Mariapolis

Mons. Francisco Cerro              CÁCERES 2017             He participado en algunas Mariapolis.  Muchas veces en los encuentros del movimiento de los focolares, uniéndome  lo que repetía San Juan Pablo II que es una auténtica primavera de la Iglesia donde se trata de vivir una espiritualidad de comunión y de unidad escuchando el grito de Jesús Abandonado “Que todos sean uno”.

Es la segunda vez que se celebra la Mariapolis en Cáceres. La primera fue hace unos años con motivo de los días previos, como preparación a la Jornada Mundial de la juventud en Madrid cn la presencia del Papa Benedicto XVI. Estas Mariapolis suelen reunirse en torno a un millar de personas.

¿Qué es una Mariapolis?

Literalmente significa “Ciudad de María”. Son unos días donde se convive, se vive, se celebra en un clima de familia y de unidad. Es lo que se debería vivir siempre en la Iglesia. Es vivir la civilización del amor que se trata de construir. Son días de auténtica vida familiar, de formación en la unidad, de descanso, de sensibilidad en el mensaje del Evangelio. A través de la fundadora Chiara Lubich que transmite el carisma de la unidad partiendo de la Santísima Trinidad, que es una familia, una comunidad, el movimiento de los focolares trata de impregnar a la humanidad del Evangelio, del deseo de la comunión, de la unidad, de ser un solo corazón.

Os invito a todos a que participéis. Todos  los que en el agosto de Cáceres, convocados por el Obispo como una llamada del pueblo de Dios que camina en Coria-Cáceres (sacerdotes, vida consagrada, laicos, jóvenes, familias…) a vivir la espiritualidad de la unidad con Cristo en el gozo de ser Iglesia en salida, Iglesia caminante al encuentro de los que sufren.

Cada día  hay momentos de oración, de compartir, de celebrar, de cantar, de una fiesta que vive el gozo y la esperanza de que juntos podemos y somo capaces de crear una humanidad nueva.

Hay que participar y no perderse esta Mariapolis.  Fiesta del encuentro, de la vida, del gozo del Evangelio, Palabra hecha vida y sobre todo de una gran familia que se reúne sin complejos a celebrar la alegría de ser cristianos y con María saber que somos capaces de vivir lo que el Papa Francisco repite una y otra vez: “que otro mundo es posible”

En Cáceres en agosto tenemos una oportunidad de vivir en vivo y en directo una de las realidades eclesiales que tiene realidad en nuestra diócesis y en las otras diócesis de la provincia eclesiástica y que es una oferta evangélica de amor, unidad y alegría. Un encuentro que se hace en cientos de lugares del mundo y que va creando una humanidad nueva.

+Francisco Cerro Chaves

Obispo de Coria-Cáceres

Mons. Francisco Cerro Chaves
Acerca de Mons. Francisco Cerro Chaves 206 Articles
Nació el 18 de octubre de 1957 en Malpartida de Cáceres (Cáceres). Cursó los estudios de bachillerato y de filosofía en el Seminario de Cáceres, completándolos en el Seminario de Toledo. Fue ordenado sacerdote el 12 de julio de 1981 en Toledo, desempeñó diversos ministerios: Vicario Parroquial de "San Nicolás", Consiliario de Pastoral Juvenil, Colaborador de la Parroquia de "Santa Teresa" y Director de la Casa Diocesana de Ejercicios Espirituales. En la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma se licenció y doctoró en Teología Espiritual (1997), con la tesis: "La experiencia de Dios en el Beato Fray María Rafael Arnáiz Barón (1911-1938). Estudio teológico espiritual de su vida y escritos". Es doctorado en Teología de la Vida Consagrada en la Universidad Pontificia de Salamanca. Autor de más de ochenta publicaciones, escritas con simplicidad y dirigidas, sobre todo, a la formación espiritual de los jóvenes. Miembro fundador de la "Fraternidad Sacerdotal del Corazón de Cristo". Desde 1989 trabajó pastoralmente en Valladolid. Allí fue capellán del Santuario Nacional de la Gran Promesa y Director del Centro de Formación y Espiritualidad del "Sagrado Corazón de Jesús", Director diocesano del "Apostolado de la Oración", miembro del Consejo Presbiteral Diocesano; delegado Diocesano de Pastoral Juvenil y Profesor de Teología Espiritual del Estudio Teológico Agustiniano. El 2 de septiembre de 2007 fue ordenado Obispo de Coria-Cáceres en la ciudad de Coria. En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar, departamento de Pastoral de Juventud, y de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada.