Encuentro de Cáritas en nuestra ciudad

Mons. Salvador Giménez              El próximo sábado, 14 de abril, se celebra en Lleida el 4º ENCUENTRO  DE CÁRITAS CATALUÑA. Os lo dejo escrito aquí y os lo anuncio por si todavía alguien no se ha enterado. También, motivado por el pequeño orgullo de manifestar mi alegría al convertirnos los diocesanos en acogedores de todos los participantes en el evento.

Me gustaría ser conciso en este comentario semanal. Son muchas las horas de trabajo, y de muchas personas, condensadas en un solo acto, que expresa toda una tarea paciente y continuada de todo el año, hecha con cariño y profesionalidad. En nombre de todos vosotros, les agradezco de manera anticipada.

En aras de esa brevedad comentada, se me ha ocurrido describir en tres párrafos las palabras que ponen título a este acontecimiento.

TROBADA O ENCUENTRO. Dice nuestro diccionario que es “la reunión de personas con intereses comunes, especialmente con vista a dialogar, a hacer alguna celebración… Seguro que todos habéis participado en un encuentro de personas con estas características, en las que se prioriza salir de uno mismo para escuchar a los demás, dejarse acompañar, expresar las propias ideas y convicciones. Los únicos intereses del encuentro en cuestión serán poder manifestar las actividades sobre la caridad, intercambiar experiencias de cada equipo, potenciación del trabajo por la justicia y la defensa de los más desfavorecidos. Todo ello envuelto con la celebración gozosa de la fe que es la Eucaristía. Es la cuarta porque antes se celebró en Barcelona (2012), Girona (2014) y Tarragona (2016).

CÁRITAS. Como todos sabéis, es una institución de la Iglesia católica que está presente en todas las diócesis y en la inmensa mayoría de las parroquias. Lleva adelante su actividad gracias a sus responsables, empleados, voluntarios y colaboradores. Su objetivo fundamental es hacer visible el amor de Dios y animar a todos en el amor a los hermanos. Es una palabra que proviene del latín y que se traduce por amor, afecto, ternura, con la acepción añadida de amor divino y caridad cristiana. Y, además, es una de las tres virtudes teologales (regaladas por Dios) y una realidad esencial en la práctica de la vida cristiana. Muchos de vosotros habéis colaborado con horas de dedicación o con donativos en metálico, otros se han beneficiado mediante la asistencia en aspectos concretos o en la promoción de sus propias cualidades para elevar o integrar su dignidad personal. Y todos los cristianos se sienten comprometidos en la ayuda a los hermanos, porque el equipo de Cáritas no es el exclusivo autor del ejercicio caritativo sino, más bien, el encargado de animar y recordar a toda la comunidad cristiana su propia responsabilidad como encargada de vivir y transmitir el mandato de Jesucristo. Por tanto, no se puede separar nunca Cáritas de la Iglesia, como si aquella fuera una institución autónoma, es la misma Iglesia católica.

CATALUÑA. Su territorio engloba diez diócesis. Las respectivas Cáritas celebran en Lleida el encuentro. Llevan años de trabajo conjunto y coordinado. Los catalanes valoran mucho su tarea y le reconocen un gran prestigio, tanto a nivel universitario o de estudios como en los compromisos adquiridos en las diversas realidades y proyectos a favor de los más necesitados. Han firmado muchos convenios con instituciones oficiales y privadas para mejorar el desarrollo de su actividad

Sólo os pido que aumentéis vuestra colaboración con CARITAS y que oréis por este acto.

+ Salvador Giménez,

Obispo de Lleida

Mons. Salvador Giménez Valls
Acerca de Mons. Salvador Giménez Valls 199 Articles
Mons. D. Salvador Giménez Valls nace el 31 de mayo de 1948 en Muro de Alcoy, provincia de Alicante y archidiócesis de Valencia. En 1960 ingresó en el Seminario Metropolitano de Valencia para cursar los estudios eclesiásticos. Es Bachiller en Teología por la Universidad Pontificia de Salamanca. Fue ordenado sacerdote el 9 de junio de 1973. Es licenciado en Filosofía y Letras, con especialización en Historia, por la Universidad Literaria de Valencia. CARGOS PASTORALES Inició su ministerio sacerdotal como párroco de Santiago Apóstol de Alborache, de 1973 a 1977, cuando fue nombrado director del Colegio “Claret” en Xátiva, cargo que desarrolló hasta 1980. Este año fue nombrado Rector del Seminario Menor, en Moncada, donde permaneció hasta 1982. Desde 1982 hasta 1989 fue Jefe de Estudios de la Escuela Universitaria de Magisterio “Edetania”. Desde 1989 a 1996 fue párroco de San Mauro y San Francisco en Alcoy (Alicante) y Arcipreste del Arciprestazgo Virgen de los Lirios y San Jorge en Alcoy (Alicante) entre 1993 y 1996. Desde este último año y hasta su nombramiento episcopal fue Vicario Episcopal de la Vicaría II Valencia Centro y Suroeste. Además, entre 1987 y 1989, fue director de la Sección de Enseñanza Religiosa, dentro del Secretariado de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de la CEE, y fue miembro del Colegio de Consultores entre 1994 y 2001. El 11 de mayo de 2005 se hacía público su nombramiento como obispo auxiliar de Valencia. Recibió la ordenación episcopal el 2 de julio del mismo año. Fue administrador diocesano de Menorca del 21 de septiembre de 2008 hasta el 21 de mayo de 2009, fecha en la que fue nombrado obispo de esta sede. Tomó posesión el 11 de julio del mismo año. El 28 de julio de 2015 se hacía público su nombramiento como obispo de Lleida. OTROS DATOS DE INTERÉS En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social desde 2014. También ha sido miembro de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de 2005 a 2014.