El Papa llama a la paz para Venezuela y la reconciliación para Oriente Medio

Familiares de las víctimas del Motín de la Cárcel Penitenciaria Fénix (Venezuela) (AFP or licensors)

Después del Regina Coeli, en la Solemnidad de Pentecostés, el papa Francisco pidió por el diálogo y reconciliación en Tierra Santa y en todo Oriente Medio

También lo hizo por la paz y unidad para Venezuela, asegurando su oración por las víctimas que ha dejado el Motín de la Cárcel Penitenciaria Fénix.

Diálogo y reconciliación en todo Oriente Medio

Después de rezar a la madre del cielo durante el Regina Coeli, el Pontífice expresó que Pentecostés “nos lleva a Jerusalén con el corazón” y pidió seguir invocando al Espíritu Santo “para inspirar voluntades y gestos de diálogo y reconciliación en Tierra Santa y en todo Oriente Medio”.

Paz y unidad para Venezuela

Día en el que no se olvidó de su “querida Venezuela”, para la que pidió que el Espíritu Santo dé a todo el pueblo venezolano – tanto a gobernantes como al pueblo – “la sabiduría para encontrar el camino de la paz y la unidad”. Y aseguró su oración por los encarcelados que murieron ayer tras el Morín que se desencadenó en la Cárcel Penitenciaria Fénix, ubicada en el estado venezolano de Lara.

Día Mundial de las Misiones

También aseguró que “Pentecostés marca el origen de la misión universal de la Iglesia”, y es por eso que hoy se publica el Mensaje para el próximo Día Mundial de las Misiones. En este contexto, recordó que ayer se cumplieron 175 años desde el nacimiento de la Obra de la Infancia Misionera, la cual – dijo Francisco – “ve a los niños como protagonistas de la misión”, con oración y pequeños gestos diarios de amor y servicio; niños y niñas a quienes agradece “por participar en la difusión del Evangelio en el mundo”.

(Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano, vaticannews.va)

 

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41069 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).