“Los mercedarios hemos sido siempre hombres de frontera más que de cruzada”

Del Año Jubilar Mercedario con motivo del VIII centenario de la Fundación de la Orden de la Merced (1218-2018.) hablamos con José Ignacio Postigo, superior de los Mercedarios de Valladolid.

¿Cómo vive un mercedario esta conmemoración?

Con enorme gratitud, porque 800 años no se cumplen todos los días. Es casi una heroicidad y, para nosotros, una oportunidad de recordar, y recordar es siempre volver a pasar por el corazón. Intentamos recorrer nuestra fantástica historia, con sus errores y equivocaciones, pero también con sus enormes logros y consecuciones. Somos unos 800 en todo el mundo: 800 años y 800 mercedarios. Cada uno tocamos a una vela.

¿Cómo aterrizan en Valladolid?

Parece que estamos aquí desde el siglo XIX, en la antigua iglesia de La Merced, hasta la desamortización. Volvimos en 1978, cuando don José Delicado pidió nuestra presencia y, nosotros, después de 150 años, también queríamos volver. Había posibilidades de crecimiento, y junto a la de La Victoria inicia su andadura la parroquia de La Merced, que comenzó siendo noviciado de los jóvenes mercedarios.

No hay duda de que mantienen una especial vinculación con el barrio.

Del barrio de la Victoria solo puedo decir cosas buenas. Es humilde, obrero, muy tranquilo, muy pacífico, muy vivible, muy familiar y a nosotros siempre nos ha tratado bien. Ahora, con el proyecto de la inmigración, sentimos el cariño y respeto de los vecinos hacia la dura situación de estas personas, procedentes sobre todo del África subsahariana.

¿Y su relación con la Iglesia vallisoletana?

Muy buena, cordial y fraterna. Muy estrecha tanto con el clero de la Diócesis, como a otros niveles: pastoral de catequesis, Cáritas etc. Hemos tenido mucha suerte con nuestros prelados. Al cardenal Ricardo Blázquez le conocemos muchísimo, como profesor en Salamanca y como nuestro obispo en Bilbao, y ha mostrado siempre mucho interés en compartir nuestro proyecto de los inmigrantes.

¿El carisma de La Merced es el mismo de hace 800 años?

Nuestro carisma pasa por la palabra libertad, por allí donde la libertad está amenazada. Dice El Quijote en el capítulo 58, que la libertad es el don más preciado que Dios ha dado a los hombres y por la libertad y la honra, el hombre tiene que aventurar la vida. Los mercedarios hemos sido siempre hombres de frontera más que de cruzada. ¿Y dónde está hoy amenazada la libertad?. El carisma mercedario se está montando en la patera; está en pisos de prostitución, en el tráfico de órganos, en la trata de las personas y en todo tipo de esclavitudes, también en la económica. Hay muchísimas nuevas formas de esclavitud. Seguimos, por ejemplo, viviendo con enorme dolor y sufrimiento la situación de tantos hermanos perseguidos a causa de su fe.

¿Qué aporta la orden a las nuevas formas de esclavitud?

Lo vivimos con el deseo de profundizar en las causas, de no quedarnos en la superficie de la persecución y llegar al porqué somos perseguidos. Y luego lo vivimos con mucha esperanza. Los mercedarios hemos sido siempre hombres de acción e intentamos colaborar con las entidades que trabajan más de cerca para la redención de los cristianos perseguidos. En ese sentido, tenemos una colaboración preciosa con Ayuda a la Iglesia Necesitada.

Además de con la Eucaristía de acción de gracias, ¿cómo conmemorarán la efeméride?

El año jubilar terminará en Lima. Aquí, en Valladolid queremos centrarlo en torno a este primero de mayo. El día 6 es la solemnidad de nuestro Padre Fundador, S. Pedro Nolasco y también, ¡cómo no!, en la fiesta de La Merced.

(Iglesia en Valladolid)

 

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 44782 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).