institut de la Ludwig-Maximilians Universität de Munich (Alemania). En la misma Universidad realizó los cursos para el doctorado en Derecho Canónico. El 2 de febrero de 2001 fue nombrado Obispo de Zamora. Recibió la Ordenación episcopal el 25 de marzo de 2001. En la Conferencia Episcopal es miembro de la Junta Episcopal de Asuntos Jurídicos y Presidente de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis.