Centro de Orientación Familiar, la ayuda diocesana a los problemas personales de la familia

En Zamora el Centro de Orientación Familiar (COF) es un organismo diocesano que depende de la Delegación para la Familia y Defensa de la Vida, al frente de la cual se encuentra el sacerdote Florencio Gago. El objetivo general del Centro es atender, ayudar y promocionar a la pareja y a la familia en todas sus facetas.

Una de las áreas más importantes del COF es la atención en el duelo. El Centro de Escucha “San Camilo” es el espacio en el que se acompaña a las personas que buscan ayuda para elaborar el duelo tras el fallecimiento de un ser querido.

La psicóloga Sara Castro es la persona que coordina el COF y cuenta con un equipo de voluntariado de unas 12 personas, entre las que se encuentran profesionales de la Psicología, Trabajo Social, Abogacía, Teología, etc., y también amas de casa y madres de familia.

¿Cuáles son los principales servicios del Centro de Orientación Familiar?

En el COF atendemos principalmente a familias con dificultades en las relaciones padres-hijos, a parejas en crisis o con conflictos sin resolver y también de forma individual a personas que presentan algún problema concreto en su vida. Otro de los servicios más importantes es el de atención al duelo. El Centro de Escucha “San Camilo” es el lugar donde acompañamos a las personas que atraviesan un duelo. Aquí les escuchamos y orientamos en el duro proceso de aprender a vivir sin esa persona que ha fallecido. Y también hacemos lo que llamo “rescates”.

¿A qué se refiere con “rescate”?

Tiene que ver con la llegada de un embarazo inesperado. La mujer puede buscar en el COF información y asesoramiento para seguir adelante o tal vez para abortar. Nosotros siempre escuchamos a la embarazada para que se sienta comprendida y no juzgada, y a partir de ahí intentamos ayudarla para que sea consciente del ser humano que tiene en sus entrañas, de las consecuencias reales que supondría un aborto y además la orientamos con todo tipo de ayudas sociales o económicas que existen para seguir adelante con el embarazo. En estos casos, a veces se trabaja únicamente con la mujer, otras con la mujer y su pareja, y también se da el caso de trabajar con la familia de la mujer.

En el COF habéis ayudado a que un buen número de mujeres continúen con su embarazo. ¿Qué significa esta decisión para la mujer?

Es una gran satisfacción cuando ocurre. A veces vienen mujeres o chicas que sí quieren tener a su hijo, pero necesitan que hablemos con su familia porque no apoyan esa decisión. Otras quieren informarse sobre temas más prácticos: ayudas sociales, económicas, etc. Otras llegan pidiendo ayuda para ser “buenas madres” porque consideran que no están capacitadas. Y también algunas mujeres vienen aquí con la intención clara de abortar y finalmente cambian radicalmente de idea. Por tanto, son muchas las que a pesar de las dificultades iniciales consiguen dar el paso de llegar hasta el final de su embarazo.

¿Qué hace cambiar de opinión a una mujer que a priori quiere abortar?

El sentirse escuchadas y comprendidas. Cuando alguien se siente comprendido es capaz de reflexionar mejor. Tengamos en cuenta que el embarazo en una mujer dispara las hormonas e impide pensar con claridad, pero si además el embarazo sucede en un clima de dificultad, empeora aún más la situación. Si hablas y te desahogas eres más libre de tomar la decisión que realmente querías y que antes eras incapaz de ver. También cambian muchas decisiones cuando a la mujer se le hace una primera ecografía y se da cuenta de que ese “puntito” tiene corazón y late… de que, aunque es muy pequeñito, tiene vida.

¿Cuáles son las principales consultas que se atienden en el COF? 

Personas en duelo y familias desestructuradas. En cuanto a las familias, hemos observado el último año un incremento de las consultas por violencia en el hogar entre los progenitores (padre o madre) y los hijos.

¿Han aumentado los casos por bullying?

El bullying siempre ha existido. Ahora se está intentando sensibilizar sobre el asunto y eso permite, quizás, ser más conscientes de la necesidad de pedir ayuda para enfrentarse a ello. En estos momentos parece que se está haciendo algo para acabar con este problema, pero aún hay mucho por hacer.

Además, el COF presta otros servicios y desarrolla más actividades significativas a lo largo del año. Existe un apartado de formación de voluntarios y de agentes de Pastoral Familiar, y en este contexto se ha puesto en marcha la Escuela de Padres donde se tratan algunos asuntos que preocupan en la actualidad a los padres en relación a la educación de sus hijos. El duelo es un tema que se trata de forma intensa a lo largo del año con la celebración de las Jornadas del Duelo. Por último, el COF también se acerca a los centros educativos para informar y sensibilizar a los adolescentes.

De ayudada a ayudante

Covadonga Cambre es voluntaria desde inicios de este curso en el Centro de Orientación Familiar. Ella, como tantas otras personas, pasó por el Centro de Escucha “San Camilo” para elaborar el duelo por la muerte de su madre. Fueron dos años difíciles, días en los que Cova vivía “como un zombi”, jornadas de trabajo en las que “no sabía lo que hacía”, noches muy largas… Pero una vez más se puso en pie. Covadonga reconoce que el Centro de Escucha fue su tabla de salvación. “Primero hice unas sesiones individuales con la psicóloga y después formé parte de un grupo de duelo. Allí hice piña con los compañeros. Nos unía el dolor por la muerte de un ser querido”, señala.

Cova dice que “echar fuera” todo lo que sentía le sirvió para asumir y aprender a convivir con la ausencia de su madre. Sabe que su duelo fue complicado por su especial relación con ella. Pero hoy, orgullosa, quiere dar a otras personas lo que ella recibió. No sabe cómo “pagar” tanto bien que le hizo el Centro de Escucha. Por eso, en estos meses recibe formación en el COF con intención de acoger y acompañar, voluntariamente, a las personas que acudan a él. No le importa reconocer que perdió la fe, pero ahora dice en voz alta que el Señor siempre la ha acompañado. Lo único que le preocupa actualmente es “ayudar a los demás”. ¡Gracias, Cova!

Destinatarios del COF

– Parejas con crisis conyugales.

– Familias con conflictos con las familias de origen de los cónyuges.

– Personas con dificultades de conciliación entre la vida laboral y la familiar.

– Familias con crisis evolutivas. – Familias en situaciones de exclusión social.

– Familias donde existe riesgo de desprotección, desamparo o maltrato.

– Familias con menores en situación de crisis o conflictos diversos.

– Familias monoparentales. – Familias reconstituidas con dificultades de reajuste.

– Familias con presencia de algún miembro en situación especial: discapacidad, enfermedad física o mental, alcoholismo, ludopatía, violencia, cárcel, etc.

– Familias de minorías étnicas.

– Personas con conflictos originados por su situación familiar.

– Familias o personas en crisis ante la llegada de un embarazo no deseado.

– Personas que atraviesan un duelo traumático o difícil.

COF Teléfono: 980 511 065 Correo electrónico:  [email protected]

(Viky Esteban – Diócesis de Zamora)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39187 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).