La iglesia de Riudoms

Mons. Jaume Pujol          Estos días terminan las celebraciones del 400 aniversario de la iglesia de Sant Jaume de Riudoms que se iniciaron hace un año en un acto inaugural con presencia del Abad de Poblet. Durante este tiempo también acudió a Riudoms el Abad de Montserrat, hubo un concierto muy concurrido de su célebre Escolanía y se desarrollaron conferencias de historiadores y otros muchos actos que pusieron de relieve la íntima relación entre la población y su parroquia.

Cuando me corresponde la clausura de este 400 aniversario, solo puedo dar gracias a Dios por lo que supone la historia de este gran templo entroncada en la vida de un pueblo del Baix Camp con fuerte tradición cristiana.

Un documento del año 1450, que refleja la visita pastoral del arzobispo de la época, ya da cuenta de que en Riudoms había dos iglesias, una dedicada a San Juan Bautista y San Juan Evangelista y otra bajo el patrocinio del apóstol Santiago. Y aún hay referencias de una bula del Papa Anastasio IV, de 1154, donde se cita una iglesia anterior.

La de Sant Jaume, que hoy se conserva en toda su majestuosidad, construida con piedra de la riera de Maspujols y con una mezcla de elementos góticos clásicos y renacentistas, sigue siendo un testimonio muy relevante de la fe del pueblo, como tantos otros templos esparcidos por nuestra geografía.

Si hay una constante en el paisaje de Catalunya, y en general el de toda España y Europa, es que la primera edificación que contempla el viajero es la iglesia, con su campanario que se eleva sobre los tejados de las casas. Enfrente son habituales una plaza o una calle que marcan el centro ciudadano.

La vida civil y la religiosa no son dos realidades paralelas, y menos antagónicas, sino complementarias. Las iglesias están abiertas a todos como espacio de oración y recogimiento, tengan fe o simplemente busquen un poco de silencio o de consejo. La casa de Dios es la casa de todos.

Con ocasión de las celebraciones de este cuarto centenario, me consta que muchas personas han visitado la iglesia por primera vez. Sean bienvenidas. Estoy seguro de que en Mn. Josep Mateu, actual rector, y en la comunidad parroquial encontrarán siempre el afecto que merece toda persona. A la sombra de estas paredes venerables se han celebrado durante cuatro siglos innumerables bautismos, confirmaciones, eucaristías, matrimonios y funerales. La vida de la parroquia está ligada a las alegrías y tristezas de toda la sociedad de Riudoms.

+ Jaume Pujol Bacells

Arzobispo de Tarragona y primado

Mons. Jaume Pujol
Acerca de Mons. Jaume Pujol 324 Articles
Nace en Guissona (Lleida), el 8 de febrero de 1944. Cursó los estudios primarios en los colegios de las Dominicas de la Anunciata y de los Hermanos Maristas de Guissona. Amplió sus estudios en Pamplona, Barcelona y Roma. Realizó el doctorado en Ciencias de la Educación en Roma, donde cursó estudios filosóficos y teológicos. Es doctor en Teología por la Universidad de Navarra. Fue ordenado sacerdote por el cardenal Vicente Enrique y Tarancón, en Madrid, el 5 de agosto de 1973, incardinado en la Prelatura de la Santa Cruz y Opus Dei. CARGOS PASTORALES Fue profesor ordinario de Pedagogía Religiosa en la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra. Desde el año 1976 y hasta su consagración episcopal, dirigió el Departamento de Pastoral y Catequesis, y desde el 1997, el Instituto Superior de Ciencias Religiosas, los dos de la misma Universidad. Ocupó distintos cargos en la Facultad de Teología: director de estudios, director del Servicio de Promoción y Asistencia a los Alumnos, secretario, director de la revista Cauces de Intercomunicación (Instituto Superior de Ciencias Religiosas), dirigida a profesores de religión. Durante sus años en Pamplon dirigió cursos de titulación, formación y perfeccionamiento de catequistas, profesores de religión y educadores de la fe, y tesis de licenciatura y de doctorado. Su trabajo de investigación se ha centrado en temas de didáctica y catequesis; ha publicado 23 libros y 60 artículos en revistas científicas, obras colectivas, etc. También ha desarrollado otras tareas docentes y pastorales con jóvenes, sacerdotes, etc. El día 15 de junio de 2004 el Papa Juan Pablo II lo nombró Arzobispo de Tarragona, archidiócesis metropolitana y primada, responsabilidad que, hasta hoy, conlleva la presidencia de la Conferencia Episcopal Tarraconense, que integran los obispos de la provincia eclesiástica Tarraconense y los de la provincia eclesiástica de Barcelona. El día 19 de septiembre de 2004, en la Catedral Metropolitana y Primada de Tarragona, fue consagrado obispo y tomó posesión canónica de la archidiócesis. El día 29 de junio de 2005 recibía el palio de manos del Papa Benedicto XVI, en la basílica de San Pedro del Vaticano. OTROS DATOS DE INTERÉS En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis y Seminarios y Universidades. Cargo que desempeña desde 2004. Además, ha sido miembro de la Comisión Permanente entre 2004 y 2009.