Mons. Martínez Sacristán: “Nada de lamentos, sino entrega a Jesucristo como discípulos”

Iglesia en marcha, la publicación quincenal de la diócesis de Zamora, en una edición especial, aborda el nuevo curso pastoral 2017-2018.

Con este motivo, el obispo diocesano Mons. Gregorio Martínez Sacristán ha concedido una entrevista, que se reproduce a continuación. El objetivo pastoral para este año mira a la renovación de la Iglesia llamándonos a ser “discípulos-misioneros”. ¿Qué significa esto? 

Quiero hacer esta llamada extensible a toda la Diócesis: que seamos capaces de tomar conciencia de dónde estamos y lo que somos: una Diócesis pequeña, en período de despoblación y envejecida. ¿Cómo se toma conciencia de ello? Entregándose cada vez más a la misión a la que hemos sido llamados y resaltando los dos pilares fundamentales en los que deseo que en este curso se profundice: testigos y apóstoles. Son las dos líneas conductoras que deben iluminar la vida de nuestra Diócesis. Nada de lamentos, sino entrega a Jesucristo como discípulos, para ser testigos en medio de esta situación de lo que Él nos ha llamado a ser.

Esto constituye un desafío para la formación sacerdotal…

Lo que yo estoy diciendo no es sólo para los sacerdotes, sino para todos los cristianos, que somos discípulos y apóstoles en esta tarea y en este momento de Zamora. No hagamos distinciones entre laicos y sacerdotes: toda la Iglesia estamos implicados, de maneras distintas, pero todos implicados en ser discípulos misioneros, fortaleciendo esa doble condición de testigos del Señor y apóstoles de la misión a la que Él nos llama. Por eso hay que fortalecer la vivencia cristiana y la condición de testigos del Señor en medio de las circunstancias de la vida.

¿Cómo puede hacerse frente a esto, vista la escasez vocacional que tenemos?

La necesidad no viene sólo por la falta de sacerdotes, sino por la falta de garra, de talante… de todos los cristianos. Si los bautizados fuéramos conscientes de lo que somos y de lo que estamos llamados a ser en medio de esta situación de increencia y de falta de fe… No pongamos sólo el acento en los sacerdotes.

¿Cómo se pueden implicar los jóvenes en la Iglesia?

En primer lugar, implicarse con la Iglesia es implicarse con Jesucristo, con el Evangelio… con Dios, en definitiva. Cada uno en las realidades que vive.

Justo después de sus vacaciones, lo primero que ha hecho es acercarse a Fermoselle, para estar cerca de los vecinos tras los acontecimientos trágicos que han vivido…

Me parece un hecho que afecta humanamente a una población importante de la Diócesis, y el obispo lo hace porque quiere que la gente perciba que está cerca de los que sufren, cerca de aquellos a los que les acontece una desgracia. Quiero estar con ellos, simplemente, y agradecer el trabajo que ha hecho toda la gente de Fermoselle para apagar el fuego y para cuidar a todos los ancianos de la Residencia y liberarles del incendio.

Esta residencia pertenece a Cáritas Diocesana. ¿Qué significa la caridad en la Iglesia y en estos momentos de dificultad para muchas familias?

La caridad es un elemento fundamental en la Iglesia. No puede haber Iglesia si no hay caridad. Hay que pensar que la caridad es un elemento testimonial de los más importantes en esta situación de falta de fe. Daremos sensación de que somos algo en la medida en que nos vean cerca de los afligidos, de los pobres, de los que sufren, de los que lo pasan mal. La caridad es una expresión fundamental de la Iglesia que quiere servir a esta causa.

Gracias por habernos atendido. ¿Quiere añadir algo más?

Quiero decir una cosa: el obispo está bien, muy bien, y está dispuesto a entregarse de lleno este curso, como otros, por la Diócesis, por el objetivo pastoral que se va a concretar en resaltar esta doble dimensión de la fe: la del testimonio y la del apostolado. El obispo estará dando testimonio del Señor, que es lo que tiene que hacer, arrastrando a los fieles y siendo punto de referencia para todos los fieles en todos los momentos de la vida. Lo que ha hecho en Fermoselle no es una excepción, sino una condición habitual de lo que el obispo tiene que hacer en su vida. Ir donde se quema el pueblo (en sentido figurado) y ser, en medio de las llamas, testimonio del Señor Jesucristo, alentar la vida y dar esperanza a todos aquellos que la han perdido por las dificultades.

(Viky Esteban – Diócesis de Zamora)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37592 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).