Ordenación de 20 diáconos en Madrid: «Sed diáconos de la alegría y no hagáis una Iglesia triste»

El pasado sábado, 10 de junio, la catedral de la Almudena acogió en Madrid una solemne ceremonia de ordenación de 20 diáconos. La celebración, presidida por el Arzobispo de Madrid, Cardenal Carlos Osoro, y repleta de amigos y familiares, estuvo marcada por las palabras que el prelado les dirigió, uno por uno, nombre por nombre, a los recién ordenados.

Sed servidores de la compasión y de la misericordia». Con estas palabras, el cardenal Osoro comenzaba una predicación entonada, de principio a fin, con los acordes de ese Dios apasionado por todas las situaciones de los hombres: «Hoy no traemos, como Moisés, tablas de piedra», sino que «traemos vuestras vidas, las vidas de todos vosotros con las que el Señor quiere escribir su diaconía». El Señor, continuó, por la ordenación como diáconos, «va a formar en vuestra vida esa diaconía de Él, ese rostro que tuvo de servicio y de entrega a los más pobres, a los que más necesitaban».

Relatad la misericordia de Dios

Asimismo, el prelado les animó a no guardar la vida para ellos mismos y a exponerla. «La vida no es vuestra, es del Señor», dijo. «Y el Señor quiere que sea de la gente, de los hombres, y para todos los hombres». Porque «no sois diáconos solo para un servicio concreto; el Señor quiere que os lancéis a este mundo y a todos los hombres que os encontráis por el camino para relatarles, con vuestra propia vida, lo que es la compasión y la misericordia de Dios». El cómo y el dónde tenían un solo camino y una única respuesta, y lo hacían verdad los ojos emocionados del purpurado: «En el servicio concreto y en sus necesidades concretas».

El cardenal, de la mano de Moisés y afianzado a la promesa del Antiguo Testamento, alentó a los diáconos a «sentir», «acoger» y «vivir» lo que vivió el profeta: «Inclinaos ante el Señor, echaos en tierra». De esa manera, «tomad como pasión grande de vuestra vida el interceder como Cristo por los mas necesitados; en necesidades diversas, no solamente las materiales, sino aquellas que vienen de desconocer que son hijos de Dios y hermanos de los hombres».

Amad como Él amó

En ese sentido, aseveró que esa diaconía que el Señor les entrega tiene un cántico especial para ellos, hecho vida con una serie de notas: «Sed diáconos de la hospitalidad, de la escucha, de la alegría, de la esperanza, del discernimiento». Salid de uno mismo, señaló, «para acoger con alegría la parte de verdad del otro, que el otro me comunica», y «caminad junto al otro, juntos, hacia la verdad plena, que es Jesucristo, a la que vosotros queréis servir». Esta, subrayó, «es la gran hospitalidad que el Señor os pide: es una nota esencial en vuestra vida».

Así, clavándose en el corazón de cada uno de los presentes, destacó: «Sed diáconos de la alegría, de esa alegría, que es la alegría del Evangelio». Porque el mundo hoy «necesita esa alegría que nace del encuentro con Cristo y con los hermanos, de la escucha abierta y sincera de la palabra de Dios». La alegría, refrendó, «es una hermosa realidad que tiene que estar en vuestra vida de diáconos». Y en este desafío por cumplir, aseveró: «No hagáis una Iglesia triste, porque es un triste Iglesia. No hagáis esto». Y amad «como Él amó y sin guardar nada» porque, como san Pablo, «considerad que todo es una pérdida si no tenemos a Jesucristo». Y salid «como Jesús», concluyó, «no juzgando, sino amando».

Los nuevos diáconos son los seminaristas del Conciliar Francisco Javier Andrés Servert, Gonzalo Arroyo Hernández, Gonzalo Barbed Martín, Fernando Bielza Díaz-Caneja, Alberto de Mingo Pavón, José Manuel Fernández Martínez, Cristian Germán Fleitas, Rodrigo González Panizo, Francisco Javier Jiménez Cerro, Juan Pablo María Martínez Santos, Francisco Javier Peño Iglesias, Eugenio Pérez Turbidí, Jesús Sánchez Sánchez, Santiago Tornos Alonso y César Augusto Quispe (Servi Trinitatis). También los del Redemptoris Mater Giacomo Alpori y Stanislas Kongba-Yebas; así como los religiosos Fernando González Gil, DCJM, y Stefan Zarnay, DCJM, de los Discípulos de los Corazones de Jesús y María, y Nicolás Núñez Moreno, LC, legionario de Cristo.

(Archidiócesis de Madrid)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 43284 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).