Para que San Juan Pablo II sea Patrono de Europa

Mons.  Joaquín María López de Andújar         Hace unos días, el cardenal Estanislao Dziwisz, que fuera secretario particular de Karol Wojtila durante más de 40 años, sugería en Polonia, en el Congreso Europa Christi, que sería muy bueno nombrar a Juan Pablo II copatrono de Europa, junto a los otros santos que ya lo son.

Esta petición responde a que Europa “está siendo seriamente amenazada por la crisis ideológica, el nacionalismo excluyente, el debilitamiento de la familia, el colapso demográfico y las crisis migratorias, y necesita la ayuda del cielo y el ejemplo de los santos, porque sola no puede responder a estos desafíos. Y no hay santo más contemporáneo que comprenda nuestro tiempo mejor que san Juan Pablo II”.

La Fundación Educatio Servanda, que tiene en nuestra Diócesis los colegios Juan Pablo II de Alcorcón y de Parla, ha querido sumarse a esta sugerencia del cardenal polaco y ha iniciado una campaña de firmas para promover esta iniciativa y solicitar al papa Francisco que le proclame copatrono de Europa. Me uno a esta propuesta y aprovecho la ocasión para destacar la importancia que la figura de Juan Pablo II, su testimonio y su mensaje, han tenido y deben seguir teniendo en la construcción de una Europa que, siendo fiel a su raíces cristianas, sea un faro de civilización y un estímulo de progreso en el mundo.

Siguen teniendo una gran actualidad las palabras pronunciadas por Juan Pablo II en el año 1982 en Santiago de Compostela, en las que el santo Papa, interpelando a Europa, le dijo: “Yo, obispo de Roma y pastor de la Iglesia universal, te lanzo, vieja Europa, un grito lleno de amor: vuelve a encontrarte. Sé tú misma. Descubre tus orígenes. Aviva tus raíces. Revive aquellos valores auténticos que hicieron gloriosa tu historia y benéfica tu presencia en los demás continentes. Reconstruye tu unidad espiritual, en un clima de respeto a las demás religiones y a las genuinas libertades. (…) si Europa abre nuevamente las puertas a Cristo y no tiene miedo de abrir a su poder salvífico los confines de los Estados, los sistemas económicos y políticos, los vastos campos de la cultura, de la civilización y del desarrollo, su futuro no estará dominado por la incertidumbre y el temor”.

El reconocimiento de Juan Pablo II como copatrono de Europa ayudará, sin duda, a tenerle más presente entre nosotros, con su intercesión, con su magisterio y con el ejemplo admirable de su vida. Puedes firmar la campaña en www.educatioservanda.org/jpii_es

+ Joaquín María López de Andújar

Obispo de Getafe

 

Mons. Joaquín María López de Andújar y Cánovas del Castillo
Acerca de Mons. Joaquín María López de Andújar y Cánovas del Castillo 21 Articles
Nació en Madrid el 13 de septiembre de 1942. Procede de una familia numerosa profundamente cristiana. Estudió en el Seminario Conciliár de Madrid. Fue ordenado en Madrid el 30 de noviembre de 1968.Realizó estudios de Catequética, el Bienio del Instituto Superior de Ciencias Religiosas y Catequética (1982-84) y es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense. Su primer encargo pastoral fue en la Parroquia de la Asunción de Nuestra Señora, en Colmenar Viejo, de donde pasó a la Parroquia de Santa María la Mayor de Madrid, como Vicario Parroquial, desde 1969 a 1976. Desde 1976 hasta 1984 Párroco de Nuestra Señora de Africa también en Madrid. En 1978 elegido Arcipreste del Arciprestazgo de “S. Roque’, hasta 1984. Fue Delegado de Catequesis de la Vicaria VI de Madrid. En 1984 es nombrado Vicario Episcopal de la Vicaría V de Madrid, donde estuvo hasta la división de la Archidiócesis de Madrid-Alcalá en 1991. Desde entonces es Vicario General de la Diócesis de Getafe. Colaboró estrechamente con Mons. Pérez y Fernández-Golfín en la organización de la nueva Diócesis, desde 1991 hasta el 2004. En particular ha puesto en marcha el Secretariado Diocesano de Catequesis y la Delegación de Juventud. También ha contribuido a establecer el Centro Diocesano de Teología, donde ha sido profesor de Teología Moral. Ha coordinado el Plan Diocesano de Pastoral y preside el Consejo de Arciprestes. Como Obispo Auxiliar y, desde febrero de este año, como Administrador Diocesano ha seguido de cerca la pastoral de la Diócesis y ha asistido habitualmente a las reuniones, celebraciones, encuentros que se organizan en las parroquias, grupos, asociaciones de fieles, etc. Sabe apreciar y aprovechar el potencial de vida cristiana que hay en todas las Instituciones de la Iglesia, como manifestación de comunión y cauce de evangelización. Ha predicado numerosas tandas de ejercicios espirituales a todo tipo de personas, fundamentalmente a sacerdotes, en diversos puntos de España. Preconizado Obispo titular de Arcávica y Auxiliar de Getafe el 19 de marzo de 2001. Consagrado Obispo el 6 de mayo de 2001. Elegido por el Colegio de Consultores Administrador diocesano el 25 de febrero de 2004. Nombrado Obispo diocesano de Getafe el 29 de octubre de 2004. Tomó posesión el 19 de diciembre de 2004.