El arzobispo de Caracas asegura que los obispos tienen mucha esperanza en este encuentro con el Papa Francisco

«La represión del Gobierno ha sido cada vez más cruel. Hay también la participación de grupos civiles armados, -partidarios del oficialismo-, que actúan apoyando al Gobierno, lo cual es absolutamente criminal, de manera que la situación (de Venezuela) es sumamente grave y por eso nosotros estamos aquí».

Así lo dijo el cardenal Jorge Urosa Savino durante una entrevista concedida el 6 de junio a Radio Vaticana (RV), en la que habló sobre el encuentro que el jueves 8 de junio, sostendrá la directiva de la Conferencia Episcopal Venezolana con el Papa Francisco. Aunque la reunión es de carácter privado trascendió que junto al Sumo Pontífice abordarán la crisis humanitaria y política que estremece al país bolivariano.

Para el arzobispo de Caracas «es una oportunidad extraordinaria que nos ha concedido el Papa de hablar con él sobre la situación de Venezuela, un país que el Sumo Pontífice quiere mucho, para el cual nos ha enviado una gran cantidad de mensajes», según dijo a RV.

Urosa ratificó que el Santo Padre «ha aportado también un esfuerzo grande de facilitación en un diálogo» que sostuvieron representantes del Gobierno de Nicolás Maduro y la Mesa de la Unidad Democrática (MUD); no obstante, lamentó el fracaso del mismo «por culpa del Gobierno que no cumplió con los acuerdos previstos«.

Urosa explicó que el Papa Francisco está en una actitud de búsqueda de ayuda para resolver la crisis que él mismo denunciara el día 30 de abril de este año. «Nosotros tenemos mucha esperanza en este encuentro«, agregó Urosa a Radio Vaticana.

«Venimos también a manifestar nuestra unión, nuestra comunión con el Papa, nuestra gratitud y el apoyo de la Iglesia de Venezuela al trabajo del Papa como un promotor de paz, no solamente en otras partes del mundo sino también en Venezuela».

La represión es cada vez más cruel

En relación a los problemas de Venezuela, Urosa considera que «es una situación muy crítica, con más violenta«, en la que «la represión del Gobierno ha sido cada vez más cruel«. A esto se suma la existencia de grupos civiles armados, -partidarios del oficialismo-, «que actúan apoyando al Gobierno, lo cual es absolutamente criminal», según su consideración.

«De manera que es una situación sumamente grave, y por eso nosotros estamos acá para escuchar también del Papa algunas líneas de acción, y al mismo tiempo, para indicarle lo que nosotros hemos visto y el sufrimiento que está padeciendo en estos momentos el pueblo venezolano», consideró.

«Se trata de un encuentro para buscar la voz del pastor y para ayudar al pueblo venezolano para resolver la gravísima situación que está viviendo en estos momentos».

Urosa cree que como vías necesarias para superar la crisis en Venezuela, están: el desbloqueo de funciones de la Asamblea Nacional; el cumplimiento del cronograma electoral; la liberación de centenares de presos políticos; y resolver el problema del hambre, del desabastecimiento, de la falta de medicinas y de productos de primera necesidad.

Argumentó que «son problemas gravísimos que el Gobierno no ha resuelto y por eso, precisamente, la gente está manifestando en las calles y ha sido reprimida con una crueldad realmente inusitada e innecesaria».

Rechazo a la Constituyente

Por otra parte, el arzobispo de Caracas, ratificó el rechazo de la Iglesia venezolana a una Asamblea Nacional Constituyente convocada por el presidente Nicolás Maduro, porque es «espuria, parcializada, no respeta el voto universal, libre y directo de los venezolanos sino que va a hacerse de forma sectorial y con electores escogidos de forma irregular».

Concluyó señalando que esta reforma a la Constitución planteada por Nicolás Maduro es un medio con el que el Gobierno intenta imponer «a una minoría que lo respalda actualmente sobre la mayoría de la población que lo está rechazando».

Caracas, 7 de junio de 2017

(Ramón Antonio Pérez- Arzobispado de Caracas)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39187 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).