Siervas de María: 125 años cuidando enfermos en Badajoz

La comunidad se estableció en Badajoz el día 9 de febrero de 1892 para fundar una casa destinada a la asistencia esmerada y gratuita a los enfermos, preferentemente a Domicilio.

Las Siervas de María no son personajes precisamente ilustres, pero sí ángeles de caridad que, escondidas en cualquier hogar, cuidan al enfermo, consuelan al triste, alivian al afligido, animan al decaído, ayudando a todos tanto física como espiritualmente, de tal modo que sin darse cuenta, cooperan a la construcción de esos monumentos invisibles pero reales que somos todos: templos de Dios.

Fue la Madre Josefa Díaz, Superiora General, quien deseó hacer esta fundación en tierras Extremeñas después que se lo pidieran insistentemente las Ilustres Señoras Amalia Patrón y Atanacia Páez de la Cadena. Esa fundación se llevó a cabo, el día 9 de Febrero de 1892, siendo Obispo de esta Diócesis, Fray Francisco Sáinz de Urturi y Crespo.

Las primeras Hermanas Fundadoras fueron la Madre Victoria Borgia y Sor Amalia Zapata a las que se agregaron después las demás Hermanas que compondrían la Comunidad.

La primera casa donde se hospedaron, fue en el Asilo de las Hermanitas de los Pobres, mientras que las señoras de la Conferencia de San Vicente de Paúl, en concreto, Amalia Patrón y Atanasia Páez de la Cadena, se ocuparon de los enseres necesarios para acomodar la casa, sita en la calle San Blas, N º 7, que pronto les resultó pequeña, por lo que tuvieron que trasladarse a una casa donada por Josefa Orduña, en la calle Arco Agüero, con Oratorio semipúblico. Sólo permanecieron 2 años en esa casa, regresando a la calle San Blas, nº 8.

Por diversos motivos las hermanas tuvieron que “peregrinar” de una a otra vivienda, hasta que en 1964, definitivamente se trasladaron a la calle Cristóbal Oudrid, nº 7, donde residen en la actualidad.

Como auténticas Siervas de María, desde entonces y hasta el presente, desempeñan con gran esmero y cariño la asistencia gratuita y generosa a los enfermos, siendo verdaderamente estimadas por su espíritu de total entrega y dedicación en las asistencias domiciliarias; por este servicio incansable, el pueblo pacense las mima y acoge como algo propio.

Desde la comunidad dan gracias a Dios por estos 125 años de servicio en la ciudad y en la Diócesis, a quien “como Hijas de la Iglesia consideramos nuestra Madre”, aseguran. El pasado 20 de mayo, don Celso presidió una eucaristía de acción de gracias en la Parroquia de San Andrés.

(Archidiócesis de Mérida-Badajoz)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39220 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).