Una propuesta de vivir la fraternidad

Mons. Sebastià Taltavull            No es fácil entenderlo y mucho menos vivirlo cuando el virus del individualismo está envenenando personas e instituciones. ¡El otro es un hermano! ¡Una hermana! Al pasar del «todo para mí» a «pensar en el otro» hay un alternativa ante la que debemos tomar postura. «Yo o los otros» o «los otros y yo». No es un juego de palabras, sino una verdad como un templo que pone en evidencia por dónde tenemos que tomar partido. Un mundo dividido es llamado a la unidad, un corazón deshecho es invitado a la conversión, una humanidad que habla lenguajes que dispersan ahora recibe una propuesta de fraternidad, de hacer un mundo de hermanos. ¿Queremos que sea así en nuestra Iglesia de Mallorca? ¡Hagamos que sea así!

El primer día de la Iglesia, día de Pentecostés, es una explosión de fiesta, el estallido de un anuncio que congrega, interpela y hace tomar decisiones. Hay un fuego interior que quema y, dejando el miedo, hace salir a la calle para decir a voz en grito que hay un Evangelio por comunicar. No son los apóstoles quienes hablan, es el Espíritu Santo que habla por ellos y hace que todo el mundo lo entienda. Es el lenguaje del amor, el lenguaje de Dios que ama y quiere el bien de la humanidad, de todos los que buscan honradamente la verdad. Más de dos mil años de historia y el fenómeno se repite en los corazones sencillos que creen en la fraternidad, en hacer un mundo de hermanos desde los actos más sencillos de cada día.

Hoy, se nos pide en nuestra Iglesia que seamos así. Se nos pide a los cristianos que seamos como Jesús y siguiendo el ejemplo de los que a lo largo de los siglos han encarnado en su vida el espíritu del Evangelio y están experimentando la santidad en toda su diversidad, que es la riqueza espiritual que nos mantiene vivos.

Una Iglesia nuestra, en constante renovación, donde todos, laicos, consagrados y consagradas, diáconos, sacerdotes y obispo realizamos la misión que se nos ha encomendado y abandonamos el aislamiento, el desánimo, la lamentación y la autorreferencialidad. El centro es Jesucristo y no hay otro. En Él y desde Él, quien de parte del Padre nos ha comunicado su Espíritu, construimos fraternidad, siempre, y hace que nos entendamos desde el lenguaje universal del amor.

+ Sebastià Taltavull

Obispo de Mallorca

Mons. Sebastià Taltavull Anglada
Acerca de Mons. Sebastià Taltavull Anglada 134 Articles
Mons. D. Sebastià Taltavull nace en Ciutadella de Menorca (Baleares), el 28 de enero de 1948. Después de los primeros estudios en la Compañía de Maria y en el Colegio salesiano, el año 1959 ingresa en el Seminario diocesano de Menorca y cursa los estudios de Humanidades, Filosofía y Teología. El 23 de septiembre de 1972 recibe la ordenación sacerdotal en la Catedral de Menorca, después de cursar estudios en la Facultad de Teología de Cataluña y obtener la Licenciatura en Teología dogmática. CARGOS PASTORALES El mismo día de la ordenación sacerdotal es nombrado Director de la Casa diocesana de Espiritualidad de Monte-Toro (1972-1984) y Delegado diocesano de Juventud (1972-1989). Dos años después, Rector del Santuario Diocesano de la Virgen de Monte-Toro, Patrona de Menorca (1975-1984). Es elegido Secretario del primer Consejo Diocesano de Pastoral (1973-1977) y Secretario del Consejo del Presbiterio y Colegio de Consultores (1983-1989). Fue Consiliario del Movimiento de Jóvenes Cristianos, de grupos de Revisión de Vida del MUEC y de Escultismo entre 1977 y 1989. Recibe el encargo de Formador (1977-1984) y Profesor de Teología dogmática (1977-1994) del Seminario y del Instituto Diocesano de Teología. Fue Rector del Seminario Diocesano de 1995 a 2002. El año 1984 es nombrado Párroco de San Rafael de Ciutadella, cargo que ejerce hasta 1992, año en que es nombrado Consiliario del Centro Catequístico de San Miguel (1992-2005). El 23 de septiembre de 1989 es nombrado Vicario General de la Diócesis de Menorca y Moderador de la Curia, cargos que ejerce hasta el año 2002, año en que es nombrado Párroco de Ntra. Sra. del Rosario de la Catedral y de San Francisco de Asís de Ciutadella y elegido Deán-Presidente del Cabildo y Penitenciario de la Catedral (2002-2005). Le es asignada la tarea de Moderador de la Asamblea Diocesana de Menorca celebrada entre los años 1996-1998. Además de trabajar en el Secretariado Diocesano de Catequesis en los Departamentos de Catequesis de adolescentes y jóvenes (1973-1995) es nombrado Delegado Diocesano de Catequesis (1989-1995) y forma parte del Secretariado Interdiocesano de Catequesis de Cataluña y Baleares (SIC), dedicándose especialmente a la catequesis de adolescentes, jóvenes y catequesis familiar. Como Consiliario ha trabajado en los Equipos de Matrimonios de Nuestra Señora (1988-2005) y se ha dedicado a la preparación y formación de catequistas (1973-1998) y de los matrimonios-catequistas de grupos de Catequesis familiar (1998-2005). Para los años 2002-2005 fue nombrado Delegado Diocesano de Medios de Comunicación Social y para las Relaciones Institucionales. Fue nombrado Obispo Auxiliar de Barcelona por Benedicto XVI el 28 de enero de 2009 y recibió la Ordenación episcopal el 21 de marzo de 2009. Es administrador apostólico de Mallorca desde el 8 de septiembre de 2016. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social y Pastoral Social. Anteriormente, fue miembro del Consejo Asesor de la Subcomisión de Catequesis y desde junio de 2005 Director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Pastoral de la Conferencia Episcopal Española hasta su nombramiento como Obispo. Desde 2009 hasta 2011 fue miembro de dicha comisión. En 2011, fue elegido Presidente de dicha Comisión.