Saludos desde Fátima

Mons.  Àngel Saiz Meneses              Un saludo cordial desde Portugal a toda la familia diocesana. Me encuentro en el santuario mariano de Fátima, participando en la IV Peregrinación Diocesana de Jóvenes con 200 jóvenes, 15 sacerdotes y el Obispo Auxiliar. Hemos venido a este lugar en el que María, la Madre, quiso hablarnos de un modo particular a principios del siglo XX. Hemos venido para congregarnos en su presencia como familia y para implorar su protección maternal. En el año del centenario de las apariciones hemos querido peregrinar hasta este santo lugar para volver después como apóstoles y evangelizadores. Con el lema “guiadnos hacia el cielo” vamos haciendo camino y profundizando en nuestra relación con Dios, con María, con la Iglesia y con el mundo.

Hace cien años, el 13 de mayo de 1917, la Virgen María se apareció en este lugar a tres pequeños pastores: Lucía, Jacinta y Francisco. Les invitó a ofrecerse como víctimas de reparación y se ofreció a guiarlos hasta Dios. Entonces, de sus manos maternas salió una luz que penetró en su interior, y les hizo sentirse sumergidos en Dios. La Iglesia ha dado su aprobación a la realidad de estas apariciones. El beato Pablo VI visitó Fátima en la celebración del cincuentenario; san Juan Pablo II peregrinó un año después de sufrir un atentado en la plaza de San Pedro, y consagró a la Iglesia y a todos los pueblos al Inmaculado Corazón de María; volvió en el décimo aniversario del atentado, y en su tercera visita, el 13 de mayo del 2000, beatificó a Francisco y Jacinta, con asistencia de Sor Lucía y de una multitud de peregrinos. Benedicto XVI también visitó Fátima (12/13-V-2010), consagrando a la Virgen especialmente a todos los sacerdotes de la Iglesia. Recientemente, el hecho de que el santo padre Francisco haya canonizado a Jacinta y Francisco (13-05-2017), refuerza la aprobación de la Iglesia a las apariciones de Fátima.

¿Cuál es el mensaje? El mensaje de la Virgen de Fátima es una invitación a la penitencia, a la conversión y a la oración. Hoy día se mantiene vigente, más aún, se puede decir que es urgente que sea llevado a cumplimiento. Nos encontramos inmersos en un proceso de secularización aparentemente imparable, y en parte del antiguo Occidente cristiano no es exagerado afirmar que se ha llegado a una visible apostasía. Por otra parte, la Iglesia sufre hoy fuertes persecuciones exteriores, procedentes de corrientes antiguas y modernas que van configurando una cultura cada vez más refractaria a Dios y al mensaje cristiano; y también sufre hoy la Iglesia por las infidelidades que se dan en su propio interior.

El camino de la conversión, la penitencia y la oración es el buen camino, aunque en ocasiones cueste mantener el rumbo o superar las tentaciones que se hacen presentes. Toda nuestra vida ha de ser un camino de renovación, de crecimiento, de inmersión en Cristo, un proceso constante de transformación interior y de progreso en el conocimiento y en el amor del Señor. Es preciso que se reavive su gracia en nuestros corazones para que podamos pasar de la muerte a la vida, de la oscuridad a la luz, de la hipocresía a la verdad, de las discordias a la unidad. María, Madre de Dios y Madre nuestra nos sigue llamando hoy con renovado amor a la conversión, a la oración y la penitencia. Aquí hemos puesto a sus pies nuestros gozos y esperanzas, nuestros sufrimientos y trabajos, y le hemos pedido por la conversión de nuestra diócesis y del mundo entero.

+ Josep Àngel Saiz Meneses
Obispo de Terrassa

Mons. Josep Àngel Saiz Meneses
Acerca de Mons. Josep Àngel Saiz Meneses 334 Articles
Mons. Josep Àngel Saiz Meneses nació en Sisante (Cuenca) el 2 de agosto de 1956. En el año 1965 la familia se trasladó a Barcelona y se instaló en el barrio de Sant Andreu de Palomar. Ingresó en el Seminario Menor Nostra Senyora de Montalegre de Barcelona en el 1968. Posteriormente realizó estudios de Psicología en la Universidad de Barcelona entre los años 1975 y 1977. Participó activamente como miembro del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Jóvenes. Posteriormente estudió en el Seminario Mayor de Toledo los cursos de filosofía, espiritualidad y teología (1977- 1984) y fue ordenado presbítero en la Catedral de Toledo el 15 de julio de 1984. El mismo año obtuvo el Bachillerato en Teología por la Facultad de Teología de Burgos. En la archidiócesis toledana tuvo diversos destinos, primero como párroco en Los Alares y Anchuras de los Montes (1984-1985) y después como vicario de Illescas (1986-1989). El curso 1985-1986 fue capellán soldado en el Hospital de Valladolid. Entre otros servicios realizados en Toledo fue también consiliario de zona de los Equipos de la Madre de Dios (1986-1989), consiliario de zona del Movimiento de Maestros y profesores Cristianos (1986-1989) y profesor de religión en la Escuela de F.P. La Sagra de Illescas (1986-1989). El año 1989 regresó a Barcelona y fue nombrado vicario en la parroquia de Sant Andreu del Palomar, y el 1992 rector de la Iglesia de la Mare de Déu del Roser en Cerdanyola y Responsable de la Pastoral Universitaria en la Universitat Autònoma de Barcelona. También el mismo año 1992 fue nombrado responsable del SAFOR (Servei d'Assistència i Formació Religiosa) de la Universitat Autònoma de Barcelona y Responsable del CCUC (Centre Cristià d'Universitaris de Cerdanyola del Vallès). El año 1995 fue nombrado Consiliario Diocesano del Movimiento Cursillos de Cristiandad. Obtuvo la licenciatura en la Facultad de Teologia de Catalunya el año 1993 con la tesina: “Génesis y teología del Cursillo de Cristiandad”, dirigida por el Dr. Josep M. Rovira Belloso, y publicada el año 1998. En la misma Facultat de Teologia ha realizado los cursos de doctorado. Ha publicado diversos artículos sobre la evangelización y la pastoral en el mundo juvenil, en especial en la revista Ecclesia, y comenzó la elaboración de la tesis doctoral sobre “Agents i institucions d'evangelització”. El 6 de mayo del año 2000 fue nombrado Secretario General y Canciller del Arzobispado de Barcelona y el 10 de abril del 2001 miembro del Colegio de Consultores de la misma archidiócesis. El 30 de octubre de 2001 fue nombrado Obispo titular de Selemsele y Auxiliar de Barcelona y consagrado el 15 de diciembre del mismo año en la Catedral de Barcelona. El 15 de junio de 2004 fue nombrado primer obispo de la nueva diócesis erigida de Terrassa y Administrador Apostólico de la archidiócesis de Barcelona y de la nueva diócesis de Sant Feliu de Llobregat. El 25 de julio tomó solemne posesión en la S. I. Catedral Basílica del Sant Esperit en Terrassa. En la Conferencia Episcopal Española es el Presidente de la Comisión de Seminarios y Universidades.