“Dios tiene un proyecto para cada joven. Nuestra tarea es propiciar su respuesta a esa llamada”

Desde el pasado lunes día 19 y hasta el sábado 24 de marzo, tiene lugar en el Vaticano un pre-sínodo con el papa Francisco. Junto al Santo Padre, allí se congregan alrededor de 300 jóvenes, fundamentalmente católicos, pero también de diferentes confesiones cristianas, de otras religiones e incluso jóvenes no creyentes. Se prepara así el próximo Sínodo de los Obispos sobre “Los jóvenes, la fe y el discernimeinto vocacional”, que tendrá lugar en Roma durante el mes de octubre.

La Conferencia Episcopal Española (CEE), a través de su departamento de Pastoral de Juventud, ha elegido a los dos jóvenes españoles que participan en el pre-sínodo con el papa Francisco. Se trata de Cristina Cons, de la diócesis de Santiago de Compostela, y Javier Medina, de la diócesis de Valencia.

Además, el Papa ha expresado su deseo de que los jóvenes de todo el mundo estén conectados durante estos días y puedan dialogar en Internet y las redes sociales sobre la reunión pre-sinodal. El hashtag será #synod2018. “Quiero que todos los jóvenes puedan participar activamente en los preparativos del Sínodo. Por eso, podrán intervenir a través de Internet en los grupos lingüísticos moderados por otros jóvenes. La aportación de esos “grupos de Internet” se unirá a la de la reunión en Roma”, afirmó.

Ahora  hablamos con el sacerdote Jorge Fernández Bastardo, delegado de juventud en la diócesis de Valladolid.

¿Qué pueden enseñar los jóvenes a la Iglesia?

El Papa nos ha propuesto tener los oídos abiertos para escuchar a los jóvenes. De hecho, el primer acto para preparar el Sí- nodo Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional ha consistido en ofrecerles un cuestionario, que ya se ha respondido, y cuyo resultado estamos a punto de recibir.

¿Qué utilidad tiene?

Ha sido una forma de canalizar las inquietudes de la Juventud. De hecho, el Sínodo se va a fundamentar en esas preguntas y respuestas. Toda la Iglesia ha tenido el mismo cuestionario y, después, en cada continente ha habido cuestiones específicas.

¿Qué asuntos se abordaron?

El objetivo era darles la oportunidad de expresarse, de decir cómo ven la Iglesia, de cómo se sienten en ellas, de aportar sugerencias de mejora… después había cuestiones relativas a la vocación, que es el objeto principal del Sínodo

El Papa ha escrito a los jóvenes una carta de su puño y letra…

Y eso supone mucho. Supone que quiere escuchar su voz y darles protagonismo en la Iglesia tanto de cara a la evangelización, como en la oración o el discernimiento. Novedades como Internet, las redes sociales, la hiperconexión, son campos en las que los jóvenes pueden aportar bastante. La Iglesia siempre quiere acompañar las diferentes realidades y en este caso, cómo no, acompañar a los jóvenes en su evolución, en el discernimiento, en su fe y en su vida cotidiana.

Cuando se habla de jóvenes, ¿qué se entiende por discernimiento?

Podemos entenderlo en sentido amplio. En esta etapa de la vida se eligen muchas cosas: profesión, estudios, lugares de estudios… y también, incluso, la vocación a que están llamados dentro de la Iglesia. No es tanto que elijan ellos la vocación, sino que se den cuenta de a lo que Dios ya les ha llamado. Desde que fueron concebidos, Dios tiene un proyecto para cada uno de ellos. Y la tarea de discernimiento significa reconocer la llamada de Dios y propiciar esta respuesta que los jóvenes dan a esa llamada. Vocaciones a la vida religiosa, de especial consagración, de vida activa, vocación sacerdotal y también al matrimonio cristiano.

¿Cuáles son los próximos pasos que se han de dar de cara al Sínodo, además del pre-sínodo de este mismo mes de marzo?

La recepción de los lineamenta. Ese pequeño esquema que articulará y estructurará las respuestas que ya se han recibido, para tener el guión de lo que va a ser el desarrollo del Sínodo, que se publicará en breve.

¿Cómo enlaza este recorrido con el Sínodo en la próxima jornada de Panamá, 2019?

Para ambas cosas se necesita una verdadera preparación, tanto a nivel parroquial, como diocesano y de Iglesia universal. Los jóvenes en grupos, fundamentalmente en las parroquias y en los distintos movimientos se están preparando para ambos eventos a nivel diocesano e interdiocesano y se están celebrando encuentros de toda España y en las distintas provincias eclesiásticas.

La próxima jornada mundial de la juventud, Panamá 2019, es una meta en el camino de la pastoral juvenil, que se dinamiza a través de dos fuerzas: la de la pastoral ordinaria y la de la extraordinaria, como es el Sínodo de este año y la jornada del que viene. Además, se sustentará sobre un tema mariano y nos ayudará a revitalizar todo lo que significa caminar con los jóvenes, para ayudarles a profundizar en su fe y su discernimiento vocacional.

(Iglesia en Valladolid)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37427 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).