Sobriedad y humildad, virtudes cuaresmales

Mons. Sebastià Taltavull               Este tiempo que vivimos pide el atrevimiento de proponer una forma alternativa de entender la calidad de vida. El planteamiento nos lo hace el papa Francisco como uno de los signos de identidad de la espiritualidad cristiana. Dice que la espiritualidad cristiana propone un crecimiento con sobriedad y una capacidad de disfrutar con poco. No hay duda de que estamos ante una alternativa a la obsesión consumista y que la constante acumulación de posibilidades para consumir distrae el corazón e impide valorar cada cosa y cada momento. Por eso, dirá también que la sobriedad, que se vive con libertad y conciencia, es liberadora.

A la sobriedad, elemento más que necesario para nuestro tiempo, hay que añadirle la humildad. Su desaparición podría acabar dañando la sociedad y el ambiente, hasta ir en contra de uno mismo, por provenir de un intento de dominar sin ningún límite. La humildad es expresión de paz interior y de una vida unificada que ha renunciado a la dispersión de sentimientos y actividades. La humildad es verdad, saca de la persona toda máscara y la hace resplandecer por lo que es, no por la apariencia o por lo que tiene.

El itinerario cuaresmal invita a hacer la experiencia de una conversión, de un cambio del corazón con Dios, con los demás y hacia el medio natural que nos rodea. Del mismo modo, un cambio en los estilos de vida orientados al bien común nos abriría a nuevas formas de creatividad y valoración de las cosas sencillas y pequeñas —ejemplos de sobriedad y humildad— que nos conducirían a verdaderas formas de relación humana, más humanizadoras .

Cuanto más vacío habita en el corazón de la persona —dice Francisco—, más necesita objetos para comprar, poseer y consumir. Para superarlo, si conseguimos vencer el individualismo, realmente podremos desarrollar un estilo de vida alternativo; entonces también será posible un cambio importante en la sociedad. La opción por el cambio siempre aparece cuando somos capaces de pensar con toda humildad si todo lo que hacemos en la vida rueda en torno a un mismo o si los otros tienen cabida. La sobriedad nos prepara para la solidaridad y la humildad nos empuja para que sea un hecho. ¡No perdemos nada, lo ganamos todo!

+ Sebastià Taltavull

Obispo de Mallorca

Mons. Sebastià Taltavull Anglada
Acerca de Mons. Sebastià Taltavull Anglada 66 Articles
Mons. D. Sebastià Taltavull nace en Ciutadella de Menorca (Baleares), el 28 de enero de 1948. Después de los primeros estudios en la Compañía de Maria y en el Colegio salesiano, el año 1959 ingresa en el Seminario diocesano de Menorca y cursa los estudios de Humanidades, Filosofía y Teología.El 23 de septiembre de 1972 recibe la ordenación sacerdotal en la Catedral de Menorca, después de cursar estudios en la Facultad de Teología de Cataluña y obtener la Licenciatura en Teología dogmática.CARGOS PASTORALESEl mismo día de la ordenación sacerdotal es nombrado Director de la Casa diocesana de Espiritualidad de Monte-Toro (1972-1984) y Delegado diocesano de Juventud (1972-1989). Dos años después, Rector del Santuario Diocesano de la Virgen de Monte-Toro, Patrona de Menorca (1975-1984).Es elegido Secretario del primer Consejo Diocesano de Pastoral (1973-1977) y Secretario del Consejo del Presbiterio y Colegio de Consultores (1983-1989). Fue Consiliario del Movimiento de Jóvenes Cristianos, de grupos de Revisión de Vida del MUEC y de Escultismo entre 1977 y 1989.Recibe el encargo de Formador (1977-1984) y Profesor de Teología dogmática (1977-1994) del Seminario y del Instituto Diocesano de Teología. Fue Rector del Seminario Diocesano de 1995 a 2002. El año 1984 es nombrado Párroco de San Rafael de Ciutadella, cargo que ejerce hasta 1992, año en que es nombrado Consiliario del Centro Catequístico de San Miguel (1992-2005).El 23 de septiembre de 1989 es nombrado Vicario General de la Diócesis de Menorca y Moderador de la Curia, cargos que ejerce hasta el año 2002, año en que es nombrado Párroco de Ntra. Sra. del Rosario de la Catedral y de San Francisco de Asís de Ciutadella y elegido Deán-Presidente del Cabildo y Penitenciario de la Catedral (2002-2005). Le es asignada la tarea de Moderador de la Asamblea Diocesana de Menorca celebrada entre los años 1996-1998.Además de trabajar en el Secretariado Diocesano de Catequesis en los Departamentos de Catequesis de adolescentes y jóvenes (1973-1995) es nombrado Delegado Diocesano de Catequesis (1989-1995) y forma parte del Secretariado Interdiocesano de Catequesis de Cataluña y Baleares (SIC), dedicándose especialmente a la catequesis de adolescentes, jóvenes y catequesis familiar.Como Consiliario ha trabajado en los Equipos de Matrimonios de Nuestra Señora (1988-2005) y se ha dedicado a la preparación y formación de catequistas (1973-1998) y de los matrimonios-catequistas de grupos de Catequesis familiar (1998-2005). Para los años 2002-2005 fue nombrado Delegado Diocesano de Medios de Comunicación Social y para las Relaciones Institucionales.Fue nombrado Obispo Auxiliar de Barcelona por Benedicto XVI el 28 de enero de 2009 y recibió la Ordenación episcopal el 21 de marzo de 2009. Es administrador apostólico de Mallorca desde el 8 de septiembre de 2016.OTROS DATOS DE INTERÉSEn la CEE es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social y Pastoral Social. Anteriormente, fue miembro del Consejo Asesor de la Subcomisión de Catequesis y desde junio de 2005 Director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Pastoral de la Conferencia Episcopal Española hasta su nombramiento como Obispo. Desde 2009 hasta 2011 fue miembro de dicha comisión. En 2011, fue elegido Presidente de dicha Comisión.