Somos una gran familia contigo – En el Día de la Iglesia Diocesana

Mons. Ginés García Beltrán            Queridos diocesanos:  Todos tenemos sueños, y los sueños pueden ser buenos y hasta necesarios si no nos alejan de la realidad. Si los sueños, además, son la expresión de algo real, de la vida misma, entonces soñar es el signo de esperanza que nos lanza a una realidad mejor y posible.

 

Digo todo esto porque sueño cada día con una Iglesia, también con una iglesia diocesana, que sea trasparencia de lo que Dios quiere y espera de ella. Una Iglesia que sea más familia que oficina, más hogar que lugar de reuniones.

Que la Iglesia es una gran familia lo atestigua el hecho de que Dios es nuestro Padre, el Padre de todos, por lo que, en consecuencia, nosotros somos hermanos. La Iglesia es la familia de los hijos de Dios, de aquellos que hemos nacido a una nueva vida por el bautismo y cada día vivimos esta experiencia, que es reto al mismo tiempo, de ser hijos y hermanos.

Por eso, no sería bueno ni justo mirar a la Iglesia desde fuera, sintiéndola en tercera persona –la Iglesia dice, la Iglesia hace, piensa…-; esta mirada lejana y falta de compromiso es una tentación que nos lleva a distorsionar la verdadera naturaleza e imagen de la Iglesia. La Iglesia también eres tú, somos un nosotros. Hemos de hablar y sentir, por tanto, la Iglesia como algo propio, en primera persona, como una realidad de la que yo formo parte.

Así como en una familia todos somos necesarios, y cada uno aporta sus dones por pequeños que sean, para una convivencia sana y rica, también en la Iglesia todos somos necesarios y estamos llamados a aportar los talentos que el Señor nos ha regalado para servicio de los demás y enriquecimiento de la comunidad.

Si la Iglesia es una gran familia, este hecho se ve con más claridad en cada una de las comunidades parroquiales, y en la misma Diócesis. No somos comunidades aisladas que puedan vivir sin la riqueza del encuentro con los demás.

Por eso os decía al comienzo de esta carta que sueño con una Iglesia que sabe abrirse y compartir lo que es y lo que tiene con los demás. Esta apertura debe realizarse entre nosotros, pero también con los que se acercan tocando a nuestras puertas, e incluso, saliendo nosotros para llegar a los que nunca han venido ni tienen intención de venir.

Como veis la tarea es grande, pero también apasionante, y nuestro testimonio ha de ser el de una fe firme asentada en el Señor, una esperanza alegre y un caridad imaginativa y diligente, vivida en comunión, con la convicción de que todos somos necesarios, también tú. Somos una gran familia contigo.

Formamos parte de una Diócesis, Guadix, que ha recorrido un largo camino en la historia, por el que damos gracias, que vive un presente apasionante que no queremos que se nos escape sin anunciar el Evangelio, y miramos al futuro, que esperamos mejor para nuestra tierra y nuestra gente, con la esperanza puesta en Dios. Por eso, los retos pastorales que tenemos, y son muchos, los acogemos como una gracia.

Encomiendo a esta Iglesia que camina en Guadix a la protección maternal de la Virgen Madre, que ella no deje nunca de mostrarnos el fruto bendito de su vientre, Jesús.

Con mi afecto y bendición.

+ Ginés García Beltrán,

Obispo de Guadix

Mons. Ginés García Beltrán
Acerca de Mons. Ginés García Beltrán 92 Articles
S. E. R. Mons. Ginés Ramón García Beltrán, nació en Lorca (Murcia), siendo natural de Huércal-Overa (Almería), el día 3 de octubre de 1961. Después de cursar estudios de Enseñanza Media en el Instituto de Huércal-Overa de 1975 a1979, ingreso en el Seminario Conciliar de San Indalecio, de Almería. Cursó estudios de Teología en la Facultad de Teología de la Compañía de Jesús en Granada. Tras obtener la graduación de Bachiller en Teología en 1984, es ordenado sacerdote el 20 de septiembre de 1985. Licenciado en Derecho Canónico por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma en 1986. En 1987 cursó estudios de doctorado en Derecho Canónico en la misma Universidad, y especialización en derecho matrimonial en la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos. Ha desempeñado el ministerio sacerdotal como párroco de Mojácar (1987-1989), Rioja (1993-1994), «Santa María de los Ángeles», de la Capital (1994-996). Capellán de las Religiosas de la Inmaculada Niña «Divina Infantita» (1993-1994) y de las Religiosas Siervas de los Pobres, Hijas del Sagrado Corazón de Jesús (1990-1992 y 2004 -2005). Arcipreste en la Capital (1994-1996). En 1996 Mons. D. Rosendo Álvarez Gastón le nombra Vicario General y Moderador de Curia, cargos en los que es confirmado en 2002 hasta 2005, por Mons. Adolfo González Montes, quien le nombra Canónigo Doctoral en 2003. Administrador parroquial de La Cañada y Costacabana (2005-2006); y de nuevo párroco de la importante parroquia de San Sebastián de la Capital de Almería, desde 2006. De 1989 a 1992 ejerció como Vicerrector del Seminario, Formador y Director espiritual en los Seminarios Mayor y Menor de Almería. Defensor del Vínculo y Promotor de Justicia (desde 1989). Delegado Episcopal en el Colegio Diocesano de San Ildefonso (1991-1994). Profesor (desde 1990) y Rector en el «Instituto Teológico San Indalecio» para la formación teológica y pastoral diocesana (1993-1997). Delegado Episcopal del IV Sínodo Diocesano (1996-1999). En el «Centro de Estudios Eclesiásticos» del Seminario Conciliar (afiliado a la Facultad de Granada) ha sido Jefe de Estudios (1996-2003), Profesor de Teología (1997-2003), y es actualmente Profesor Ordinario de Derecho Canónico (desde 2005). En el «Instituto Superior de Ciencias Religiosas de Almería» (adscrito a la Universidad Pontificia de Salamanca), ha sido Profesor de Derecho Canónico y Síntesis teológica (2007-2008). Entre otros cargos que ha desempeñado, el Obispo de Guadix fue durante años Profesor de Religión en diversos Institutos de Enseñanza Media (1989-1994). Responsable de Formación Espiritual de grupos de matrimonios. Como miembro del Tribunal Eclesiástico, ha sido en diversas causas Juez instructor y «ad casum»; entre ellas en la Causa de los Mártires de Almería (2003). Representante del Obispado de Almería en Unicaja (2001-2007). Miembros del Consejo Presbiteral (1995-2006), Consejo Pastoral Diocesano (1995-2006), Colegio de Consultores (desde 1995), Consejo Diocesano de Asuntos Económicos (2003-2005) y Consejo Diocesano de Arte y Patrimonio (1997-2005). El 3 de diciembre Su Santidad el Papa Benedicto XVI nombró a Mons. Ginés Ramón García Beltrán como nuevo obispo de Guadix. El 27 de febrero de 2010 fue consagrado obispo en la Plaza de Las Palomas, de la ciudad accitana. En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Permanete y Presidente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social, desde el 12 de marzo de 2014. Anteriomente había sido miembro de la CEMCS y de la Comisión Episcopal de Patrimonio, desde 2010 a 2014. En la Asamblea de Obispos del Sur de España es el Obispo delegado para los Medios de Comunicación Social. El 13 de julio de 2016 fue nombrado miembro de la Secretaría para la Comunicación de la Santa Sede.