Cardenal Blázquez: “Tenemos nuestras puertas abiertas para los jóvenes ”

Positivo. El balance del año que ha tocado a su fin en la Diócesis, en opinión del arzobispo de Valladolid, cardenal Ricardo Blázquez, es bueno, sobre todo por el trabajo continuado y perseverante en las parroquias y en las comunidades cristianas. En su opinión, los católicos vallisoletanos se muestran cada vez más dispuestos a “irradiar la luz de su fe” y a mirar con otros ojos, con ojos hermanos, a los pobres y perseguidos. “Hemos salido más que nunca para ir al encuentro de los demás”, afirma.

A la intensidad del trabajo diario y a los numerosos retos de los que han venido acompañados estos doce meses en el ámbito estrictamente diocesano, dice el cardenal, ha visto cómo se sumaban más responsabilidades que le han sido encomendadas tanto por sus compañeros como por el Santo Padre. Desde el punto de vista individual, 2017 ha sido muy especial para el cardenal arzobispo de Valladolid. Ha celebrado sus bodas de oro como presbítero y el pasado 13 de abril cumplió 75 años, momento en que presentó su recomendada carta de renuncia al papa Francisco. No solo no fue aceptada, sino que días antes, los obispos españoles le reeligieron como presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), “con todo lo que lleva consigo de trabajo y de dedicación a los demás”.

El 4 de enero se cumple el tercer aniversario del momento en que se hizo pú- blico que el papa Francisco le había nombrado cardenal de la Iglesia Universal. La noticia tomó al arzobispo por sorpresa mientras viajaba en coche y, aunque reconoce que ha supuesto para él una considerable carga de trabajo en varios dicasterios romanos, agradece la confianza depositada en él por el Sumo Pontífice. “Teniendo buena salud -subraya- es más fácil afrontar las tareas que me van siendo encomendadas”.

La Diócesis de Valladolid se plantea varios e importantes retos en este año que comienza y, sin duda, uno de los más significativos es el próximo sínodo de los obispos sobre los jóvenes, que se celebrará en el mes de octubre. “Ya hemos enviado las respuestas de nuestros jóvenes a los cuestionarios y, previsiblemente, el ‘instrumentum laborum’ estará listo en abril”, explica.

El cardenal Ricardo Blázquez considera que su relación con los jóvenes de la Diócesis de Valladolid es especialmente grata, como se demuestra, apostilla, en actos como la reciente y bellísima Vigilia de Adviento o con la celebración, junto a un nutrido grupo de jóvenes cofrades, de la Eucaristía celebrada en honor de su patrón, San Juan Evangelista, el 27 de diciembre en el Santuario Basílica de la Gran Promesa.

“La unión de jóvenes, fe y vocación (objeto del sí- nodo) es una unión que a todos nos plantea un reto: ¿Cómo acercarnos a los jóvenes? ¿Cómo escucharles? ¿Cómo caminar con ellos?”, se interpela nuestro prelado, que si bien afirma que en nuestra Diócesis no hay distanciamiento, asume la posibilidad de que, como Iglesia, en ocasiones hayamos dado pie al alejamiento de algunos. “Tenemos las puertas abiertas a los jóvenes, queremos que se sientan en su casa, que nos digan lo que les gusta y les gusta menos. Queremos caminar con ellos y esperar con ellos, no cargar sobre sus hombros nuestras frustraciones, porque quien dice joven dice futuro y quien dice futuro dice esperanza”, concluye el cardenal Blázquez.

(Archidiócesis de Valladolid)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39344 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).