¡Felicidades!

Mons. Sebastià Taltavull            Es un gesto entrañable que por las fiestas navideñas nos felicitemos, e incluso lo hagamos gente muy diversa. Esto quiere decir que nos unen muchos motivos que hacen que nos deseemos felicidad, todo el bien posible y el trabajo por un año nuevo lleno de paz y concordia. Nos impulsa a hacerlo el gozo de compartir la buena noticia de la Encarnación de Dios en la historia, la venida de Jesús, su Hijo, nacido de la Virgen María en un rincón olvidado del mundo entre los más pobres. Las «preferencias» de Jesús por los pobres encuentran en ello su mejor testimonio.

Vaya, desde nuestra querida tierra de Mallorca, mi felicitación navideña, mi deseo de paz y felicidad para ti i para todos en estas fiestas de Navidad, Año nuevo y Epifanía, unidos al Señor en la oración y en el esfuerzo de llegar con humilde actitud de servicio a los que más nos necesitan. La razón es que el corazón de Dios tiene un lugar preferencial para los pobres, tanto que Él mismo «se hizo pobre» (2Co 8,9) en la persona de Jesús de Nazaret.

La Iglesia que vive la Navidad no puede olvidar esta trayectoria de Jesús, hasta llegar a la Cruz y la Resurrección. «Estamos llamados –dice el papa Francisco– a descubrir a Cristo en los pobres, a prestarles nuestra voz en sus causas, pero también a ser sus amigos, a escucharlos, a interpretarlos y a recoger la misteriosa sabiduría que Dios quiere comunicarnos a través de ellos» (EG 198). De hecho, es «pobre» según el Evangelio cualquier persona que padece una necesidad humana o espiritual, exclusión social o enfermedad, penuria económica o ignorancia cultural, soledad o falta de amor.

Por todo ello, es Navidad si en toda relación humana somos ejemplo de cercanía real y cordial, si somos capaces de empatía y ternura, si en el otro descubrimos a Jesús presente para acogerlo y amarlo, tal y como Él nos lo asegura: «Todo lo que hicisteis a uno de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicisteis» (Mt 25,40), es Navidad si nos acercamos a la mesa de la Eucaristía para acogerle a Él «que viene» y quiere habitar entre nosotros.

Con todo mi afecto, recibid un abrazo fraternal.

+ Sebastià Taltavull

Obispo de Mallorca

Mons. Sebastià Taltavull Anglada
Acerca de Mons. Sebastià Taltavull Anglada 129 Articles
Mons. D. Sebastià Taltavull nace en Ciutadella de Menorca (Baleares), el 28 de enero de 1948. Después de los primeros estudios en la Compañía de Maria y en el Colegio salesiano, el año 1959 ingresa en el Seminario diocesano de Menorca y cursa los estudios de Humanidades, Filosofía y Teología. El 23 de septiembre de 1972 recibe la ordenación sacerdotal en la Catedral de Menorca, después de cursar estudios en la Facultad de Teología de Cataluña y obtener la Licenciatura en Teología dogmática. CARGOS PASTORALES El mismo día de la ordenación sacerdotal es nombrado Director de la Casa diocesana de Espiritualidad de Monte-Toro (1972-1984) y Delegado diocesano de Juventud (1972-1989). Dos años después, Rector del Santuario Diocesano de la Virgen de Monte-Toro, Patrona de Menorca (1975-1984). Es elegido Secretario del primer Consejo Diocesano de Pastoral (1973-1977) y Secretario del Consejo del Presbiterio y Colegio de Consultores (1983-1989). Fue Consiliario del Movimiento de Jóvenes Cristianos, de grupos de Revisión de Vida del MUEC y de Escultismo entre 1977 y 1989. Recibe el encargo de Formador (1977-1984) y Profesor de Teología dogmática (1977-1994) del Seminario y del Instituto Diocesano de Teología. Fue Rector del Seminario Diocesano de 1995 a 2002. El año 1984 es nombrado Párroco de San Rafael de Ciutadella, cargo que ejerce hasta 1992, año en que es nombrado Consiliario del Centro Catequístico de San Miguel (1992-2005). El 23 de septiembre de 1989 es nombrado Vicario General de la Diócesis de Menorca y Moderador de la Curia, cargos que ejerce hasta el año 2002, año en que es nombrado Párroco de Ntra. Sra. del Rosario de la Catedral y de San Francisco de Asís de Ciutadella y elegido Deán-Presidente del Cabildo y Penitenciario de la Catedral (2002-2005). Le es asignada la tarea de Moderador de la Asamblea Diocesana de Menorca celebrada entre los años 1996-1998. Además de trabajar en el Secretariado Diocesano de Catequesis en los Departamentos de Catequesis de adolescentes y jóvenes (1973-1995) es nombrado Delegado Diocesano de Catequesis (1989-1995) y forma parte del Secretariado Interdiocesano de Catequesis de Cataluña y Baleares (SIC), dedicándose especialmente a la catequesis de adolescentes, jóvenes y catequesis familiar. Como Consiliario ha trabajado en los Equipos de Matrimonios de Nuestra Señora (1988-2005) y se ha dedicado a la preparación y formación de catequistas (1973-1998) y de los matrimonios-catequistas de grupos de Catequesis familiar (1998-2005). Para los años 2002-2005 fue nombrado Delegado Diocesano de Medios de Comunicación Social y para las Relaciones Institucionales. Fue nombrado Obispo Auxiliar de Barcelona por Benedicto XVI el 28 de enero de 2009 y recibió la Ordenación episcopal el 21 de marzo de 2009. Es administrador apostólico de Mallorca desde el 8 de septiembre de 2016. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social y Pastoral Social. Anteriormente, fue miembro del Consejo Asesor de la Subcomisión de Catequesis y desde junio de 2005 Director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Pastoral de la Conferencia Episcopal Española hasta su nombramiento como Obispo. Desde 2009 hasta 2011 fue miembro de dicha comisión. En 2011, fue elegido Presidente de dicha Comisión.