Mons. Martínez Camino en las bodas de oro y plata: «En el matrimonio dais vida de manera insustituible»

El pasado domingo, 11 de junio, la catedral de Santa María la Real de la Almudena acogió una solemne Misa de acción de gracias por los matrimonios que este año celebran sus bodas de oro y plata.

La Eucaristía fue presidida por monseñor Juan Antonio Martínez Camino SJ, obispo auxiliar de Madrid, ya que el arzobispo de la diócesis, cardenal Carlos Osoro, se encontraba acompañando a la familia de Ignacio Echeverría, asesinado hace una semana en los atentados de Londres mientras intentaba auxiliar a una víctima.

En la homilía del obispo, pronunciada antes de que los matrimonios renovaran las promesas que se hicieron en su día, Martínez Camino recordó el principal motivo para estar contentos y dar gracias a Dios: «Por esto que hoy celebráis y que nos permitís celebrar a toda la Iglesia diocesana junto con vosotros, vuestras familias, vuestros hijos, vuestros padres y con toda la comunidad».

«Tanto amó Dios al mundo que entregó a su unigénito, de modo que todo el que cree en Él tenga vida eterna». Este es el corazón del Evangelio, dijo el prelado, «que hoy celebramos en este domingo de la Santísima Trinidad: que Dios es Padre omnipotente y que el poder de Dios no es un poder ciego y oscuro». Su poder, continuó, «le hace entregar a su unigénito para enviar a los corazones de todos sus hijos el espíritu de la vida divina, de la vida eterna».

Dios nos llama a participar de su amor infinito

Además, señaló que, al ser «raza de Dios», el Padre «ha entregado a su Hijo y nos da su sangre –que hoy recibimos en el altar– para darnos cuenta de que Él nos quiere». Por eso, «los seres humanos somos seres vocacionados, tenemos una vocación». Dios nos llama, subrayó, «a participar de su vida: tenemos un destino, una meta, una vocación, y no es cualquier meta o destino». Es «nada más y nada menos que la vida divina, el amor infinito, del cual el amor humano y el amor conyugal son un reflejo vivo».

«El ser humano está llamado a la fecundidad, a dar vida –insistió– como Dios mismo: vida biológica, vida humana y vida divina». Y «eso lo hacéis los padres, en el matrimonio, de una manera insustituible» porque «nadie lo puede hacer por vosotros, ni los laboratorios donde hoy se pueden fabricar seres humanos de una manera contradictoria con la dignidad del ser humano, ni las escuelas que son colaboradoras vuestras». Y tampoco la Iglesia, aseveró, en su realización institucional, «porque sois la Iglesia doméstica, en su raíz personal». Eso sí, «lo podréis hacer con la ayuda de la Iglesia, de la escuela y de la sociedad», concluyó.

(Archidiócesis de Madrid)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40978 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).