Militares extremeños reciben en El Líbano los sacramentos de la iniciación cristiana

El arzobispo maronita de Tiro, Mons. Choukrallah Nabil El Hajj, imparte el sacramento

El pasado sábado 5 de mayo, el arzobispo maronita de Tiro, Mons. Choukrallah Nabil El Hajj, se desplazó a la Base militar Miguel de Cervantes, en Marjayoun (Líbano), para administrar los Sacramentos de la iniciación cristiana

Poco antes de las 12 de la mañana se ultimaban los detalles en el salón de actos para recibir al arzobispo de Tiro, y a los sacerdotes concelebrantes, en su mayoría del clero maronita de poblaciones cercanas a la Base militar española como Kleyaa y el Khyam; además de los capellanes castrenses del contingente francés y español.

Junto al improvisado altar se puso el trono con la imagen expedicionaria de Ntra. Sra. de Guadalupe, patrona de Extremadura y protectora de la Brigada. A la puerta del salón de actos esperaba el neófito, Carlos Manuel, acompañado por su padrino y en el interior el resto de confirmandos, padrinos, asistentes y el coro de la Brigada para iniciar la Eucaristía.

La celebración tuvo momentos muy emotivos, como las palabras de presentación de los confirmandos que dirigió el capellán castrense Carlos Manjón al arzobispo:

“A lo largo de estos meses de misión en el Líbano, este grupo de militares españoles comenzaron un reencuentro con Dios y con ellos mismos. Por así decirlo, fueron valientes para ponerse a tiro de Dios. Bautizarse, confirmarse y recibir a Jesús Eucaristía es el resultado de un camino interior que conduce a un compromiso definitivo e inquebrantable con Cristo y con su Iglesia, dentro de las Fuerzas Armadas. Cada uno de ellos, tiene la buena voluntad para recomenzar aquella vida de fe que les regalaron sus padres en el día de su bautismo. En Carlos Manuel, son los propios compañeros los que lo empujan para que consolide su fe y su SÍ a Cristo bautizándose en el Líbano. El camino no fue fácil, y se hizo necesario el coraje, la perseverancia en la formación catequética, el compromiso… valores estos que no son ajenos a nuestra vida de milicia”.

También fue muy emotivo ver los rostros de los jóvenes militares mientras eran ungidos, acompañando a ese momento más de una lágrima y una gran sensación de paz… una paz que sólo puede dar el Espíritu y que es tan necesaria en esta Tierra Santa.

Al finalizar la Eucaristía, el arzobispo regaló un Rosario a cada uno; para pasar después a las fotografías de rigor y a compartir un almuerzo junto con todos los confirmados y padrinos. Antes de abandonar la Base, el arzobispo firmó en el libro de honor y se despidió del general de la Brigada, Francisco Javier Romero Marí; del jefe de Estado Mayor, coronel Francisco Javier Vilchez Contreras, y del capellán castrense, Carlos Manjón Requena.

(Archidiócesis de Mérida-Badajoz)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41006 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).