Armonizar lo antiguo y lo nuevo (1)

Mons. Àngel Saiz Meneses         El curso 2011-2012 iniciamos la primera Visita Pastoral a nuestra diócesis. En un sentido amplio, los obispos hacen continuamente visita pastoral, porque a largo del curso visitan las parroquias y comunidades de la diócesis por diferentes motivos: confirmaciones, fiestas mayores, charlas, inauguraciones, etc. Pero se trataba de la Visita Pastoral canónica, en sentido estricto, a la que se refieren tanto el Código de Derecho Canónico como el Directorio para el ministerio pastoral de los obispos, que recuerda la obligación que tienen de visitar su diócesis cada año, total o parcialmente, de modo que al menos cada cinco años visite la diócesis entera, personalmente o por medio de sus colaboradores que pueden realizar este servicio. Justamente del curso 2011-12 al 2015-16, con la colaboración de Mons. Salvador Cristau, Obispo Auxiliar, recorrimos toda la diócesis, visitando dos arciprestazgos cada curso. El curso pasado, 2016-2017, lo hemos dedicado a analizar y reflexionar sobre esta primera visita pastoral general para volver a realizarla, con todas las mejoras posibles a partir de la experiencia y de la reflexión de todos. Y en este nuevo curso iniciaremos la segunda Visita Pastoral, comenzando por los arciprestazgos de Terrassa y Granollers.

A la reflexión sobre esta experiencia de la vida pastoral de las parroquias y comunidades se ha sumado en este año la realización del Curso de Liderazgo Pastoral, impartido por un equipo de profesores de ESADE, en el que participaron 35 sacerdotes de la diócesis con gran aprovechamiento, y la lectura que hemos ido realizando de diferentes libros de pastoral. Por un lado los que proceden de experiencias de América del Norte, con una difusión creciente sobre todo entre los sacerdotes jóvenes, de autores como James Mallon, Michael White, Tom Corcoran, Rick Warren, y otros. Por otro lado, los procedentes del ámbito europeo, particularmente de Italia: Mons. Franco Giulio Brambilla, Andrea Brugnoli, Sergio Lanza, Giovanni Villata, Tiziana Ciampolini, etc. Eso sin olvidar un libro titulado “Parroquia Evangelizadora”, que recoge todo el material aportado en Congreso que llevaba el mismo nombre, celebrado en Madrid del 11 al 13 de noviembre de 1988, dentro del Plan de Acción Pastoral de la Conferencia Episcopal Española: Anunciar a Jesucristo en nuestro mundo con obras y palabras, en el que ya se abordó con amplitud y profundidad la urgencia de pasar de una parroquia de mantenimiento a una parroquia evangelizadora.

Reflexionando sobre estas cuestiones me vino al pensamiento la imagen con la que Jesús concluye el discurso de las parábolas que recoge el evangelista Mateo: el padre de familia que saca del arcón de casa lo antiguo y lo nuevo, según las necesidades de cada momento. El capítulo trece del Evangelio de san Mateo se compone de una colección de siete parábolas —la del sembrador, la cizaña, la mostaza, la levadura, el tesoro y la perla escondidos, y la red barredera—. Asimismo, contiene explicaciones de las parábolas del sembrador y de la cizaña, y textos intermedios instructivos. La colección tiene una conclusión que recapitula y presenta la perspectiva que el evangelista quiere dar a todo el capítulo:“«¿Habéis entendido todo esto?» Ellos le responden: «Sí.». Él les dijo: «Pues bien, un escriba que se ha hecho discípulo del reino de los cielos es como un padre de familia que va sacando de su tesoro lo nuevo y lo antiguo.»” (Mt 13, 51-52).

En próximas cartas dominicales continuaremos esta reflexión.

+ Josep Àngel Saiz Meneses
Obispo de Terrassa

Mons. Josep Àngel Saiz Meneses
Acerca de Mons. Josep Àngel Saiz Meneses 388 Articles
Mons. Josep Àngel Saiz Meneses nació en Sisante (Cuenca) el 2 de agosto de 1956. En el año 1965 la familia se trasladó a Barcelona y se instaló en el barrio de Sant Andreu de Palomar. Ingresó en el Seminario Menor Nostra Senyora de Montalegre de Barcelona en el 1968. Posteriormente realizó estudios de Psicología en la Universidad de Barcelona entre los años 1975 y 1977. Participó activamente como miembro del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Jóvenes. Posteriormente estudió en el Seminario Mayor de Toledo los cursos de filosofía, espiritualidad y teología (1977- 1984) y fue ordenado presbítero en la Catedral de Toledo el 15 de julio de 1984. El mismo año obtuvo el Bachillerato en Teología por la Facultad de Teología de Burgos. En la archidiócesis toledana tuvo diversos destinos, primero como párroco en Los Alares y Anchuras de los Montes (1984-1985) y después como vicario de Illescas (1986-1989). El curso 1985-1986 fue capellán soldado en el Hospital de Valladolid. Entre otros servicios realizados en Toledo fue también consiliario de zona de los Equipos de la Madre de Dios (1986-1989), consiliario de zona del Movimiento de Maestros y profesores Cristianos (1986-1989) y profesor de religión en la Escuela de F.P. La Sagra de Illescas (1986-1989). El año 1989 regresó a Barcelona y fue nombrado vicario en la parroquia de Sant Andreu del Palomar, y el 1992 rector de la Iglesia de la Mare de Déu del Roser en Cerdanyola y Responsable de la Pastoral Universitaria en la Universitat Autònoma de Barcelona. También el mismo año 1992 fue nombrado responsable del SAFOR (Servei d'Assistència i Formació Religiosa) de la Universitat Autònoma de Barcelona y Responsable del CCUC (Centre Cristià d'Universitaris de Cerdanyola del Vallès). El año 1995 fue nombrado Consiliario Diocesano del Movimiento Cursillos de Cristiandad. Obtuvo la licenciatura en la Facultad de Teologia de Catalunya el año 1993 con la tesina: “Génesis y teología del Cursillo de Cristiandad”, dirigida por el Dr. Josep M. Rovira Belloso, y publicada el año 1998. En la misma Facultat de Teologia ha realizado los cursos de doctorado. Ha publicado diversos artículos sobre la evangelización y la pastoral en el mundo juvenil, en especial en la revista Ecclesia, y comenzó la elaboración de la tesis doctoral sobre “Agents i institucions d'evangelització”. El 6 de mayo del año 2000 fue nombrado Secretario General y Canciller del Arzobispado de Barcelona y el 10 de abril del 2001 miembro del Colegio de Consultores de la misma archidiócesis. El 30 de octubre de 2001 fue nombrado Obispo titular de Selemsele y Auxiliar de Barcelona y consagrado el 15 de diciembre del mismo año en la Catedral de Barcelona. El 15 de junio de 2004 fue nombrado primer obispo de la nueva diócesis erigida de Terrassa y Administrador Apostólico de la archidiócesis de Barcelona y de la nueva diócesis de Sant Feliu de Llobregat. El 25 de julio tomó solemne posesión en la S. I. Catedral Basílica del Sant Esperit en Terrassa. En la Conferencia Episcopal Española es el Presidente de la Comisión de Seminarios y Universidades.