José Mª Berdejo estrena su «misa aragonesa» en la Basílica del Pilar este 12 de octubre

José Mária Berdej Marín (Alagón, 1975), director de música de las catedrales de Zaragoza, aúna la formación musical y el bagaje de lo popular. Su música lo demuestra. ¿Un ejemplo? La Misa aragonesa en honor a la Santísima Virgen del Pilar que se estrena este 12 de octubre en su templo zaragozano.

¿Qué significa una ‘misa aragonesa’? 

No es una misa baturra. Se ciñe a los textos litúrgicos y a su carácter propio, tal y como se recoge en los desarrollos de la constitución ‘Sacrosanctum Concilium’, del Vaticano II. Que no sea una misa baturra no significa que no tenga aires aragoneses. Quien escuche mi misa encontrará giros melódicos y rítmicos del folclore aragonés.

¿Cómo la ha compuesto? 

No he seguido el método de Garcés. Él recopiló melodías religiosas de muchos pueblos y aldeas aragonesas y, después, se sirvió de ellas para confeccionar su ‘Misa Aragonesa’, estrenada a principios de la década de 1980, y que supuso una cima del folclorismo y de la espiritualidad litúrgico-musical a la vez.

No dé rodeos, ¿cómo es su misa? 

Lo mejor es escucharla. Les aseguro sorpresa. La primera mirada les llevará al Rocío. Pero al componerla, me he metido sobre todo en la alegría de la fiesta de la Virgen del Pilar: en el gozo de la peregrinación de los que llegan caminando hasta la misa de infantes, procedentes de Santa Isabel, de Valdefierro y Barrio Oliver, de Alagón, de Pina, de Fuentes; en la devoción ‘madrugante’ del rosario de la Aurora; en la emoción de la ofrenda con sus flores y sus frutos; en la luz y las lágrimas del rosario de Cristal; en la nobleza de nuestro traje regional.

Por lo que usted dice, esta misa va a tener un uso muy restringido al doce de octubre. 

Aunque está dedicada a la Virgen del Pilar y pensada para su fiesta, mi ‘misa aragonesa’ puede usarse por cualquier comunidad a lo largo de todo el año litúrgico, excepto el gloria, porque es más extenso y tiene recursos musicales más complejos.

¿Para todos? 

Lo atractivo es componer de una manera eficaz, no utilizar grandes alardes, lograr que la belleza brille en la sencillez. Por eso, esta misa es asequible a coros parroquiales y conventuales, incluso a la asamblea litúrgica: de hecho se podrá descargar la partitura en la web de ‘Iglesia en Aragón’ una vez que se haya estrenado. Pensando en todos, he preparado tres versiones de la obra: órgano y coro; orquesta y coro; rondalla y coro.

Háblenos del estreno. 

Será en la misa pontifical del doce de octubre, al mediodía, en la catedral basílica del Pilar. Y se podrá seguir a través de 13 TV y Radio María. Podrá escucharse en su versión completa: coro, infanticos, orquesta, rondalla y órgano. Entre unos y otros, más de trescientas personas ofreciendo esta música en la eucaristía, a Jesús, por María. Por cierto, habrá una gran obertura, este año recuperamos el villancico de Samaniego ‘De esplendor se doran los Ayres’, obra dedicada a la venida de la Virgen. Lo interpretaremos según la versión de Arciniega, custodiada en el archivo de música del Cabildo.

Maestro Berdejo, ¿su misa supone un diálogo entre la fe y la razón? 

Por supuesto. La he pensado para que se conmuevan todos, aunque no crean, porque la música es belleza y, si es sincera, refleja la belleza absoluta que es Dios… Y, en estos días, reflejo de la mirada de María del Pilar, que parece que nos sonríe a todos.

(José Antonio Calvo – Archidiócesis de Zaragoza)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41087 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).