39ª Semana de la Familia frente a una cultura que tiende a devaluar el amor conyugal

Mons. Rafael Zornoza          Este domingo a las 12:00 inauguro en la Catedral, con la celebración de la Santa Misa, La 39ª Semana de la Familia en nuestra Diócesis de Cádiz y Ceuta bajo el lema “Crecer en el amor conyugal”. Se trata de una llamada urgente: cuando contemplamos el desconcierto y ruptura de tantas familias, los cristianos recibimos la llamada de Jesús a sentir compasión y hacer algo para ayudar. En medio de una cultura que tiende a devaluar el amor conyugal, reduciéndolo a una frágil y poco perdurable emoción, los cristianos debemos anunciar el Evangelio de la Familia y el maravilloso proyecto de Dios que contiene. Solo así nuestras familias podrán edificarse sobre la Roca que es Jesucristo y su Palabra y resistir los embates del mundo. He aquí un reto permanente para los esposos, pero también, la meta educativa para que toda persona se prepare para vivir la vocación más grande y fundamental a la que cada uno está llamado, que exige un aprendizaje siempre costoso, y una orientación que lamentablemente no tienen muchos niños y jóvenes, y que incluso a no pocos adultos les gustaría alcanzar.

El Papa Francisco, en su exhortación Amoris Laetitia  –donde recoge el patrimonio de la fe de la Iglesia sobre el matrimonio y la familia—, nos urge a mimar en nuestra vida este aspecto que es el único que puede garantizar nuestro desarrollo feliz como personas, y nos ha proporcionado valiosas orientaciones para el acompañamiento de los jóvenes matrimonios. Como comunidad de vida y amor el matrimonio refleja el misterio del Dios Trinitario, por lo que el amor de Dios se convierte en el modelo de referencia para la vida familiar. “El verdadero amor entre marido y mujer implica la entrega mutua, incluye e integra la dimensión sexual y la afectividad, conforme al designio divino”.  Además, subraya el arraigo de los esposos en Cristo: Cristo el Señor –que en la encarnación asume el amor humano, lo purifica, lo lleva a plenitud y dona a los esposos, con su Espíritu, la capacidad de vivirlo, impregnando toda su vida de fe, esperanza y caridad—  sale al encuentro de los esposos cristianos en el sacramento del matrimonio y permanece con ellos. “Los esposos son consagrados de este modo y, mediante una gracia propia, edifican el Cuerpo de Cristo y constituyen una iglesia doméstica (cf. LG 11), de manera que la Iglesia, para comprender plenamente su misterio, mira  a la familia cristiana, que lo manifiesta de modo genuino” (cf. AL 67).

+ Rafael Zornoza

Obispo de Cádiz y Ceuta

Descargar Díptico Actividades en Cádiz

Mons. Rafael Zornoza
Acerca de Mons. Rafael Zornoza 326 Articles
RAFAEL ZORNOZA BOY nació en Madrid el 31 de julio de 1949. Es el tercero de seis hermanos. Estudió en el Colegio Calasancio de Madrid con los PP. Escolapios, que simultaneaba con los estudios de música y piano en el R. Conservatorio de Madrid. Ingresó en el Seminario Menor de Madrid para terminar allí el bachillerato. En el Seminario Conciliar de Madrid cursa los Estudios Teológicos de 1969 a 1974, finalizándolos con el Bachillerato en Teología. Ordenado sacerdote el 19 de marzo de 1975 en Madrid fue destinado como vicario de la Parroquia de San Jorge, y párroco en 1983. Impulsó la pastoral juvenil, matrimonial y de vocaciones. Fue consiliario de Acción Católica y de promovió los Cursillos de Cristiandad. Arcipreste del Arciprestazgo de San Agustín y miembro elegido para el Consejo Presbiteral de la Archidiócesis de Madrid desde 1983 hasta que abandona la diócesis. Es Licenciado en Teología Bíblica por la Universidad Pontificia Comillas de Madrid, donde también realizó los cursos de doctorado. Preocupado por la evangelización de la cultura organizó eventos para el diálogo con la fe en la literatura y el teatro e inició varios grupos musicales –acreditados con premios nacionales e internacionales–, participando en numerosos eventos musicales como director de coros aficionados y profesor de dirección coral. Ha colaborado además como asesor en trabajos del Secretariado de Liturgia de la Conferencia Episcopal. En octubre de 1991 acompaña como secretario particular al primer obispo de la de Getafe al iniciarse la nueva diócesis. Elegido miembro del Consejo Presbiteral perteneció también al Colegio de Consultores. Inicia el nuevo seminario de la diócesis en 1992 del que es nombrado Rector en 1994, desempeñando el cargo hasta 2010. Ha sido profesor de Teología en la Escuela Diocesana de Teología de Getafe, colaborador en numerosos cursos de verano y director habitual de ejercicios espirituales. Designado por el S.S. el Papa Benedicto XVI obispo titular de Mentesa y auxiliar de la diócesis de Getafe y fue ordenado el 5 de febrero de 2006. Hay que destacar en este tiempo su dedicación a la Formación Permanente de los sacerdotes. También ha potenciado con gran dedicación la pastoral de juventud, creando medios para la formación de jóvenes cristianos, como la Asociación Juvenil “Llambrión” y la Escuela de Tiempo Libre “Semites”, que capacitan para esta misión con la pedagogía del tiempo libre, campamentos y actividades de montaña. Ha impulsado además las Delegaciones de Liturgia, Pastoral Universitaria y de Emigrantes, de importancia relevante en la Diócesis de Getafe, así como diversas iniciativas para afrontar la nueva evangelización. Pertenece a la Comisión Episcopal de Seminarios de la Conferencia Episcopal Española –encargado actualmente de los Seminarios Menores– y a la Comisión Episcopal del Clero. Su lema pastoral es: “Muy gustosamente me gastaré y desgastaré por la salvación de vuestras almas” (2Cor 12,13). El 30 de agosto de 2011 se ha hecho público su nombramiento por el Santo Padre Benedicto XVI como Obispo electo de Cádiz y Ceuta. El 22 octubre ha tomado posesión de la Diócesis de Cadiz y Ceuta.