¡Jesús, nace para todos…!

Mons. Ángel Pérez Pueyo           Cuando llegue a tus manos «Iglesia en Aragón», que puntual y diligentemente reparte cada semana una «patrulla de mensajeros» anónimos, auténticos «sembradores de esperanza» en nuestra Diócesis, estaremos a las puertas del GRAN ACONTECIMIENTO, la Encarnación del Hijo de Dios.

Dios en persona quiere ser tu huésped. Busca corazones para «habitar». Después de un breve tiempo de preparación durante el adviento, con alegría contenida, estamos expectantes ante su venida. De la mano del profeta Isaías, atónitos y desconcertados, hemos experimentado el paso salvador de Dios en nuestras vidas; de la mano de Juan el Bautista, hemos constatado que la conversión (cambio de chip) es el mejor atajo para llegar a Dios; y de la mano de María, barruntamos que algo grande se está gestando en nuestro interior… Dios, en persona, quiere «implicarte» en su proyecto liberador de la humanidad. Y con su venida, obrar en ti su «re-creación» personal y social.

Cuando lo más fácil era tener miedo, María supo confiarse a Dios; cuando lo más fácil era desentenderse, María se comprometió por la causa de los hombres más desfavorecidos; cuando lo más fácil era aceptar la infecundidad de nuestra vida, María nos mostró cómo hacer germinar en nuestros corazones la GRACIA de Dios. Con su sí, María devolvió al mundo y a los hombres la alegría y la esperanza que habían perdido.

Gracias por aceptar ser «la estrella del belén» que orienta y conduce a todos los hombres hasta Dios. Gracias por regalarte, por hacer de tu vida un verdadero don para los más necesitados. Gracias por ofrecer tu valioso tiempo, tus múltiples cualidades, tu propia vida para que todos tengamos más vida, más libertad, mayor plenitud de sentido. Gracias también por tu donativo solidario. Perdona mi osadía si me atrevo a «provocarte» sugiriéndote que cada día, como «caricia de Dios», introduzcas en tu «hucha solidaria», unos céntimos destinados a las personas que la sociedad «descarta» o «ignora». Sólo con 0,50 € diarios, podrías desgravar, si lo deseas, hasta el 75%. Pero, más allá de lo que te ahorres, lo más importante es PREVER (fidelizar) la ayuda que tendríamos que ofrecer a nuestros pobres y no tener que depender de las subvenciones que los «poderes públicos» otorgan en función de sus criterios. Con los céntimos que echan la mayoría de nuestros mayores en el cepillo o algunos «billetes azules» de los más pudientes, la cuota de socio, los donativos o los legados que vamos recibiendo… podríamos sostener a los que la sociedad excluye. El milagro está en que muchos pocos hacen más que pocos muchos. Hazte socio de Cáritas. «¡Sé parte de este compromiso en la Diócesis!».

Abre bien tus ojos. Descubre a Dios en la hermosa naturaleza de esta tierra, entre su gente noble y sencilla, en su historia, en los acontecimientos humildes de la vida de nuestro pueblo recio y generoso. Descúbrele en tu familia. En tu parroquia, en las personas más cercanas que colaboran contigo, en tus sacerdotes, [email protected], monjes y monjas de clausura, en tantos seglares que conforman las comunidades parroquiales, catequistas, voluntarios, animadores de la comunidad, agentes de pastoral, grupos apostólicos, movimientos, cofradías… que prestan un SERVICIO inestimable en nuestra Diócesis. Descúbrele en tu trabajo que ilumina y llena de sentido tu vida… Descúbrele en tus vecinos, en tus paisanos y amigos. También en los más pobres y desheredados, en los enfermos, en los que no tienen un trabajo digno, en las mujeres maltratadas, en los ancianos que están solos, en los jóvenes abandonados a su propia suerte, en los niños… que tantas veces han perdido su verdadero rostro y dignidad.

¡Enciende esta noche tu estrella e ilumina el corazón de tu hogar, de tu vecindad, de tu pueblo, de tu parroquia, de tu diócesis, de la humanidad! ¡Conviértete en bálsamo de todas aquellas personas que te encuentres heridas, rotas, perdidas, vacías, desilusionadas…! Regálales al Dios que ha nacido en tus entrañas. Serán las navidades más alegres y fecundas de tu vida.

Con mi afecto y bendición ¡Feliz navidad para todos…!

