Mayo del 68, luces y sombras

Mons. Jaume Pujol             Estamos próximos a cumplir los 50 años de una revolución cultural que marcó un antes y un después en muchos comportamientos sociales. El Mayo del 68 estalló en los campos universitarios de Nanterre y La Sorbona cuando grupos de estudiantes se rebelaron contra el mundo en el que vivían.

Bajo el liderazgo primero de Daniel Cohn Bendit, un estudiante alemán, y de otros dotados para la agitación, tomaron como referencia a intelectuales como Sartre y Marcuse y como modelos políticos a Fidel, Mao, Trotsky, Ho Chi Minh… y se enfrentaron al poder establecido mediante huelgas y barricadas.

En Francia, centro neurálgico, abundaron eslóganes que se hicieron famosos como «Prohibido prohibir», o «Sed realistas, pedid lo imposible». No eran disturbios sin más, sino propuestas de cambio. Los jóvenes, a los que se unieron muchos obreros, no sabían bien qué querían, pero sí lo que no querían. Entraron en crisis valores que se consideraban caducos. Es positivo quitar las hojas secas de un árbol, pero con ellas también caen flores y frutos. Se puso en cuestión la autoridad de los padres sobre los hijos, de los profesores sobre los alumnos, la relación entre el sexo y el amor.

En la Iglesia coincidió con la crisis del post-concilio, estimuló el relativismo, favoreció las críticas más duras contra la encíclica de Pablo VI Humanae Vitae, promulgada este mismo año, que vinculaba la relación sexual con la apertura a la vida, y agudizó la crisis de algunos sacramentos.

Junto a esto, permitió cosas positivas, como apreciar la importancia de escuchar a los jóvenes, el valor de la sinceridad, la denuncia contra la hipocresía social, y el surgimiento de carismas en la Iglesia con proyección de futuro.

Estoy pensando en la Comunidad de San Egidio, fundada por Andrea Riccardi, nacida en el 68 en el barrio romano de Trastevere, como asociación de fieles. Hoy, sus cerca de 60.000 miembros están dispersos en 70 países. El primer trabajo comunitario es la oración y la lectura de la Sagrada Escritura; luego la comunicación del Evangelio y, especialmente, el servicio a los pobres, donde quiera que haya una pequeña comunidad activa, y el servicio a la paz en el mundo.

También doy gracias por el Camino Neocatecumenal, iniciado por Kiko Argüello junto con Carmen Hernández, llegado a Roma en 1968. La acogida sin reservas de la encíclica profética de Pablo VI por parte de las familias del Camino, ha sido un auténtico testimonio para toda la Iglesia que continúa dando frutos en todos los países.

 

† Jaume Pujol Balcells
Arzobispo metropolitano de Tarragona y primado

Mons. Jaume Pujol
Acerca de Mons. Jaume Pujol 324 Articles
Nace en Guissona (Lleida), el 8 de febrero de 1944. Cursó los estudios primarios en los colegios de las Dominicas de la Anunciata y de los Hermanos Maristas de Guissona. Amplió sus estudios en Pamplona, Barcelona y Roma. Realizó el doctorado en Ciencias de la Educación en Roma, donde cursó estudios filosóficos y teológicos. Es doctor en Teología por la Universidad de Navarra. Fue ordenado sacerdote por el cardenal Vicente Enrique y Tarancón, en Madrid, el 5 de agosto de 1973, incardinado en la Prelatura de la Santa Cruz y Opus Dei. CARGOS PASTORALES Fue profesor ordinario de Pedagogía Religiosa en la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra. Desde el año 1976 y hasta su consagración episcopal, dirigió el Departamento de Pastoral y Catequesis, y desde el 1997, el Instituto Superior de Ciencias Religiosas, los dos de la misma Universidad. Ocupó distintos cargos en la Facultad de Teología: director de estudios, director del Servicio de Promoción y Asistencia a los Alumnos, secretario, director de la revista Cauces de Intercomunicación (Instituto Superior de Ciencias Religiosas), dirigida a profesores de religión. Durante sus años en Pamplon dirigió cursos de titulación, formación y perfeccionamiento de catequistas, profesores de religión y educadores de la fe, y tesis de licenciatura y de doctorado. Su trabajo de investigación se ha centrado en temas de didáctica y catequesis; ha publicado 23 libros y 60 artículos en revistas científicas, obras colectivas, etc. También ha desarrollado otras tareas docentes y pastorales con jóvenes, sacerdotes, etc. El día 15 de junio de 2004 el Papa Juan Pablo II lo nombró Arzobispo de Tarragona, archidiócesis metropolitana y primada, responsabilidad que, hasta hoy, conlleva la presidencia de la Conferencia Episcopal Tarraconense, que integran los obispos de la provincia eclesiástica Tarraconense y los de la provincia eclesiástica de Barcelona. El día 19 de septiembre de 2004, en la Catedral Metropolitana y Primada de Tarragona, fue consagrado obispo y tomó posesión canónica de la archidiócesis. El día 29 de junio de 2005 recibía el palio de manos del Papa Benedicto XVI, en la basílica de San Pedro del Vaticano. OTROS DATOS DE INTERÉS En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis y Seminarios y Universidades. Cargo que desempeña desde 2004. Además, ha sido miembro de la Comisión Permanente entre 2004 y 2009.