Asombro Eucarístico

Mons. Juan del Río              Llegando la Fiesta del Corpus, el pueblo de Dios saca sus mejores galas y se postra ante la presencia real de Cristo en la Eucaristía, la adora con fe y hace memoria agradecida de este manjar alimento que nos conduce a la vida eterna.

La eficacia salvífica se realiza en el banquete eucarístico, en el cual Cristo se ofrece como alimento, no de manera metafórica, sino como “verdadera comida y verdadera bebida” (cf. Jn 6,55). La Eucaristía como sacrificio, banquete, adoración es “un resquicio del cielo que se abre sobre la tierra, que penetra en las nubes de nuestra historia y proyecta luz sobre nuestro camino” (Juan Pablo II, EE, 19).

El “asombro eucarístico” de la solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo, nos sitúa en el sacrificio de la cruz, que se perpetúa por los siglos. Este “misterio de fe” supera nuestro pensamiento, porque el amor divino todo lo sobrepasa, pero con la ayuda de la gracia divina confesamos que bajo las especies sacramentales está permanentemente Cristo glorificado para el bien de la humanidad.

La adoración eucarística no es un gesto de vasallaje, sino expresión de fe en Dios todopoderoso, creador y redentor del hombre. Su presencia real en el altar y en las custodias, nos impulsa a servir con caridad la mesa de los más pobres. Como dice San Juan Crisóstomo: “¿Deseas honrar el Cuerpo de Cristo? No lo desprecies, pues, cuando lo encuentres desnudo en los pobres, ni lo honres aquí en el templo con lienzos de seda, si al salir, lo abandonas en su frío y desnudez. Porque el mismo que dijo: “esto es mi Cuerpo”, y con su palabra llevó a realidad lo que decía, afirmó también: “tuve hambre y no me disteis de comer”, y más adelante: “siempre que dejasteis de hacerlo a uno de estos pequeñuelos, a mí en persona lo dejasteis de hacer” (…) ¿De qué serviría adornar la mesa de Cristo con vasos de oro, si el mismo Cristo muere de hambre? Da primero de comer al hambriento, y luego, con lo que te sobre, adornarás la mesa de Cristo”. Una realización de esto es lo que tenemos hoy en CARITAS ¡Gracias a todos los que la hacéis posible!

+ Juan del Río

Arzobispo Castrense

Mons. Juan del Río
Acerca de Mons. Juan del Río 117 Articles
Mons. D. Juan del Río Martín nació el 14 de octubre de 1947 en Ayamonte (Huelva). Fue ordenado sacerdote en el Seminario Menor de Pilas (Sevilla) el 2 de febrero de 1974. Obtuvo el Graduado Social por la Universidad de Granada en 1975, el mismo año en que inició los estudios de Filosofía en el Centro de Estudios Teológicos de Sevilla, obteniendo el título de Bachiller en Teología en 1979 por la Universidad Gregoriana de Roma. Es doctor en Teología Dogmática por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma (1984). Su ministerio sacerdotal lo desarrolló en la diócesis de Sevilla. Comenzó en 1974 como profesor en el Seminario Menor de Pilas, labor que ejerció hasta 1979. De 1976 a 1979 regentó la Parroquia de Sta. María la Mayor de Pilas. En 1984, una vez finalizados los estudios en Roma, regresó a Sevilla como Vice-rector del Seminario Mayor, profesor de Teología en el Centro de Estudios Teológicos, profesor de Religión en el Instituto Nacional de Bachillerato Ramón Carande y Director espiritual de la Hermandad de los Estudiantes de la Universidad sevillana. CARGOS PASTORALES En los últimos años como sacerdote,continuó su trabajo con los jóvenes e inició su labor con los Medios de Comunicación Social. Así, desde 1987 a 2000 fue capellán de la Universidad Civil de Sevilla y Delegado Diocesano para la Pastoral Universitaria y fue, desde 1988 a 2000, el primer director de la Oficina de Información de los Obispos del Sur de España (ODISUR). Además, colaboró en la realización del Pabellón de la Santa Sede en la Expo´92 de Sevilla, con el cargo de Director Adjunto, durante el periodo de la Expo (1991-1992). El 29 de junio de 2000 fue nombrado obispo de Jerez de la Frontera y recibió la ordenación episcopal el 23 de septiembre de ese mismo año. El 30 de junio de 2008, recibe el nombramiento de Arzobispo Castrense de España y Administrador Apostólico de Asidonia-Jerez. Toma posesión como Arzobispo Castrense el 27 de septiembre de 2008. El 22 de abril de 2009 es nombrado miembro del Comité Ejecutivo de la CEE y el 1 de junio de 2009 del Consejo Central de los Ordinarios Militares. OTROS DATOS DE INTERÉS En la Conferencia Episcopal Española es miembro del Consejo de Economía y de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social desde marzo de 2017. Ya había sido miembro de esta Comisión de 2002 a 2005 y su Presidente de 2005 a 2009, año en que fue elegido miembro del Comité Ejecutivo, cargo que desempeñó hasta marzo de 2017. El 20 de octubre de 2011, en la CCXXI reunión de la Comisión Permanente, fue nombrado miembro de la "Junta San Juan de Ávila, Doctor de la Iglesia".