Todos somos comunicadores

Mons. Celso Morga          Queridos fieles: Este domingo, solemnidad de la Ascensión del Señor, celebramos el triunfo de nuestra humanidad, que en Cristo, se sienta “a la derecha del Padre”. ¿Qué valor encierra lo humano para ser asumido y llevado a tanta gloria?
Se celebra también la LII Jornada Mundial de las  Comunicaciones Sociales con el lema «La verdad os hará
libres» (Jn 8, 32). Fake news y periodismo de paz”.

En el mensaje para esta jornada, el papa Francisco se refiere a las fakenews, las falsas noticias, esa “desinformación difundida online o en los medios de comunicación tradicionales.Expresión referida a informaciones infundadas,basadas en datos inexistentes o distorsionados, que tienen como finalidad engañar o incluso manipular al lector para alcanzar determinados objetivos, influenciar las decisiones políticas u obtener ganancias económicas”, dice el Santo Padre.

Hoy asistimos a un exceso de información a todos los niveles, multiplicado por el fenómeno de Internet, que potencia “incursiones periodísticas” , de manera particular en las redes sociales. La falta de fiabilidad de las fuentes, en medio de una cultura relativista que, con frecuencia, no cree que la verdad nos hace libres, está elevando el nivel de preocupación por la verdad en las informaciones.

En el lenguaje de la calle escuchamos ya palabras como posverdad, la distorsión
deliberada de una realidad que manipula creencias y emociones con el fin de influir en la opinión pública y en actitudes sociales. Los cristianos tenemos la oportunidad, y el deber, de ejercer de ciudadanos de este mundo, que es el nuestro, con nuestra presencia en los medios de comunicación.

Como arzobispo, cuento con una delegación para los medios de comunicación,
que interactúa en este terreno para acercar a la Iglesia y su mensaje a la sociedad, pero como se ponía de manifiesto en el Congreso de Misiones, que celebrábamos el pasado 7 de abril en el colegio San José de Villafranca de los Barros, todos tenemos acceso a los medios de comunicación. En los últimos años estos medios se han
multiplicado exponencialmente: medios locales, comarcales, regionales,
además de todas las posibilidades que nos ofrece Internet.

Cada uno de vosotros podéis presentar el rostro de la Iglesia, sin oficialidad, pero con efectividad, tenéis la posibilidad de mostrar una respuesta desde el Evangelio, desde el humanismo cristiano, desde la doctrina social de la Iglesia a las interpelaciones que se nos presentan cada día. Vosotros sois capaces de llegar, cada uno en vuestros ambientes y en vuestros entornos, porque, como nos recordarán
el próximo domingo, Día de la Acción Católica y del Apostolado Seglar, todos los bautizados somos agentes de evangelización, y los medios de comunicación
nos ofrecen la posibilidad de llegar, utilizando el lema olímpico, más rápido, más alto y más fuerte.

+ Celso Morga
Arzobispo de Mérida-Badajoz

Mons. Celso Morga Iruzubieta
Acerca de Mons. Celso Morga Iruzubieta 75 Articles
Mons. Celso Morga Iruzubieta nació en Huércanos, La Rioja, el 28 de enero de 1948. Completó sus estudios eclesiásticos en el Seminario diocesano de Logroño y fue ordenado sacerdote el 24 de junio de 1972. Posteriormente, cursó la licenciatura en Derecho Canónico en la Universidad de Navarra, donde obtuvo el Doctorado en 1978.morga_iruzubieta_celso Más tarde desarrolló su labor pastoral en diversas parroquias de La Rioja y fue vicario judicial adjunto del Tribunal Diocesano entre 1974 y 1980. Ese año se trasladó a Córdoba (Argentina) para impartir la docencia de Derecho Canónico en el Seminario Archidiocesano. También ejerció de juez en el Tribunal Eclesiástico y de capellán de un colegio religioso. A su regreso a España en 1984, le nombraron párroco de San Miguel, en Logroño, y en 1987 fue llamado a Roma para trabajar en la Congregación para el Clero, el dicasterio vaticano que se ocupa de los asuntos que se refieren a la vida y ministerio de 400.000 sacerdotes católicos en todo el mundo. Allí ha trabajado de jefe de Sección y, desde noviembre de 2009, de subsecretario, cargo que ha ocupado hasta su nombramiento de secretario y Arzobispo titular de Alba Marítima, siendo ordenado obispo por el Papa Benedicto XVI en la Basílica de San Pedro el día 5 de febrero de 2011. Además de su responsabilidad en la Curia Romana, Mons. Celso Morga ha desarrollado una intensa labor pastoral en diversas parroquias de la capital italiana, entre ellas la parroquia de los Santos Protomártires Romanos. Es autor de algunos libros de teología espiritual y ha publicado varios trabajos sobre la vida y el ministerio de los sacerdotes, en L’Osservatore Romano y otras revistas. En la Conferencia Episcopal Española es miembro, desde noviembre de 2014, de la Comisión Episcopal del Clero.