Pedro Herráiz: “Los jóvenes son una fuente enorme de solidaridad y ayuda a los demás”

Todos estamos obligados a escuchar el grito de ayuda de los pobres. Con motivo de la Jornada Mundial de los Pobres, ponemos el foco en la labor de una ONG, con alma cristiana, que no duda en actuar por los más necesitados.

Conocer a Perico, aunque sea por teléfono, no deja indiferente. Se nota que su vida es para los demás, con alegría y con resolución. El próximo 22 de noviembre ‘Cooperación Internacional’, la organización que él representa en Aragón, recibirá el Premio Estatal de Voluntariado 2017. En esta entrevista nos deja conocerle un poco más.

Living for others’ es el hashtag que publicas en tus tuits y luces en tus camisetas. ¿Desde cuándo este principio empezó a marcar tu vida?

En una familia de 7 hermanos lo normal es compartir y tener una presencia permanente del prójimo. Te acostumbras a vivir para los demás y a tomar decisiones pensando en el grupo. A nivel más consciente, y que derivó en mi trabajo profesional actual, me marcó una experiencia de voluntariado internacional que tuve durante la universidad en Bolivia. Poner nombre y apellido a cientos de niños que vivían en unas condiciones muy pobres y difíciles me impactó muchísimo. Comparar mi infancia con la de ellos me ayudó a cuestionarme muchas cosas y a tomar la decisión de mejorar las condiciones de vida de los que menos tienen.

¿Cuándo comenzó tu camino en Cooperacion Internacional?

Al teminar ADE en la Universidad de Zaragoza empecé a trabajar en Banca Privada y aquello me encantó. Con 23 años, rodeado de un equipo de personas magnífico, en un sector atractivo y en una empresa importante, lo difícil era cuestionarte aquello. Pero seguía teniendo un compromiso personal intenso con las personas necesitadas, fruto de lo vivido en Bolivia. Así que llevado por esta inquietud, sin nada concretado, y antes de que me fascinara totalmente el mundo financiero, dejé el banco y comencé a contactar con entidades sociales en Madrid y Zaragoza. Finalmente decidí apostar por Cooperación Internacional, ONG de la que era voluntario, y cuyo reto era profesionalizar el Área Territorial de Aragón. Desde hace 8 años ya me dedico por entero a la ONG.

Cooperación Internacional es, además, la ONG de los jóvenes…

Así es. Nuestra misión es diseñar proyectos sociales que faciliten el compromiso de los jóvenes con las personas que tienen cualquier tipo de necesidad. Los jóvenes tienen muchísimo talento, deseos de mejorar la sociedad, se cuestionan el statu quo, y bien canalizado, es una fuente de solidaridad y ayuda a los demás enorme. Invertir en los jóvenes es invertir en la calidad de vida presente y futura.

¿Cómo es tu día a día en la ONG?

Diseñar el proyecto, buscar financiación, captar y formar voluntarios, medir y evaluar las acciones, tratar con los beneficiarios, etc., suele ser el día a día. Entre los programas que coordino está el de ‘Liderazgo Social’ en el zaragozano barrio San Pablo (el Gancho), donde participan más de 120 personas cada semana entre beneficiarios y voluntarios. Ayudamos a menores y adolescentes en riesgo de exclusión social y los 40 jóvenes voluntarios les ayudan con su estudio, el deporte y acciones de servicio social.

También coordino el Proyecto ‘Football is Life’ en India (Bombay). Cada año viajo con voluntarios y desarrollamos un proyecto socioeducativo para cientos de niños y niñas de las comunidades más pobres de Bombay. Ya han pasado más de 60 voluntarios aragoneses, que gracias a esta experiencia valoran mucho más sus condiciones de vida, orientan su vida hacia los demás y se comprometen con distintas necesidades de su entorno. Todos somos ciudadanos del mismo mundo, respiramos el mismo aire y no podemos permanecer indiferentes o esperar a que las grandes potencias solucionen los problemas. Muchas personas, haciendo muchas pequeñas acciones transformamos el mundo.

Habéis obtenido varios galardones. El más reciente es el Premio Estatal al Voluntariado Social 2017.¿Cómo interpretas este reconocimiento?

Este premio nos aporta una satisfacción e ilusión enorme. Es un nuevo empujón para seguir aportando lo mejor de cada uno de nosotros en beneficio de los demás. Por supuesto, confirma que estamos en el camino adecuado, formando jóvenes comprometidos socialmente con deseos de llegar lejos y dejar huella. Estos jóvenes actúan cada semana sin hacer ruido y sin ser noticia, y también este premio reconoce su labor. Por último, creo que la confianza de tantas personas, empresas e instituciones que nos ayudan para poder desarrollar los proyectos se ve reforzada y aumenta su sentimiento de orgullo y pertenencia a Cooperación Internacional.

¿Ser solidario ayuda a replantearse la vida?

Cuando una persona se da a otra, cuando alguien deja de mirarse a sí mismo para mirar a otro nace ya en su interior la duda y la certidumbre. La duda acerca de si la fama, el dinero, el poder, lo material, es realmente lo relevante para mí. La certidumbre de que la generosidad, la gratuidad, es el camino del crecimiento y desarrollo personal. Por supuesto dedicar tiempo a los demás, estar en contacto son el sufrimiento, te hace ser plenamente consciente de la vulnerabilidad de cada persona. Y este sentimiento de vulnerabilidad te puede llevar a buscar en la existencia algo o Alguien permanente, sólido y definitivo que dé respuesta a nuestros deseos de eternidad.

(Rocío Álvarez – Iglesia en Aragón)

 

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41432 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).