Graduación de la primera promoción de la Universidad Loyola Andalucía

128 estudiantes de ADE, Economía Derecho, Comunicación e Ingeniería Electromecánica, se ha graduado esta noche en el Real Alcázar de Sevilla, titulados de la primera promoción de Grados. Junto con los graduados el pasado viernes en el Campus de Córdoba, son 211 estudiantes en total los que conforman, como hito histórico, la primera promoción de Grados de la Universidad Loyola Andalucía.

Se cierra así una etapa más en la trayectoria de la undécima  universidad andaluza, que comenzó su proyecto en 2010, fue aprobada por el Parlamento andaluz en 2011 y comenzó su primer curso en 2013 con cinco de los 14 grados simples –más de 30 dobles- que tiene en marcha actualmente.

El acto, al que han asistido en torno a 700 personas y que ha tenido lugar en el Patio de la Montería del Real Alcázar de Sevilla, ha contado con las intervenciones del secretario general de la Universidad, Pedro Pablo Pérez; la madrina de esta primera promoción, Susan Ries, vicedecana de la Quinlan School of Business (Facultad de Empresariales) de la Universidad Loyola Chicago, y del rector de Loyola Gabriel Pérez Alcalá.

Asimismo, han intervenido los alumnos representantes de las promociones: Mercedes Pradilla Núñez, por la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas; Alejandro Sánchez Cuéllar y Sonsoles Gaviño Alcantarilla, por la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas; Gonzalo Romero Martín, por la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, y Álvaro Rivero Portillo, por la Escuela Técnica Superior de Ingeniería.

Además, las alumnas Concepción Guitérrez Bote y Sara Cordero Moreno, han sido las encargadas de leer el Decálogo de Ética Profesional.

Educación jesuita

Susan Ries, madrina de esta primera promoción, reflexionó en su discurso sobre la educación jesuita y sobre la importancia de una educación internacional. Respecto a la educación jesuita, subrayó el énfasis que las universidades jesuitas ponen en hacer a sus estudiantes “conscientes de nuestra responsabilidad social para ayudar a los menos favorecidos, sirviendo a aquellos que más lo necesitan. Esto es cierto en los graduados presentes hoy aquí”. Por ello, les emplazó a “continuar promoviendo la justicia alrededor del mundo y mantener el nivel más elevado de ética personal y profesional en todo lo que hagáis en vuestro trabajo y en vuestra vida”.

Por otro lado, en lo relativo a la internacionalización, destacó que “la Universidad Loyola Andalucía envió en el año 2017 más del 30% de sus alumnos a estudiar en el extranjero y recibió aproximadamente 200 estudiantes en sus campus”. Por ello, aseguró estar convencida de que “una experiencia de educación internacional, que está en el espíritu de la formación jesuítica, transforma positivamente a toda persona que participa en ella y contribuye a una mejor formación del estudiante”.

Por último, la profesora Ries, animó a los graduados a “trabajar duro como garantía de éxito, a tomar decisiones éticas y justas desde sus responsabilidades, a darle importancia a la vida fuera del trabajo y a ser ciudadanos que usen sus conocimientos y habilidades en beneficio de la humanidad”.

Por su parte, el rector, Gabriel Pérez Alcalá, ha destacado “el entusiasmo de estos primeros alumnos se han implicado de lleno en la Universidad viviéndola intensamente. Nos han ayudado a mejorar y han contribuido al desarrollo de nuestra internacionalización y empleabilidad ya que muchos están ya dentro del mercado laboral”.

Internacionalización

Sobre este último aspecto, el rector ha recordado el gran esfuerzo por la Internacionalización, una de las señas de identidad de la Universidad,  que se traduce en la puesta en marcha de los Dual Degree que como ha explicado Pérez Alcalá “permiten tener un doble grado valido en Europa y en Estados Unidos y contribuyen a ampliar la visión del mundo de nuestro alumnado”.

Asimismo, en este ámbito, ha destacado la importancia que se otorga a los programas de intercambio académico, al bilingüismo, a la formación en el extranjero de sus docentes y a la creación de una red internacional en la que ya están implicadas más de 20 universidades de varios continentes para intercambiar conocimiento, investigaciones y titulaciones.

Nuevas titulaciones

Por último, recordó que la Universidad Loyola Andalucía seguirá creciendo en su oferta académica para el próximo curso 2017/18 en los diferentes niveles donde desarrolla su actividad. En el marco de los grados hay que subrayar el nuevo itinerario doble ADE y Comunicación, y nuevos grados en el campo de la Ingeniería como son el Grado en Ingeniería Mecatrónica y Robótica y el Grado en Ingeniería Informática y Tecnologías Virtuales.

Durante estos últimos 5 años, Loyola Andalucía ha creado más de 200 puestos de trabajo de alta cualificación, cuenta con 400 colaboradores y cuenta con dos campus universitarios, en Sevilla y Córdoba.

Los hitos de la Universidad

  • 8 de junio de 2010: se constituye la Fundación Universidad Loyola Andalucía
  • 29 de julio de 2010: se registra el proyecto en la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía
  • 5 de noviembre de 2010: se crea el Consejo de Cooperación Universidad-Sociedad
  • 25 de noviembre de 2011: el Parlamento aprueba la Ley de Reconocimiento de la Universidad
  • 26 de noviembre de 2011: inauguración del campus de Palmas Altas
  • 19 de septiembre de 2012: inauguración del edificio 4 del campus de Córdoba
  • 11 de diciembre de 2012: presentación social de la Universidad Loyola en el Gran Teatro de Córdoba
  • 13 de septiembre de 2013: acto de apertura del primer curso académico de la Universidad en el Teatro de la Maestranza de Sevilla.
  • 2 de junio de 2017: acto de graduación en Córdoba de la primera promoción de la Universidad Loyola Andalucía
  • 9 de junio de 2017: acto de graduación en Sevilla de la primera promoción de la Universidad Loyola Andalucía
Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39187 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).