Felicitación de Navidad a los misioneros y misioneras

Card. Carlos Osoro          Queridos misioneros madrileños:    Doy gracias a Dios por poder compartir con todos vosotros, como arzobispo y pastor de vuestra diócesis, los mejores deseos para estos días que nos llenan de gozo y que son tan importantes para todos: Dios se hizo Hombre e hizo el cambio de los destinos de la historia.

La Navidad es el momento en el que se nos abren los ojos para descubrir a un Dios cercano que nos quiere con locura y que se hace uno de nosotros para compartir lo que somos y tenemos sin poner límites. Esa es la razón de ser de vuestra vocación: no poner límites en vuestro deseo de ser uno más en aquellos sitios donde la iglesia os ha enviado. Como Jesús, habéis salido de Madrid para compartir las alegrías, las tristezas, las ilusiones, los dolores de aquella gente que ya no os es ajena, que se ha convertido para vosotros en vuestra familia, en vuestros amigos, en vuestros hermanos.

Pero también, como Jesús, estáis con ellos para mostrarles un Dios amoroso que los perdona, los cuida, se entrega por su salvación. Como Jesús, con vuestra vocación misionera, anunciáis que Dios está cerca de ellos y que quiere curar sus heridas, bendecir sus propósitos, llenarlos de esperanza, darles paz y alegría en sus vidas, y lo hacéis de una manera concreta, visible. Muchas gracias por ello.

En estos días en los que los sentimientos son tan importantes y vivos, quiero acercarme a vosotros, pues sois más de 600 misioneros de la diócesis repartidos por todo el mundo, y deciros: ¡Gracias! En nombre de la Iglesia diocesana: ¡Gracias! Con vuestra entrega y vuestra generosidad también a nosotros, los que os miramos desde lejos, nos llenáis de deseos de dar a conocer a Cristo y nos animáis a seguir mirando a ese Dios amor que está indefenso en los brazos de María bendiciendo a la humanidad.

Os recordaremos con afecto en nuestras oraciones y le daremos gracias al Niño Dios por las personas a las que estáis llevando la luz de Jesús. Os aseguro que en la Misa de media noche estaréis con nosotros.

Os encomiendo a la Virgen María, nuestra Madre, en la advocación de La Almudena. Que Ella os llene de la alegría del Espíritu Santo. Rezad también por mí y por vuestra diócesis de Madrid. ¡Muy feliz Navidad y un gran año 2018!

Con gran afecto, os bendice,

+ Carlos Card. Osoro Sierra
Arzobispo de Madrid

Card. Carlos Osoro
Acerca de Card. Carlos Osoro 349 Articles
Carlos Osoro Sierra fue nombrado arzobispo de Madrid por el Papa Francisco el 28 de agosto de 2014, y tomó posesión el 25 de octubre de ese año. Desde junio de 2016 es ordinario para los fieles católicos orientales residentes en España. El 19 de noviembre de 2016 fue creado cardenal por el Papa Francisco. El prelado nació en Castañeda (Cantabria) el 16 de mayo de 1945. Cursó los estudios de magisterio, pedagogía y matemáticas, y ejerció la docencia hasta su ingreso en el seminario para vocaciones tardías Colegio Mayor El Salvador de Salamanca, en cuya Universidad Pontificia se licenció en Teología y en Filosofía. Fue ordenado sacerdote el 29 de julio de 1973 en Santander, diócesis en la que desarrolló su ministerio sacerdotal. Durante los dos primeros años de sacerdocio trabajó en la pastoral parroquial y la docencia. En 1975 fue nombrado secretario general de Pastoral, delegado de Apostolado Seglar, delegado episcopal de Seminarios y Pastoral Vocacional y vicario general de Pastoral. Un año más tarde, en 1976, se unificaron la Vicaría General de Pastoral y la Administrativo-jurídica y fue nombrado vicario general, cargo en el que permaneció hasta 1993, cuando fue nombrado canónigo de la Santa Iglesia Catedral Basílica de Santander, y un año más tarde, presidente. Además, en 1977 fue nombrado rector del seminario de Monte Corbán (Santander), y ejerció esta misión hasta que fue nombrado obispo. Durante su último año en la diócesis, en 1996, fue también director del centro asociado del Instituto Internacional de Teología a Distancia y director del Instituto Superior de Ciencias Religiosas San Agustín, dependiente del Instituto Internacional y de la Universidad Pontificia de Comillas. El 22 de febrero de 1997 fue nombrado obispo de Orense por el Papa san Juan Pablo II. El 7 de enero de 2002 fue designado arzobispo de Oviedo, de cuya diócesis tomó posesión el 23 de febrero del mismo año. Además, desde el 23 de septiembre de 2006 hasta el 9 de septiembre de 2007, fue el administrador apostólico de Santander. El 8 de enero de 2009, el Papa Benedicto XVI lo nombró arzobispo de Valencia; el 18 de abril de ese año tomó posesión de la archidiócesis, donde permaneció hasta su nombramiento como arzobispo de Madrid en 2014. Tras su participación en la XIV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, celebrada del 4 al 25 de octubre de 2015 y dedicada a la familia, el 14 de noviembre de ese año, el Papa Francisco lo eligió como uno de los miembros del XIV Consejo Ordinario de la Secretaría General del Sínodo de los Obispos; un organismo permanente que, en colaboración con el Pontífice, tiene como tarea la organización del Sínodo, así como elaboración de los textos y documentación que servirá de base para los estudios de la Asamblea. El 9 de junio de 2016, el Papa Francisco erigió un Ordinariato para los fieles católicos orientales residentes en España, con el fin de proveer su atención religiosa y pastoral, y nombró a monseñor Osoro como su ordinario. El 9 de octubre de 2016, el Papa Francisco anunció un consistorio para la creación de nuevos cardenales de la Iglesia católica, entre los que figuraba monseñor Osoro. El día 19 de noviembre de 2016 recibió la birreta cardenalicia de manos del Sumo Pontífice en el Vaticano. En la Conferencia Episcopal Española (CEE) fue presidente de la Comisión Episcopal del Clero de 1999 a 2002 y de 2003 a 2005; presidente de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar hasta marzo de 2014 (fue miembro de esta Comisión desde 1997) y miembro del Comité Ejecutivo entre 2005 y 2011. Ha sido vicepresidente de la CEE durante el trienio 2014-2017. Ahora pertenece al Comité Ejecutivo como arzobispo de Madrid. Desde noviembre de 2008 es patrono vitalicio de la Fundación Universitaria Española y director de su seminario de Teología.