Descalzarnos ante la tierra sagrada

Mons. Abilio Martínez              Queridos catequistas:      En este Tiempo de Pascua, en el que celebramos la victoria de la Vida, me dirijo a vosotros con el ánimo de saludaros y de seguir alentándoos en vuestra tarea de mostrar a Cristo a nuestros niños y jóvenes, como Camino, Verdad y Vida. Se acerca ya el final de Curso en nuestras parroquias y podréis recoger los frutos de vuestros trabajos e ilusiones durante este año de educación en la fe con los niños y sus familias. Os animo a que sigáis dando lo mejor de vosotros: vuestro esfuerzo, vuestro tiempo, vuestra preocupación y desvelo por el bien de nuestros chicos. En estos momentos en los que, a veces, nuestro ánimo se tambalea os recuerdo que vosotros sois los que estáis formando a los futuros cristianos adultos de nuestra Iglesia de Osma-Soria. Es mucha la responsabilidad pero muy grande el bien que con vuestra labor realizáis en nuestra Diócesis. En nombre de nuestros niños, jóvenes y de sus familias os doy las gracias por vuestra entrega.

Quiero anunciar dos acontecimientos importantes en nuestra Diócesis relacionados con vosotros, catequistas. El primero será el lunes 23 de abril, festivo por ser el día de la Comunidad Autónoma de Castilla y León; ese día tendremos, Dios mediante, un encuentro diocesano de catequistas en el que nos acompañará el Obispo auxiliar de Barcelona, Mons. Antoni Vadell Ferrer, para hablarnos sobre “El catequista, acompañado y acompañante”. Aprovechad esta ocasión de formación y de convivencia; seguro que todos salimos reconfortados y fortalecidos.

Al día siguiente, martes 24 de abril, tendrá lugar el encuentro con sacerdotes en el que se trabajará el tema “Algunos retos de la Iniciación Cristiana de niños”. Ahí trataremos sobre la situación en la que llegan los niños y jóvenes a nuestras parroquias, la implicación de los padres y familias, etc. En definitiva, analizaremos cómo está nuestra Diócesis y cómo podemos mejorar.

Queridos catequistas y sacerdotes: No quiero despedirme sin mostraros la importancia de vuestra labor, de ser acompañantes y, al mismo tiempo, de la necesidad de ser acompañados. Aprovecho las palabras del Papa Francisco sobre este tema: “En este mundo los ministros ordenados y los demás agentes pastorales pueden hacer presente la fragancia de la presencia cercana de Jesús y su mirada personal. La Iglesia tendrá que iniciar a sus hermanos -sacerdotes, religiosos y laicos- en este «arte del acompañamiento» para que todos aprendan siempre a quitarse las sandalias ante la tierra sagrada del otro. Tenemos que darle a nuestro caminar el ritmo sanador de projimidad, con una mirada respetuosa y llena de compasión pero que, al mismo tiempo, sane, libere y aliente a madurar en la vida cristiana” (EG 169).

Que estos dos encuentros que tendremos en nuestra Diócesis nos ayuden a ver a los demás como tierra sagrada de manera que nuestra actitud sea, como hizo Moisés, la de quitarnos las sandalias ante los chicos y jóvenes de nuestras catequesis y mostrar así el auténtico rostro de Dios. Que Él os bendiga por vuestra presencia generosa. ¡Feliz Pascua de Resurrección!

Con mi afecto y bendición.

† Abilio Martínez Varea
Obispo de Osma-Soria

Mons. Abilio Martínez Varea
Acerca de Mons. Abilio Martínez Varea 15 Articles
El obispo electo de Osma-Soria nació en Autol (La Rioja) el 29 de enero de 1964. Ingresó en el seminario diocesano de Logroño, donde estudió Filosofía y Teología entre los años 1982 y 1987. Después se trasladó a Roma, donde obtuvo la licenciatura en Teología Dogmática por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma (1989). Fue ordenado sacerdote el 30 de septiembre de 1989. Su ministerio sacerdotal lo ha desarrollado en la diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño. Su primer destino fue como vicario parroquial de la parroquia de San Barlotomé de Aldeanueva de Ebro (La Rioja) (1989-1994). Entre 1994 y 1996 realizó los cursos de doctorado en la Universidad Pontificia de Salamanca. A su regreso, fue nombrado vicario parroquial de San Pío X de Logroño. Ha desempañado los cargos de delegado de Apostolado Seglar, profesor en el instituto diocesano de Ciencias Religiosas y delegado de Enseñanza. Desde el año 2005 es vicario episcopal de Pastoral y Enseñanza.