María, Madre de la Iglesia

Mons. Luis Quinteiro           El próximo 6 recibirán el Rito de Admisión en la Capilla del Seminario Mayor dos seminaristas de nuestra Diócesis, Gabriel y Suso. Será un gozoso momento de nuestra celebración del mes de mayo. Y han tenido la luminosa idea de invitarnos con una estampa-tarjetón con la imagen de Santa María Madre venerada en la Capilla del Seminario Mayor.

Sin duda, la estampa de la invitación de Gabriel y Suso tiene que ver con la decisión del Papa Francisco, que ha ordenado la inscripción de la memoria de la “Bienaventurada Virgen María Madre de la Iglesia” en el Calendario Romano General, con decreto del día 11 de febrero de 2018, ciento sesenta aniversario de la primera aparición de la Virgen en Lourdes.

El decreto de la Congragación del Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos sobre la celebración de la Bienaventurada Virgen María, Madre de la Iglesia, en el Calendario Romano General, comienza con estas significativas palabras: “La gozosa veneración otorgada a la Madre de Dios por la Iglesia en los tiempos actuales, a la luz de la reflexión sobre el misterio de Cristo y su naturaleza propia, no podía olvidar la figura de aquella Mujer (Cf. Gal 4,4 ), la Virgen María, que es Madre de Cristo y, a la vez, Madre de la Iglesia”.

En una corta e importante nota, anexa a este decreto, el Cardenal Robert Sarah, Prefecto de la Congregación del Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, dice que el motivo de la celebración, descrito brevemente en el citado decreto, recuerda la madurada veneración litúrgica a María tras una mejor comprensión de su presencia en el misterio de Cristo y de la Iglesia, como explica el capítulo VIII
de la “Lumen Gentium” del Concilio Vaticano II. Y añade que el, ya pronto, santo Pablo VI, al promulgar esta constitución conciliar el 21 de noviembre de 1964, quiso conceder solemnemente a María el título de” Madre de la Iglesia”.

Dice también en su nota el cardenal Sarah, que el Papa Francisco ha establecido que, el lunes de Pentecostés, la memoria de María Madre de la Iglesia sea obligatoria para toda la Iglesia de Rito Romano. De este modo, se hace evidente el nexo entre la vitalidad de la Iglesia de Pentecostés y la solicitud materna de María hacia ella.

Dice finalmente la nota del Prefecto algo de gran relevancia para la Teología de nuestros días: “Esperamos que esta celebración, extendida a toda la Iglesia, recuerde a todos los discípulos de Cristo que, si queremos crecer y llenarnos del amor de Dios, es necesario fundamentar nuestra vida en tres realidades: la Cruz, la Hostia y la Virgen. Estos son los tres misterios que Dios ha dado al mundo para
ordenar, fecundar, santificar nuestra vida interior y para conducirnos hacia Jesucristo”.

Dice finalmente la nota del Prefecto algo de gran relevancia para la Teología de nuestros días: “Esperamos que esta celebración, extendida a toda la Iglesia, recuerde a todos los discípulos de Cristo que, si queremos crecer y llenarnos del amor de Dios, es necesario fundamentar nuestra vida en tres realidades: la Cruz, la Hostia y la Virgen. Estos son los tres misterios que Dios ha dado al mundo para
ordenar, fecundar, santificar nuestra vida interior y para conducirnos hacia Jesucristo”.

Esta decisión del Papa Francisco ayudará mucho en este camino.
Con todo mi afecto,

+ Luis Quinteiro Fiuza
Obispo de Tui-Vigo

Mons. Luis Quinteiro
Acerca de Mons. Luis Quinteiro 54 Articles
Don Luis Quinteiro Fiuza, nace en Sabrexo (Vila de Cruces-Pontevedra) en el año 1947. Ingresa en el Seminario Menor de Belvís de Santiago de Compostela en 1958. Unos años después, en 1966, siendo seminarista mayor, comienza sus estudios teológicos en la Pontificia Universidad de Comillas (Santander) y, trasladada esta universidad a Madrid, obtiene el grado de Licenciado en Teología y realiza los cursos de doctorado. En Junio de 1971 es ordenado presbítero en Madrid, en la Iglesia de I.C.A.I. de los Padres Jesuitas. En 1978 va a Roma para ampliar estudios en la Pontificia Universidad Gregoriana. Durante esta estancia en la Ciudad Eterna, se especializa en Filosofía Contemporánea y realiza varios cursos y seminarios sobre el estudio y pensamiento de Karl Marx En 1981 asiste en Alemania a unos cursos da Hochschule für Philosophie de Munich. Es Doctor en Filosofía por la Pontificia Universidade Gregoriana de Roma, con una tesis sobre el Realismo Transcendental, en la que obtiene la cualificación de Summa cum laude. En su diócesis de origen ha desarrollado una intensa labor pastoral e intelectual: coadjutor de la Parroquia de San Juan, Director de la Residencia Universitaria “Burgo de las Naciones”, Formador y Profesor del Seminario Menor y Capellán de de la Residencia Universitaria “Padre Míguez” de las religiosas Calasancias de la Divina Pastora. En el año 1982 es nombrado Profesor del Instituto Teológico Compostelano y director del Centro de Formación Teológica de Seglares de la Archidiócesis. En el año 1992 será Director del Instituto Teológico Compostelano y en 1997, Rector del Seminario Mayor de Santiago de Compostela. En 1999 el Papa Juan Pablo II le nombra Obispo titular de Fuerteventura y Auxiliar de Santiago de Compostela, siendo ordenado el 19 de junio siguiente. Su lema episcopal “Beati Misericordes” (Mt 5,7), recoge una de las Bienaventuranzas, en la cual el Señor invita a sus discípulos a recorrer el camino de la misericordia que tiene su punto de partida en la misericordia de Dios manifestada en su Hijo Jesucristo. En el año 2002 se le designa Obispo de Ourense, diócesis en la que ha permanecido siete años. Pertenece en la Conferencia Episcopal Española a la Comisión Episcopal de la Doctrina de la Fe y a la de Migraciones; siendo en esta última el Obispo Promotor del Apostolado del Mar. El 28 de enero del presente año se hizo público su nombramiento como Obispo de Tui-Vigo. En la Santa Iglesia Catedral de Tui, toma posesión el día 24 de abril de 2010; y en el día siguiente realiza la entrada en la Con-Catedral de Vigo.