Semana de los mayores en la diócesis de Tarazona

No hay nada más hermoso que salir al encuentro de los demás, ponerse en marcha para compartir ideas, reflexiones, pensamientos, valores, vigores, fuerzas, luces y sombras. Y esto es lo que se ha hecho en esta ‘Semana Grande’ del mayor en la diócesis de Tarazona, organizada por Cáritas, Vida Ascendente y Pastoral de la Salud: recorrer caminos, ir de pueblo en pueblo, de residencia en residencia para unir energías, ánimos, sueños, dinamismos, flaquezas y debilidades.

Nuestro peregrinaje comenzó el 15 de mayo en Ariza en la Residencia Municipal de Mayores; el 16 fuimos a Calatayud, Residencia de las Hermanitas de Ancianos Desamparados y Residencia Municipal de San Íñigo; el 17 a Balneario de Sicilia de Jaraba, y al Salón de Actos del Ayuntamiento de Calatayud; el 18 a la Residencia de Illueca y a la de Nuestra Señora del Pilar de Ricla; el 19 al Hospital Sancti Spiritus de Borja y a la Residencia San Sebastián de Mallén. Terminamos el ciclo de charlas el 20 en el Hogar Doz en Tarazona.

Querer con los cinco sentidos

Nuestro tema se centró en cómo avivar los sentidos ante el mayor, ante el enfermo, ante el que sufre para poder relacionarnos mejor. Con el corazón lleno de entusiasmo, porque nos acogían los mayores con un derroche de alegría y cariño, fuimos viajando con los cinco sentidos, tomando conciencia a través de ellos de la riqueza que suponen para el ser humano, y descubriendo con los residentes y asistentes, en un proceso participativo y activo, la riqueza relacional, el plus de cercanía, calidez y calidad que implica avivar los sentidos, para poder ver lo que no se ve, escuchar lo que no se oye, gustar del encuentro, oler el dolor y las emociones y activar el tacto a través de la caricia, el abrazo en el encuentro, desde la ternura más auténtica, el cariño más genuino y la cercanía más amable y cálida.

El lenguaje de la ternura

El regalo ha sido constatar a través de sus miradas, gestos, sonrisas, expresiones y comentarios la satisfacción de la escucha, la comprensión de las ideas, la intuición del sentido de las imágenes, la felicidad al sentirse valorados, amados, comprendidos y apreciados. Podríamos hablar de muchas vivencias en las que los mayores expresaban su alegría, pero como detalle especialmente bonito resaltamos los comentarios de María, 98 años, que le dijo a Rude: «Ahora ya me puedo morir feliz después de escuchar esta charla » y poco después al despedirme me dice: «Consuelo, me quedan dos años para los 100, date prisa en volver…» O José María, paralítico cerebral, con inteligencia conservada, carente de lenguaje, que comparte residencia con Cecilia su madre, y que a medida que avanzaba la charla emitía unos ruidos, cada vez más altos. Una mujer se levantó y nos aclaró: «José María quiere decirnos que está muy de acuerdo con lo que dice Consuelo». La cara de José María era una explosión de alegría, y sin palabras, a través del brillo de sus ojos y el movimiento de su cuerpo, fue capaz de transmitir su bienestar emocional.

El domingo 21 concluyó esta Semana Grande con la celebración de la Pascua del Enfermo en la parroquia de Ainzón. Más de 50 mayores con sus trajes más elegantes y sus corazones a flor de piel se reunieron para recibir la Unción de los Enfermos. Una Eucaristía llena de ternura, finura, delicadeza y exquisitez que a más de uno nos emocionó.

A corazón abierto

Una semana llena de experiencias y descubrimientos, en la que los mayores, muchos con más de 90 años, nos han enseñado que están ávidos de saber, que entienden perfectamente ideas desarrolladas con un lenguaje adulto, que no es necesario infantilizar el lenguaje cuando se está con ellos y que disfrutan como cualquier persona cuando reciben un trato cordial, solícito, afectuoso, expresivo, entusiasta, abierto y sincero, llegando a ellos, de corazón a corazón.

A todos ellos, gracias.

 

 

 

 

 

 

 

 

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41106 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).