Año Cisneros: una ruta para conocer la vida del Cardenal en dos ciudades

Se cumplen 500 años de la muerte del Cardenal Cisneros y dos localidades en las que está muy presente su huella le rinden homenaje: Alcalá de Henares (Madrid) y Sigüenza (Guadalajara).

Este Año Cisneros es una propuesta con diversas actividades que se prolongarán hasta el próximo mes de diciembre para conocer un poco más la figura y la obra de Francisco Jiménez de Cisneros.

La mayor parte de la labor pastoral del cardenal está vinculada a Alcalá de Henares, concretamente a su universidad, una de las más antiguas de Europa, fundada por él en el año 1499 y reabierta hace 40 años.

La ciudad complutense está estrechamente ligada a la figura de Cisneros, que está enterrado en la Catedral Magistral, otro de los grandes atractivos de Alcalá de Henares.

En Guadalajara también está plasmada la huella del cardenal, una etapa muy importante en su vida que, sin embargo, es desconocida para muchos. Durante ocho años, Cisneros fue una figura de gran relevancia en Sigüenza, donde desarrolló una importante labor en la Catedral, de la que fue capellán, y en la Diócesis, como provisor del Obispado. Incluso llegó a ser alcalde mayor de la ciudad.

De su etapa en la ciudad alcarreña surge la intención reformista que ahora vuelve a estar presente en una exposición que repasa su vida en tres facetas. Hasta el 31 de octubre se podrá visitar Cisneros. De Gonzalo a Francisco, una muestra organizada por la Diócesis de Sigüenza-Guadalajara, en colaboración con la Universidad de Alcalá, y que se encuentra distribuida en tres espacios: la Catedral, el Museo Diocesano y el casco histórico del municipio seguntino.

Para completar las visitas, el Año Cisneros propone una ruta gastronómica por Sigüenza. Son 19 menús que pueden degustarse en otros tantos restaurantes, además de tapas especialmente elaboradas para este recorrido cisneriano.

El Año Cisneros conforma una interesante propuesta fuera de nuestra Diócesis para disfrutar de alternativas que permiten conocer el legado religioso de otras ciudades.

El franciscano reformista que regentó Castilla

Arzobispo de Toledo y primado de España, confesor de la reina Isabel y regente hasta en dos ocasiones del Reino de Castilla. Son sólo algunos de los méritos de Gonzalo Jiménez de Cisneros.

Nació en 1436 en Torrelaguna (Madrid). Desde muy joven tuvo clara su vocación sacerdotal. Tras estudiar en Roma, volvió a España, instalándose en Sigüenza. Unos años después, tras un periodo de retiro y reflexión, ingresó en la Orden Franciscana, adoptando el nombre de Francisco. Su inquietud reformista le llevó a realizar una importante labor eclesiástica en Granada y en Toledo.

Durante su etapa como regente comenzó la labor cultural del cardenal, que fundó la Universidad de Alcalá de Henares y editó la Biblia Políglota Complutense.

Cisneros murió de forma repentina en el año 1517, en Burgos.

La Iglesia ha declarado Venerable Siervo de Dios a esta importante figura de la historia de España.

Más información: www.cisneros2017.es

(Clara Fernández – Diócesis de Getafe)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40405 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).