Oremos por los seminaristas, futuros sacerdotes

Mons. Rafael Zornoza            La vocación de especial consagración es una alternativa de vida apasionante, que nada tiene que envidiar a la que ofrecen las mejores compañías del mundo. Con la metáfora del mundo empresarial, Francisco te avisa de que puedes recibir la llamada del “jefe” más importante del mundo, que te ofrece trabajar en una “compañía” con presencia internacional, que siempre cotiza al alza, y que afronta desafíos para cambiar la vida de muchas personas. La llamada vocacional como algo que puede suceder en su vida, y la vocación sacerdotal o religiosa es como un camino de vida válido. Pero debes escuchar su voz en tu corazón y mirando a tu alrededor las profundas necesidades de la gente que te rodea y del mundo. En su clamor silencioso escucharán también la voz del Señor.

Dios sigue llamando, hoy y siempre, a muchos hombres y mujeres a participar más íntimamente de la obra de la salvación; no es preciso ir a buscarlos muy lejos: están allí, entre nosotros. Sin embargo, muchas veces los llamados por Dios se hallan escondidos, como escondidos están los tesoros, las perlas y los diamantes, ¡sólo hace falta descubrirlos! Porque la vocación es eso: el tesoro de Dios; sólo es necesario descubrirlo, custodiarlo y valorarlo. Todos los cristianos —padres, educadores, catequistas, sacerdotes, consagrados, etc.— debemos hacernos conscientes de la importancia de promover estas vocaciones con la oración y el acompañamiento. La vocación es un misterio de amor entre Dios que llama por amor y alguien que le responde libremente y por amor. Una llamada a ser puente entre Dios y los hombres, a seguir en el mundo, para salvarlo, pero sin ser del mundo. Seamos mediadores de la pregunta que Dios dirige a los jóvenes: “¿Y si Dios me llama para ser sacerdote?”; o, “¿Y si Dios quiere que sea religiosa?”. “Tienes una llamada”. Responde”.

La Iglesia española cuenta con 18.576 sacerdotes diocesanos y  55.367 religiosos (incluidos sacerdotes) y religiosas. También hay que destacar los monjes y monjas de clausura que suman 9.154. Actualmente en los seminarios mayores en España hay 1.263 aspirantes al sacerdocio, 16 más que en el curso anterior, lo que supone un pequeño aumento. Por su parte, los seminarios menores cuentan este curso con  316 nuevos alumnos, un 10% más que en el año anterior (Memoria Actividades de la Iglesia Católica en España, 2015).  Además hay actualmente 407 instituciones, con 40.213 religiosos y religiosas (el 75,7% son mujeres). De ellos, hay 1.215 están en formación (con votos temporales o novicios) (cf. datos Confer).

+ Rafael Zornoza

Obispo de Cádiz y Ceuta

 

Mons. Rafael Zornoza
Acerca de Mons. Rafael Zornoza 306 Articles
RAFAEL ZORNOZA BOY nació en Madrid el 31 de julio de 1949. Es el tercero de seis hermanos. Estudió en el Colegio Calasancio de Madrid con los PP. Escolapios, que simultaneaba con los estudios de música y piano en el R. Conservatorio de Madrid. Ingresó en el Seminario Menor de Madrid para terminar allí el bachillerato. En el Seminario Conciliar de Madrid cursa los Estudios Teológicos de 1969 a 1974, finalizándolos con el Bachillerato en Teología. Ordenado sacerdote el 19 de marzo de 1975 en Madrid fue destinado como vicario de la Parroquia de San Jorge, y párroco en 1983. Impulsó la pastoral juvenil, matrimonial y de vocaciones. Fue consiliario de Acción Católica y de promovió los Cursillos de Cristiandad. Arcipreste del Arciprestazgo de San Agustín y miembro elegido para el Consejo Presbiteral de la Archidiócesis de Madrid desde 1983 hasta que abandona la diócesis. Es Licenciado en Teología Bíblica por la Universidad Pontificia Comillas de Madrid, donde también realizó los cursos de doctorado. Preocupado por la evangelización de la cultura organizó eventos para el diálogo con la fe en la literatura y el teatro e inició varios grupos musicales –acreditados con premios nacionales e internacionales–, participando en numerosos eventos musicales como director de coros aficionados y profesor de dirección coral. Ha colaborado además como asesor en trabajos del Secretariado de Liturgia de la Conferencia Episcopal. En octubre de 1991 acompaña como secretario particular al primer obispo de la de Getafe al iniciarse la nueva diócesis. Elegido miembro del Consejo Presbiteral perteneció también al Colegio de Consultores. Inicia el nuevo seminario de la diócesis en 1992 del que es nombrado Rector en 1994, desempeñando el cargo hasta 2010. Ha sido profesor de Teología en la Escuela Diocesana de Teología de Getafe, colaborador en numerosos cursos de verano y director habitual de ejercicios espirituales. Designado por el S.S. el Papa Benedicto XVI obispo titular de Mentesa y auxiliar de la diócesis de Getafe y fue ordenado el 5 de febrero de 2006. Hay que destacar en este tiempo su dedicación a la Formación Permanente de los sacerdotes. También ha potenciado con gran dedicación la pastoral de juventud, creando medios para la formación de jóvenes cristianos, como la Asociación Juvenil “Llambrión” y la Escuela de Tiempo Libre “Semites”, que capacitan para esta misión con la pedagogía del tiempo libre, campamentos y actividades de montaña. Ha impulsado además las Delegaciones de Liturgia, Pastoral Universitaria y de Emigrantes, de importancia relevante en la Diócesis de Getafe, así como diversas iniciativas para afrontar la nueva evangelización. Pertenece a la Comisión Episcopal de Seminarios de la Conferencia Episcopal Española –encargado actualmente de los Seminarios Menores– y a la Comisión Episcopal del Clero. Su lema pastoral es: “Muy gustosamente me gastaré y desgastaré por la salvación de vuestras almas” (2Cor 12,13). El 30 de agosto de 2011 se ha hecho público su nombramiento por el Santo Padre Benedicto XVI como Obispo electo de Cádiz y Ceuta. El 22 octubre ha tomado posesión de la Diócesis de Cadiz y Ceuta.