La ideología de género: un problema cultural y un desafío pastoral

Mons. Fidel Herráez                 En el mensaje para la Cuaresma, que os comentaba el domingo pasado, nos prevenía el Papa sobre los falsos profetas, las ideologías engañosas y la necesidad de discernir en nuestro corazón, para reconocer las amenazas del mal y las señales del bien. En este sentido, hoy deseo hablaros de un tema de enorme actualidad, por sus repercusiones en el ámbito humano, cultural, político y educativo: la ideología de género. El mismo Papa Francisco en la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia ha señalado el fondo de la cuestión y el desafío pastoral que nos plantea: esa ideología, dice, «niega la diferencia y la reciprocidad natural de hombre y de mujer. Presenta una sociedad sin diferencia de sexo, y vacía el fundamento antropológico de la familia… La identidad humana viene determinada por una opción individualista, que también cambia con el tiempo» (nº 56).

Este tipo de mentalidad niega la realidad de la creación, que hemos recibido como don, y pretende ocupar el puesto del Creador. El sentimiento o la afectividad humana son los criterios para decidir la identidad sexual que cada uno desea adoptar, al margen de la base biológica. Es cierto, señala el Papa, que a veces puede haber, entre los defensores de esta ideología, ciertas aspiraciones comprensibles, pero resulta especialmente inquietante que quiera imponerse como un pensamiento único; con esta intención pretende dominar todos los ámbitos sociales: la educación de los niños desde los primeros niveles, los medios de comunicación social, la sanidad… Como sabéis, algunas iniciativas legislativas avanzan en esa dirección.

Con este tipo de ideologías se pretende configurar el modelo del ser humano del futuro, al que va unida una nueva concepción del matrimonio y de las distintas relaciones familiares. Se trata de antropologías claramente opuestas a la concepción cristiana de la persona humana y del matrimonio como unión de un hombre y de una mujer, abierta a la vida. Dice también el Papa: «Una cosa es comprender la fragilidad humana, o la complejidad de la vida, y otra cosa es aceptar ideologías que pretenden partir en dos los aspectos inseparables de la realidad».

Conscientes de la gravedad de lo que está en juego, los obispos españoles ya en el año 2012 dimos a conocer el documento dedicado a La verdad del amor humano. Orientaciones sobre el amor conyugal, la ideología de género y la legislación familiar. El tema ha sido objeto de estudio nuevamente en nuestra última Asamblea Plenaria del pasado noviembre. De modo especial la Subcomisión de Familia y Defensa de la Vida ha intentado salir al paso de diversos y fuertes intentos para deconstruir los conceptos de varón y de mujer y con ellos el matrimonio y la familia.

¿Cómo salir al paso de los planteamientos y consecuencias de esta ideología de género? Pienso que hemos de verlo en profundidad, como un desafío pastoral decisivo. Sin entrar en la lucha estéril de quienes se radicalizan y enfrentan con posturas ideológicas, podemos y debemos hacer la propuesta positiva del amor cristiano: ofrecer la belleza de un amor humano verdadero, vivido en una sexualidad integrada; tarea que siendo propia de todos y cada uno, corresponde de modo particular a los matrimonios y familias cristianas; ellos son los que con el testimonio de sus vidas harán creíble la verdad del amor que viven y les une. Como cristianos no podemos permanecer indiferentes ante las grandes cuestiones de nuestra sociedad y de nuestro tiempo; y para dar la conveniente respuesta el primer paso ha de ser la información y la formación. Desde esa base nuestro testimonio y nuestra pastoral serán más conscientes, más responsables y más comprometidos.

Con este motivo nuestra diócesis, en colaboración con la Facultad de Teología, ha organizado para pasado mañana, martes, una Jornada de Extensión Universitaria sobre este tema; tendrá sesiones de mañana y tarde a partir de las nueve y media de la mañana. En ella se analizarán los distintos aspectos del problema: presupuestos filosóficos, intereses políticos, implicaciones jurídicas, repercusiones en la educación de los niños y adolescentes…; de modo especial se presentará la propuesta cristiana a la luz de la revelación, de la doctrina de la Iglesia y de las iniciativas pastorales que se deben asumir. Están invitadas todas las personas interesadas en el tema.

+ Fidel Herráez

Arzobispo de Burgos

Mons. Fidel Herráez Vegas
Acerca de Mons. Fidel Herráez Vegas 135 Articles
Fidel Herráez Vegas nació en Ávila el 28 de julio de 1944. Realizó los estudios eclesiásticos en el Seminario de Madrid, donde ingresó en 1956. Fue ordenado sacerdote el 19 de mayo de 1968. Bachiller en Teología por la Universidad Pontificia de Comillas en 1968. Es Licenciado (1974) y Doctor (1977) en Teología Moral por la Pontificia Universidad Lateranense en Roma. Es autor de varias publicaciones sobre Teología Moral Fundamental. Ha desempeñado los siguientes cargos:1968-1972: Formador, Secretario y Profesor de idiomas del Seminario Menor de Madrid. 1977-1995: Profesor de Teología Moral Fundamental en el Instituto Superior de Ciencias Religiosas y Catequética “San Dámaso” de Madrid. 1977-1995: Director de la Formación Permanente de las Hermandades del Trabajo de Madrid y Consiliario de jóvenes de las mismas. 1977-1996: Capellán de las Religiosas Irlandesas (Instituto de la B.V. María). 1979-1996: Delegado diocesano de Enseñanza de Madrid. 1979-1995: Miembro Asesor de la Comisión Episcopal de Enseñanza. 1983-1995: Secretario Técnico de la diócesis de Madrid para las relaciones con la Comunidad Autónoma en los temas de Enseñanza Religiosa. 1986-1995: Presidente del Consejo diocesano de la Educación Católica. 1986-1995: Representante de los Delegados diocesanos de Enseñanza en el Consejo General de la Educación Católica. 1992-1997: Presidente del Forum Europeo para la Enseñanza Religiosa Escolar. 1993-1996: Catedrático de Teología Moral Fundamental en la Facultad de Teología “San Dámaso” de Madrid. 1995-2015: Vicario General de la Archidiócesis de Madrid. Desde el año 2011 es el consiliario Nacional de la Asociación Católica de Propagandistas. El 14 de mayo de 1996 fue elegido Obispo titular de Cedie y Auxiliar de Madrid, recibiendo la ordenación Episcopal el 29 de junio del mismo año. En la Conferencia Episcopal es miembro de la Comisión Permanente y pertenece a la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis desde 1996. El 30 de octubre de 2015 el papa Francisco lo nombra arzobispo de Burgos, tomando posesión de la archidiócesis el 28 de noviembre del mismo año.