 

+ Ángel Pérez Pueyo

Obispo de Barbastro-Monzón

Mons. Ángel Pérez Pueyo
Acerca de Mons. Ángel Pérez Pueyo 112 Articles
- Mons. Ángel Javier Pérez Pueyo, natural de Ejea de los Caballeros (Zaragoza), nace el 18 de agosto de 1956. Es el segundo hijo del matrimonio (+) Rodrigo Pérez Fuertes (1.III. 1924 – 1.III.2012) y (+) Carmen Pueyo (21.II.1929 – 19.IV-2005). Su hermana, (+) Mª Concepción (19.V.1954 – 27.VII.1998), se queda paralítica cuando tenía catorce meses como consecuencia de una poliomielitis aguda. - A los 10 años de edad ingresa en el Seminario Metropolitano de Zaragoza. De 1966 a 1971 cursa sus estudios de bachillerato en el Seminario Menor. En 1972 pasa al Seminario Mayor donde estudia COU y como es demasiado joven para iniciar los Estudios Eclesiásticos los formadores le recomiendan que inicie la Etapa Introductoria y estudie Magisterio en la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado de Educación General Básica “Virgen del Pilar” que se hallaba ubicada en el mismo edificio del Seminario. En 1974 inicia sus Estudios Eclesiásticos en el Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón (CRETA). - En 1977 va a Salamanca al Aspirantado “Maestro Ávila”, ¾casa de formación que los Sacerdotes Operarios tienen en España¾, donde cursa los tres últimos años de Teología en la Universidad Pontificia de Salamanca. Posteriormente realiza estudios de licenciatura en Filosofía y Ciencias de la Educación en la Universidad Civil de Salamanca. - A los 23 años, el día 19 de marzo de 1980, es ordenado sacerdote por Mons. Antonio Vilaplana Molina en Plasencia (Cáceres) donde había sido enviado por los Superiores de la Hermandad para realizar la Etapa de Pastoral como formador y profesor en el Seminario Menor de dicha Diócesis. - Al finalizar el curso 1979/80 es destinado al Seminario de Tarragona. Desde 1980 a 1985 desempeña su labor formativa en el Seminario Menor como responsable de los seminaristas y como tutor y profesor del Colegio-Seminario. - En 1985 es nombrado Rector del Aspirantado Menor de Salamanca. Colabora como profesor y tutor en el Colegio “Maestro Ávila” impulsando el trabajo de pastoral juvenil y vocacional con los alumnos y profesores del mismo colegio. - En julio de 1990, en la XVIII Asamblea General, es elegido miembro del Consejo Central y se le responsabiliza de la Coordinación Pastoral de la Hermandad. Durante este tiempo coordina la preparación y dirección de los Cursos para Formadores de Seminarios que se impartieron en Buenos Aires (Argentina), en Caracas (Venezuela), en Lima (Perú); colaboró en el diseño del Curso para Formadores de Seminarios organizado por la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades de la Conferencia Episcopal Española que se viene celebrando durante el verano en Santander; y colabora como profesor en el Curso para Formadores de Seminarios de lengua española-portuguesa, organizado por la Congregación para la Educación Católica, que se imparte en el Pontificio Colegio Español de San José y en el que participan formadores de diferentes países Lati­noamericanos. En 1994 participa en Itaicí (Brasil) en el I Congreso Continental Latinoame­ricano de Vocaciones. - En julio de 1996, en la XIX Asamblea General es elegido Director General de la Hermandad de Sacerdotes Operarios hasta el año 2002. En 1997 participa en el Congreso sobre secularidad del presbítero diocesano organizado por la Comisión Episcopal del Clero de la Conferencia Episcopal Española. – En julio de 2002, en la XX Asamblea General, celebrada en el Pontificio Colegio Español de San José de Roma (Italia) es reelegido por mayoría absoluta en primera votación. −El pasado 22 de mayo de 2008 la Hermandad ha recibido de la Santa Sede la aprobación como Asociación Sacerdotal de Derecho Pontificio, tal como soñó desde el comienzo Mosén Sol. Y en julio de 2008, por coincidir con el 125 aniversario de la Fundación de la Hermandad y el I Centenario de la muerte del Beato Manuel Domingo y Sol, se celebrará en Tortosa la XXI Asamblea General. – En septiembre de 2008, al concluir su mandato como Director General, es nombrado Director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades de la Conferencia Episcopal Española. – El 2 de agosto de 2013 es nombrado Rector del Pontificio Colegio Español de San José en Roma por la Congregación del Clero. – El 27 de diciembre de 2014 es nombrado por el Papa Francisco Obispo de Barbastro-Monzón.