Pastoral Vocacional tan necesaria hoy como nada fácil de realizar

Mons. Francisco Cerro             Toda Pastoral tiene que ser necesariamente vocacional, si queremos que sea pastoral cristiana de verdad ¿Se puede hacer una catequesis con niños que no se les inicie en la profunda vocación de ser cristianos? Una pastoral de jóvenes o se les plantea la pregunta de la vocación o no es pastoral auténtica juvenil ¿Se puede hacer pastoral hoy con la gente y en el fondo no plantearles que Dios tiene un proyecto de amor y felicidad sobre cada uno que se llama vocación?

Nuestra Delegación de Pastoral Vocacional tiene en estos momentos, y recogiendo las propuestas sinodales, tres retos que hay que abordar con valentía y que cuenta con el equipo de la Delegación Vocacional con la nueva delegada, la hermana Yolanda Delgado, en este servicio tan necesario y nada fácil de realizar.

  • Primer reto: IMPLICAR A TODOS. Nadie está al margen de esta Pastoral, ni la familia, ni los padres, ni los sacerdotes, ni los religiosos y religiosas, ni los centros educativos. Hay que crear, potenciar y luchar por una cultura vocacional que no existe hoy en la sociedad.

La vocación se realiza cuando se da una llamada y se responde, Dios siempre llama y sigue llamando ¿Por qué no se dan las respuestas? Donde se escucha la Palabra de Dios, se reza, se acompaña, me consta que se siguen dando respuestas a la llamada de Cristo. Necesitamos implicar a todo el pueblo de Dios a que necesitamos matrimonios vocacionados, consagrados que hagan del seguimiento de Cristo la plena felicidad de su vida y niños y jóvenes que se plantean y digan que sí a la vocación sacerdotal como expresión del Amor del Corazón de Cristo, Buen Pastor que entrega la vida por sus ovejas.

  • Segundo reto: UNA IGLESIA EN SALIDA VOCACIONAL. Sigue resonando una magistral intervención de San Juan Pablo II donde nos decía a todos, religiosos, sacerdotes, consagrados y laicos: tenemos que pasar de una pastoral vocacional de la espera a una pastoral vocacional de la propuesta ¿A cuántos chicos y chicas has propuesto tú esta vida, camino de vivir la vida con Dios, por Él, con Él y en Él?
  • Tercer reto: Necesitamos que sean muchos los que se formen y trabajen en esta pastoral de las vocaciones. Lo que los sínodos de los jóvenes están diciendo en Roma es que hay chicos y chicas que quieren ser acompañados por personas que les digan “cómo sabe Dios” y que los lancen a ser servidores de los empobrecidos. La provincia eclesiástica de Mérida-Badajoz ha creado con las tres diócesis una escuela de acompañamiento pensando en los que acompañan. Formar a los que forman. Ayudar a los que ayudan. Indicado para todos los que quieran formarse en este campo tan hermoso de la pastoral vocacional.

+ Francisco Cerro Chaves

Obispo de Coria-Cáceres

Mons. Francisco Cerro Chaves
Acerca de Mons. Francisco Cerro Chaves 184 Articles
Nació el 18 de octubre de 1957 en Malpartida de Cáceres (Cáceres). Cursó los estudios de bachillerato y de filosofía en el Seminario de Cáceres, completándolos en el Seminario de Toledo. Fue ordenado sacerdote el 12 de julio de 1981 en Toledo, desempeñó diversos ministerios: Vicario Parroquial de "San Nicolás", Consiliario de Pastoral Juvenil, Colaborador de la Parroquia de "Santa Teresa" y Director de la Casa Diocesana de Ejercicios Espirituales. En la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma se licenció y doctoró en Teología Espiritual (1997), con la tesis: "La experiencia de Dios en el Beato Fray María Rafael Arnáiz Barón (1911-1938). Estudio teológico espiritual de su vida y escritos". Es doctorado en Teología de la Vida Consagrada en la Universidad Pontificia de Salamanca. Autor de más de ochenta publicaciones, escritas con simplicidad y dirigidas, sobre todo, a la formación espiritual de los jóvenes. Miembro fundador de la "Fraternidad Sacerdotal del Corazón de Cristo". Desde 1989 trabajó pastoralmente en Valladolid. Allí fue capellán del Santuario Nacional de la Gran Promesa y Director del Centro de Formación y Espiritualidad del "Sagrado Corazón de Jesús", Director diocesano del "Apostolado de la Oración", miembro del Consejo Presbiteral Diocesano; delegado Diocesano de Pastoral Juvenil y Profesor de Teología Espiritual del Estudio Teológico Agustiniano. El 2 de septiembre de 2007 fue ordenado Obispo de Coria-Cáceres en la ciudad de Coria. En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar, departamento de Pastoral de Juventud, y de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada.