¿Cómo se te ocurrió ir al Seminario?

Mons. Jaume Pujol              «¿Cómo se te ocurrió ir al Seminario?». Es una pregunta frecuente que se hace a los jóvenes que se preparan para el sacerdocio. En el mundo actual parece una extravagancia adoptar una decisión de este tipo.

Uno de los interrogados sobre esta materia, Bernabé, de 25 años, contesta: «Recibí una llamada de Dios». Pero su interlocutor pregunta: «¿Te envió un WhatsApp?». Respuesta: «Me envió la novela Niebla», de Miguel de Unamuno.

Los caminos de Dios son infinitos. En este caso fue el argumento de este libro clásico: el joven protagonista, tras varias experiencias amorosas, se encuentra desconcertado y acude en petición de consejo a un escritor famoso, el propio Unamuno, a plantearle preguntas fundamentales cómo el sentido de la vida y de la propia existencia. Unamuno, en esta ficción escrita por él mismo, se reconoce como su creador, y le dice que igual que le dio vida, lo puede matar si lo desea. El joven plantea entonces que quizá también Unamuno tiene su creador, y aparece así la relación Dios-criatura.

Muchas veces no es un libro, sino una experiencia familiar, la conversación con un amigo, o el ejemplo de un sacerdote, el que impulsa al sacerdocio, abriéndose así el periodo de formación de seminarista en el que uno confirma su vocación y se prepara en su corazón y en su cabeza, para algo que supera a una profesión: a una vocación de servicio para toda una vida.

En torno a la fiesta de San José se celebra el Día del Seminario. Es un buen momento cada año para rezar para que Dios envíe nuevas vocaciones y para que las familias sean receptivas cuándo un hijo se plantee esta posibilidad.

¿Qué cualidad remarcas en un sacerdote?, se preguntaba en una encuesta reciente. Las respuestas pueden ayudar a perfilar lo que es una vocación al ministerio eclesiástico. Fueron de este estilo: «Que sea una persona alegre; que esté preparado para los tiempos actuales; que sea generoso y capaz de sacrificarse; que transmita la doctrina de la Iglesia; que se preocupe por los más necesitados; que sea hombre de oración y conecte con Dios».

Por fortuna tenemos el ejemplo de muchos buenos sacerdotes, seguidores quizá de párrocos que antes tenían un pueblo y una parroquia y ahora tienen varios, continuadores de aquellos sacerdotes que hace ochenta años entregaron su vida por amor a Jesucristo en una cruenta persecución que los hizo mártires.

Pido continuamente a Dios por el resurgir de vocaciones sacerdotales y religiosas, y pongo en manos de la Virgen María y San José el estallido de una primavera vocacional.

 

† Jaume Pujol Balcells
Arzobispo metropolitano de Tarragona y primado

Mons. Jaume Pujol
Acerca de Mons. Jaume Pujol 324 Articles
Nace en Guissona (Lleida), el 8 de febrero de 1944. Cursó los estudios primarios en los colegios de las Dominicas de la Anunciata y de los Hermanos Maristas de Guissona. Amplió sus estudios en Pamplona, Barcelona y Roma. Realizó el doctorado en Ciencias de la Educación en Roma, donde cursó estudios filosóficos y teológicos. Es doctor en Teología por la Universidad de Navarra. Fue ordenado sacerdote por el cardenal Vicente Enrique y Tarancón, en Madrid, el 5 de agosto de 1973, incardinado en la Prelatura de la Santa Cruz y Opus Dei.CARGOS PASTORALESFue profesor ordinario de Pedagogía Religiosa en la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra. Desde el año 1976 y hasta su consagración episcopal, dirigió el Departamento de Pastoral y Catequesis, y desde el 1997, el Instituto Superior de Ciencias Religiosas, los dos de la misma Universidad.Ocupó distintos cargos en la Facultad de Teología: director de estudios, director del Servicio de Promoción y Asistencia a los Alumnos, secretario, director de la revista Cauces de Intercomunicación (Instituto Superior de Ciencias Religiosas), dirigida a profesores de religión.Durante sus años en Pamplon dirigió cursos de titulación, formación y perfeccionamiento de catequistas, profesores de religión y educadores de la fe, y tesis de licenciatura y de doctorado. Su trabajo de investigación se ha centrado en temas de didáctica y catequesis; ha publicado 23 libros y 60 artículos en revistas científicas, obras colectivas, etc. También ha desarrollado otras tareas docentes y pastorales con jóvenes, sacerdotes, etc.El día 15 de junio de 2004 el Papa Juan Pablo II lo nombró Arzobispo de Tarragona, archidiócesis metropolitana y primada, responsabilidad que, hasta hoy, conlleva la presidencia de la Conferencia Episcopal Tarraconense, que integran los obispos de la provincia eclesiástica Tarraconense y los de la provincia eclesiástica de Barcelona. El día 19 de septiembre de 2004, en la Catedral Metropolitana y Primada de Tarragona, fue consagrado obispo y tomó posesión canónica de la archidiócesis. El día 29 de junio de 2005 recibía el palio de manos del Papa Benedicto XVI, en la basílica de San Pedro del Vaticano.OTROS DATOS DE INTERÉSEn la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis y Seminarios y Universidades. Cargo que desempeña desde 2004.Además, ha sido miembro de la Comisión Permanente entre 2004 y 2009.