Peregrinación diocesana a Lourdes

Mons. Salvador Giménez           La HOSPITALIDAD DE LA VIRGEN DE LOURDES organiza un año más la peregrinación diocesana a la gruta donde se apareció la Virgen María a santa Bernardette. Ya suman treinta y dos los años que los miembros de esta benemérita asociación se entregan en cuerpo y alma al servicio de los enfermos, familiares y feligreses en general para que puedan estar presentes durante unos días en la ciudad de Lourdes para rezar ante la Virgen María. También, para pedirle por su salud corporal y espiritual. La peregrinación de este año tendrá cuatro días de duración: desde el jueves, 29 de junio, hasta el domingo, 2 de julio. Los responsables de la Hospi ta – lidad han elaborado un tríptico en el que figura el programa detallado de todas las actividades previstas, los consejos pertinentes para la inscripción, así como otros detalles organizativos. Ha sido distri buido a todas las parroquias y comunidades con la pretensión de que todos se sientan invitados a participar. En mi caso, me siento obligado ya desde ahora con este escrito a colaborar, solicitando a todos la oración por este objetivo y la participación personal en la peregrinación. Mantiene el carácter diocesano que, de algún modo, vincula a todas las parroquias y comunidades, y ha dado muestras suficientes de ayuda a los carentes de recursos, además de fomentar la preocupación y la atención a los enfermos. Me consta que algunos llevan desde su comienzo organizando y colaborando en la peregrinación; que han pasado muchos voluntarios prestando su esfuerzo, su alegría y su oración; que habitualmente participan jóvenes, que descubren allí la importancia de la dedicación a los enfermos, olvidando sus gustos y preferencias personales; que muchos sacerdotes contribuyen a su difusión, así como a la atención pastoral y, por último, que la diócesis ha hecho suya esta actividad que beneficia a tantos enfermos e impedidos. Nunca agradeceremos bastante tanta dedicación y servicio desinteresado. En nombre de todos vosotros, lo hago con sincero corazón. Es una atención que no se reduce a unos días de asueto sino que se prolonga a lo largo de todo el año, colaborando con otros organismos y movimientos apostólicos de Pastoral de la Salud y de Piedad Popular. En febrero, con motivo de la fiesta anual de la Virgen de Lourdes, se celebra la Santa Misa de forma solemne en la Catedral. En mayo, con motivo de la Pascua del Enfermo, se recuerda y se visita a gran cantidad de residencias y familias con enfermos y ancianos. Durante todo el año las parroquias y comunidades prestan una especial atención a personas impedidas o carentes de salud. Los cristianos no podemos olvidar esta realidad, que afecta de forma radical a tantos de nuestros hermanos; más bien al contrario, nuestra fe nos impulsa a una constante preocupación por aquellos que tienen grandes dificultades, a imagen y siguiendo la actitud manifestada por el Señor hacia los enfermos que se cruzaban en su camino, curando dolencias y enfermedades para dar a conocer su Reino. El año pasado, participé por primera vez como Obispo de esta diócesis, en la peregrinación a Lourdes. He de manifestar con sinceridad que no tengo más que palabras de elogio y reconocimiento para todos los asistentes. La actitud mostrada por todos hacia los enfermos; la disposición ante los actos religiosos, el rigor ante el horario y la colaboración entusias ta ante cualquier circunstancia. En fin, un regalo de Dios para mí, que pongo a vuestra consideración para solicitar la participación de todos. Comprenderéis ahora la afirmación anterior hablando de la obligación de este obispo.

† Salvador Giménez Valls

Obispo de Lleida

Mons. Salvador Giménez Valls
Acerca de Mons. Salvador Giménez Valls 215 Articles
Mons. D. Salvador Giménez Valls nace el 31 de mayo de 1948 en Muro de Alcoy, provincia de Alicante y archidiócesis de Valencia. En 1960 ingresó en el Seminario Metropolitano de Valencia para cursar los estudios eclesiásticos. Es Bachiller en Teología por la Universidad Pontificia de Salamanca. Fue ordenado sacerdote el 9 de junio de 1973. Es licenciado en Filosofía y Letras, con especialización en Historia, por la Universidad Literaria de Valencia. CARGOS PASTORALES Inició su ministerio sacerdotal como párroco de Santiago Apóstol de Alborache, de 1973 a 1977, cuando fue nombrado director del Colegio “Claret” en Xátiva, cargo que desarrolló hasta 1980. Este año fue nombrado Rector del Seminario Menor, en Moncada, donde permaneció hasta 1982. Desde 1982 hasta 1989 fue Jefe de Estudios de la Escuela Universitaria de Magisterio “Edetania”. Desde 1989 a 1996 fue párroco de San Mauro y San Francisco en Alcoy (Alicante) y Arcipreste del Arciprestazgo Virgen de los Lirios y San Jorge en Alcoy (Alicante) entre 1993 y 1996. Desde este último año y hasta su nombramiento episcopal fue Vicario Episcopal de la Vicaría II Valencia Centro y Suroeste. Además, entre 1987 y 1989, fue director de la Sección de Enseñanza Religiosa, dentro del Secretariado de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de la CEE, y fue miembro del Colegio de Consultores entre 1994 y 2001. El 11 de mayo de 2005 se hacía público su nombramiento como obispo auxiliar de Valencia. Recibió la ordenación episcopal el 2 de julio del mismo año. Fue administrador diocesano de Menorca del 21 de septiembre de 2008 hasta el 21 de mayo de 2009, fecha en la que fue nombrado obispo de esta sede. Tomó posesión el 11 de julio del mismo año. El 28 de julio de 2015 se hacía público su nombramiento como obispo de Lleida. OTROS DATOS DE INTERÉS En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social desde 2014. También ha sido miembro de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de 2005 a 2014.