Claretianos, «Misioneros hasta el final»

Mons. Joan E. Vives           El próximo sábado día 21, en la basílica de la Sda. Familia de Barcelona, celebraremos con mucha alegría la beatificación de 109 mártires de la persecución religiosa durante la guerra civil española, los Claretianos P. Mateu Casals, presbítero, Teófilo Casajús, estudiante y Ferran Saperas, hermano, con otros 106 religiosos. Entre ellos está el P. Xavier Morell y Cabiscol, nacido en Albesa, en nuestra Diócesis de Urgell, el 20 de enero de 1910 y bautizado a les tres días, que profesó como claretiano en 1927 y fue ordenado sacerdote en Barbastro el 19 de abril de 1936, pocos meses antes de dar la vida fusilado en el cementerio de Lleida, la noche del 20 al 21 de agosto de 1936. Fue enterrado en la fosa común.

El grupo de estos 109 mártires pertenecían a las Comunidades Claretianas de Cervera-Mas Claret y Solsona (60), de Barcelona (8), de Sabadell (8), de Lleida (11), de Vic y Sallent (15). De fuera de Cataluña la causa incluye los mártires de Castro Urdiales en Santander (3) y de Valencia (4). En el Mas Claret de Cervera, el Aplec martirial en memoria de los 19 mártires que fueron asesinados en octubre de 1936 continúa muy viva. El P. Provincial Ricard Costa-Jussà destacó que el testimonio de perdón de los mártires sólo se explica porque «tuvieron la experiencia de sentirse amados por Dios» y porque «sólo podemos sentir verdaderamente el perdón, si realmente hemos sido amados». Esta es la experiencia que tuvieron los mártires y que deberíamos imitar hoy: «la invitación de Jesús a vivir el amor hasta el extremo, pidiéndonos que no perdonamos una vez, sino 70 veces 7».

El P. Xavier Morell, hijo de José y Antonia -payeses-, tenía otros dos hermanos varones. De muy joven ya cursó los estudios en Vic y Solsona, profesó, y después de la ordenación presbiteral fue destinado a Lleida, donde llegó el 25 de junio de 1936, su primer y único destino. Le habían orientado a la predicación y la catequesis, y era observante y piadoso. Fue detenido y llevado a la cárcel de Lleida el 21 de julio, donde pudo aún escribir 2 cartas. En una a sus padres les cuenta su estado de ánimo y su disposición al martirio, la gran gracia que Dios le concede. Les dice:

«Muy queridos y recordadísimos padres: ¡Salve! Desde la prisión, quizás sólo a pocos momentos de entregar mi alma a Dios, quiero dirigirme a Uds. para decirles que muero contento y gustoso ofrezco mi vida y todas mis ilusiones misioneras por el completo y total reinado en España del Sagrado Corazón de Jesús y del purísimo Corazón de María. No se entristezcan por mi destino, que es gloriosísimo como es dar la sangre por Jesucristo. Alégrense, pues ya pueden contar con un hijo suyo mártir; mártir por la Religión y mártir por la Patria, y soy mártir porque sólo por ser religioso estoy preso y por ser religiosos acaban de caer tres compañeros míos. No piensen que tengo miedo: ahora más que nunca doy gracias a Dios por haberme hecho religioso y sacerdote. ¡¡¡Religioso sacerdote mártir de Jesucristo!!! ¿quieren mayor gloria? Ahora más que nunca, queridísimos padres, pensaré siempre en Uds. desde el cielo y tendrán un poderoso abogado ante nuestro Señor. Les escribo en medio del pánico y temblando. Perdónenme, que no puedo más. En el cielo les espero a todos sin faltar ni uno. Escriban pronto a mis Superiores en cualquier casa que conozcan y sepan que aún viven allí, para que se ofrezcan por mi pobre alma los sufragios de Regla para que Dios se compadezca de mis pecados y me dé el descanso eterno. ¡¡¡Ánimo!!!… Que todo sea para gloria de Dios y bien de nuestra patria. Queden con Dios… y ¡¡¡hasta el cielo!!!… Afectísimo hijo suyo en Jesús y María. Xavier,CMF.» Demos gracias a Dios y alabémosle por el testimonio luminoso de este mártir, honor de Albesa,»Misionero hasta el final».

+ Joan E. Vives

Arzobispo de Urgell

Mons. Joan E. Vives
Acerca de Mons. Joan E. Vives 350 Articles
Nació el 24 de Julio de 1949 en Barcelona. Tercer hijo de Francesc Vives Pons, i de Cornèlia Sicília Ibáñez, pequeños comerciantes. Fue ordenado presbítero en su parroquia natal de Sta. María del Taulat de Barcelona. Elegido Obispo titular de Nona y auxiliar de Barcelona el 9 de junio de 1993, fue ordenado Obispo en la S.E. Catedral de Barcelona el 5 de septiembre de 1993. Nombrado Obispo Coadjutor de la diócesis de Urgell el 25 de junio del 2001. Tomó Posesión del cargo el 29 de julio, en una celebración presidida por Mons. Manuel Monteiro de Castro, Nuncio Apostólico en España y Andorra. El día 12 de mayo del año 2003, con la renuncia por edad del Arzobispo Joan Martí Alanis, el Obispo Coadjutor Mons. Joan-Enric Vives Sicília pasó a ser Obispo titular de la diócesis de Urgell y copríncipe de Andorra. El 10 de julio del 2003 juró constitucionalmente como nuevo Copríncipe de Andorra, en la Casa de la Vall, de Andorra la Vella. El 19 de marzo del 2010, el Papa Benedicto XVI le otorgó el titulo y dignidad de Arzobispo "ad personam". Estudios: Después del Bachillerato cursado en la Escuela "Pere Vila" y en el Instituto "Jaume Balmes" de Barcelona, entró al Seminario de Barcelona en el año 1965 donde estudio humanidades, filosofía y teología, en el Seminario Conciliar de Barcelona y en la Facultad de Teología de Barcelona (Sección St. Pacià). Licenciado en Teología por la Facultad de Teología de Barcelona, en diciembre de 1976. Profesor de lengua catalana por la JAEC revalidado por el ICE de la Universidad de Barcelona en julio de 1979. Licenciado en Filosofía y ciencias de la educación -sección filosofía- por la Universidad de Barcelona en Julio de 1982. Ha realizado los cursos de Doctorado en Filosofía en la Universidad de Barcelona (1990-1993).