Renovación en la Delegación Diocesana de Juventud de Getafe

Tras 16 años de trabajo, la Delegación de Juventud en la diócesis de Getafe cambia de responsables con profundo agradecimiento a su labor. Con ocasión de este cambio, la publicación mensual diocesana Padre de Todos ha querido entrevistar al equipo saliente para conocer su balance de estos tres lustros al frente de los jóvenes diocesanos.

El obispo Mons. Joaquín María López de Andújar presidió el pasado 3 de diciembre en la Catedral la misa con motivo de la renovación del equipo directivo de la Delegación de Juventud. Tras 16 años al frente de la misma, Gonzalo Pérez-Boccherini Stampa pasó el testigo a Juan Gabriel Muñoz. Lo mismo hizo Isabel García Vigil –subdelegada desde 2005– con Miguel Luengo. El anterior subdelegado, Pablo Esteve, permanece en la tarea.

¿Lo más especial de estos años?

Isabel García.- Saber que en esta tarea estaba entregando mi vida a Dios en el corazón de la Iglesia; compartiendo miradas, silencios, sufrimientos e ilusiones con tantos jóvenes y sacerdotes.

Gonzalo Pérez-Boccherini.- Saludar a Benedicto XVI en Castelgandolfo y contarle que nuestro único objetivo era llevar a los jóvenes de Getafe al Corazón de Jesús.

¿Una frase que se os haya quedado grabada.?

I.G.- “Isabel, esto es el principio de algo grande”. Me la dijo Alfonso del Río (primer delegado de Juventud) al término de una de las primeras peregrinaciones en las que colaboré.

G.P.- El testimonio de conversión del actor Eduardo Verástegui que nos dio en el Monte Tabor.

¿Un momento heroico?

I.G.- Sacar a los 700 jóvenes de la Jornada Mundial de la Juventud en Colonia en medio de un caos absoluto, sin saber alemán y casi sin batería en los móviles. ¡Y les sacamos!

G.P.- ¡Ése! Otro fue una Javierada, cuando al llegar al albergue no había agua en las duchas y les alentamos a pensar en los hermanos refugiados y sus penurias… Y se resolvió.

¿Un momento difícil?

I.G.- Cuando días antes de una peregrinación me robaron el ordenador – entrando por la ventana– ¡con todos los datos!

G.P.- Cuando la Guardia Civil me pidió el DNI camino a Guadalupe por mi insistencia en que los curas confesaran en el arcén durante la peregrinación…

¿Y uno divertido?

I.G.- Cuando me presenté en una reunión y me encontré a 15 sacerdotes y a dos obispos –todos de negro– y yo con un jersey verde.

G.P.- Cuando en la JMJ de Sídney nos quedamos fuera del albergue y uno de los jóvenes abrió la cerradura con las artes aprendidas antes de su conversión…

¿Inolvidable alguno?

I.G.- Muchos… La entrada en la Catedral de Santiago en 2004; la mirada de Benedicto XVI en Roma 2007; peregrinar por el desierto de Jericó con los jóvenes; preparar la JMJ de Madrid y estar de rodillas –empapados– la noche de Cuatro Vientos; las misiones en Honduras…

G.P.- Todos ésos, y cuando paseé por los jardines vaticanos; la ponencia en el Congreso de Juventud de Valencia; iniciar con Javier Ávila el coro diocesano (en el bar El Pascual); cuando nombraron subdelegada a Isabel; la adoración al Santísimo en Colonia 2005; la bendición de D. Joaquín a unos presos en la cárcel de San Pedro Sula (Honduras) y tantos otros.

(P. Julián Lozano – Diócesis de Getafe)

 

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41526 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).